Zapatillas de goma de mascar
Basura Residuos Reciclado TEMAS

Así son las zapatillas hechas de chicle reciclado de la calle

El proyecto usa alrededor de 2.2 libras (un kilogramo) de chicle por cada cuatro pares de zapatos

Masticar chicle es algo así como un pasatiempo universal, pero la consecuencia es a menudo la cantidad de chicle que queda en las calles cuando la gente lo escupe. Para reducir el desperdicio y la basura, la organización de mercadeo de la ciudad Iamsterdam, el diseñador Explicit Wear y la empresa de sostenibilidad Gumdrop han colaborado para diseñar un zapato de la goma reciclada.

Llamada Gumshoe, la suela del zapato está hecha de compuestos reciclables (conocidos como Gum-Tec) producidos por Gumdrop, y esos compuestos están compuestos por un 20 por ciento de goma.

“Descubrimos que la goma está hecha de caucho sintético. Y al desglosar estas propiedades, pudimos crear un nuevo tipo de caucho ”, dice Anna Bullus, directora gerente y diseñadora de Gumdrop.

Zapatillas de chicle reciclado
Deje aquí su chicle

Según el proyecto, aproximadamente 3.3 millones de libras de chicle llegan a las aceras de Amsterdam cada año, y eso le cuesta a la ciudad millones de dólares para limpiar. El proyecto usa alrededor de 2.2 libras (1 kg) de chicle por cada cuatro pares de zapatos.


El chicle reciclado que se usó fue raspado de las calles de Amsterdam. Los compuestos Gum-Tec se forman como gránulos y luego se moldean en la suela del zapato, que también presenta un mapa de la ciudad. «Comenzamos a buscar una manera de sensibilizar a la gente sobre este problema […] Fue entonces cuando la idea comenzó a crear un producto que la gente realmente quiere de algo que a nadie le importa», dijo un portavoz de la colaboración, Jonathan Van Loon.

Van Loon dice que los compuestos son tan fuertes como el caucho normal e incluso huelen a goma, menos toda la pegajosidad.

Zapatillas de goma de mascar
Foto: Gumshoe

El proyecto Gumshoe dice que es el primer par de zapatillas de deporte del mundo hechas de goma. Además de la suela, el resto del zapato está hecho de cuero. Los colaboradores también están buscando permitir que los clientes puedan reciclar y reemplazar la suela cuando lo necesiten (por una tarifa).

Los creadores quieren expandir el proyecto a otras ciudades importantes, y quieren introducir una forma más fácil y sostenible para que las personas se deshagan de su chicle.

Los zapatos están disponibles en rosa chicle o negro y rojo.


Artículo en inglés

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Contamos con el apoyo de

Ecosuitcaves

Puedes apoyar nuestro trabajo