¿Por qué no debes dejar que un perro te lama la cara?

Hay a quien le gusta y a quien no, pero no es cuestión de disgusto. Hacer que un perro lama puede ser más peligroso de lo que pensamos, especialmente si es en la cara.

Muchas personas acostumbradas a recibir cálidos besos de sus mascotas no saben que, aunque la mayoría de las veces este juego no trae grandes consecuencias, hay casos en los que es muy peligroso dejar que el perro nos lama la cara, especialmente la boca y la nariz.

Eso es porque la boca de un perro está llena de bacterias que tienen el potencial de causar infecciones peligrosas.

Un caso de estudio

La historia de una anciana del Reino Unido se documentó en un artículo publicado en BMJ Case Report . Después de tener una conversación telefónica confusa con un pariente, decidió llamar a la ambulancia porque no se sentía bien. Pero cuando llegaron los paramédicos, la mujer estaba desmayada, inconsciente.

Más tarde, en el hospital, se descubrió que había desarrollado una infección provocada por una bacteria llamada Capnocytophaga canimorsus , que suele proliferar en la boca de perros y gatos.

El beso de la muerte

El “beso de la muerte” fue gracias a la saliva de su perro, un galgo italiano, del que probablemente la paciente recibió muchos lametones húmedos de saliva.

La mujer no mostró signos de rascarse o morderse, pero informó que su perro la acariciaba con frecuencia, incluso lamiéndole la cara. Además de la confusión mental que sentía, la mujer también informó de un fuerte dolor de cabeza desde la noche anterior al episodio.

Tras una mejora inicial, el estado de la mujer empeoró y, además del dolor de cabeza, aparecieron nuevos síntomas de la infección, como diarrea, fiebre alta e insuficiencia renal. Sumado a la reducida función hepática e insuficiencia respiratoria que requirió ingreso a cuidados intensivos, donde se detectó una septicemia severa provocada por Capnocytophaga canimorsus .

La septicemia es una complicación a menudo fatal que ocurre cuando las bacterias se propagan por todo el cuerpo y causan una infección generalizada.

El caso muestra que las infecciones graves pueden ocurrir sin necesidad de rascarse o morderse, y que los ancianos corren un mayor riesgo debido a la disfunción inmunológica relacionada con la edad. Sin embargo, la mujer del caso descrito, a pesar de tener aproximadamente 70 años, tenía un sistema inmunológico relativamente bueno y no tenía condiciones de salud subyacentes.

Gracias a su fuerza, la mujer sobrevivió después de pasar dos semanas en la UCI hasta que la infección se eliminó con antibióticos.

¿Cuáles son los riesgos de dejar que el perro te lama la cara?

Aunque el riesgo de infección bacteriana por Capnocytophaga  es bajo, si lo hay, puede generar complicaciones graves en personas inmunodeprimidas, en personas que beben en exceso, que se han sometido a una extirpación del bazo y/o en pacientes tratados con quimioterapia.

Este tipo de infección puede causar ataques cardíacos, insuficiencia renal y gangrena.

Muy ocasionalmente, también existe el riesgo de amputación de dedos de manos y pies o incluso extremidades debido a una infección.

Alrededor de tres de cada diez personas que desarrollan una infección grave por Capnocytophaga mueren.

El caso no es para alarmar a la gente con miedo, sino para que tengamos un mínimo de cuidado, al fin y al cabo, no solo los animales nos pueden transmitir enfermedades, sino que también nosotros les podemos transmitir enfermedades a ellos.

Por Daia Florios. Artículo en portugués