Cambio Climático

No es simplemente otro tema más de actualidad. Es, indiscutiblemente, el tema central. Existe un acuerdo muy amplio dentro de la comunidad científica internacional en que si no se realiza un cambio drástico del uso de energías fósiles al uso de energía limpia y renovable, estamos destinados a un futuro verdaderamente apocalíptico.

Por Ted Glick

No es simplemente otro tema más de actualidad. Es, indiscutiblemente, el tema central. Existe un acuerdo muy amplio dentro de la comunidad científica internacional en que si no se realiza un cambio drástico del uso de energías fósiles al uso de energía limpia y renovable, estamos destinados a un futuro verdaderamente apocalíptico.

Llevo en el movimiento medioambiental desde el primer Día de la Tierra (Earth Day) en 1970, al que acudí cuando vivía en Filadelfia (Pennsylvania). Durante muchos años he seguido las noticias y he leído artículos sobre los peligros del calentamiento global. En 2002 durante mi campaña electoral para el Senado con el Partido Verde de los EE.UU. (Green Party USA), este fue uno de los temas clave. Entre otras cosas, distribuimos más de 100.000 panfletos que principalmente ponían en relieve esta posición: Avanzar hacia la independencia energética. Poner marcha atrás al calentamiento global y crear puestos de trabajo a través de un programa de urgencia para conseguir energía solar, eólica y de otras fuentes renovables.


Pero la verdad es que mientras he estado haciendo lo que he podido dentro de mis responsabilidades políticas y personales, lo he considerado como uno más de un número de temas fundamentales como el racismo, la explotación corporativa, el sexismo, la guerra, la seguridad social, los derechos de los trabajadores, etc… No he sentido que necesitará una prioridad especial.

Sin embargo, esto ha cambiado al comienzo de este año. Mi principal propósito para el año nuevo es involucrarme más directamente en ayudar a crear un movimiento activista masivo tan pronto como sea posible para combatir el cambio climático, o mejor dicho, la irrupción catastrófica en el clima.

No es simplemente otro tema más de actualidad. Es, indiscutiblemente, el tema central. Existe un acuerdo muy amplio dentro de la comunidad científica internacional en que si no se realiza un cambio drástico del uso de energías fósiles al uso de energía limpia y renovable, estamos destinados a un futuro verdaderamente apocalíptico. Entre las consecuencias probables:

– El Centro Hadley, un importante laboratorio de investigación climática en Gran Bretaña declaró recientemente que "para el 2040 la mayoría de los bosques del mundo comenzarán a morir" [1] – La casi desaparición del hielo marino del Ártico "La capa es casi un 40% más delgada que hace 40 años." [2]. "El cambio climático probablemente agravará la pobreza y el hambre por todo el mundo… la gente que depende mayoritariamente de la agricultura, ganadería, pesca o silvicultura verán sus recursos destruidos." [3] – Veremos olas de calor peores a las del verano pasado en Europa, que mató a 35.000 personas. – Los huracanes, tornados y otras tormentas violentas serán más frecuentes y devastadoras. En mayo del 2003 hubo 562 tornados en EEUU, superando en 163 al anterior record mensual de 399 en 1992.- "Ayer se revelaron los resultados de un destacado estudio que mostraba que más de un millón de especies se extinguirán durante los próximos 50 años como resultado del calentamiento global." [4] – Nuevas investigaciones realizadas en Australia sugieren que la cantidad de agua que llega a los ríos bajará cuatro veces más rápido que el porcentaje de reducción de precipitaciones en zonas secas. Esto, junto con la desaparición de los glaciares, presagia el fin de la agricultura de regadío." – La desaparición de los glaciares y del hielo ártico puede ocasionar una detención de la Corriente del Golfo "que baña al Reino Unido y al noroeste de Europa con agua templada que viene del Caribe." [6]. Y como la Corriente del Golfo es el motor que impulsa lo que se da en llamar "The Great Ocean Conveyor… una corriente serpenteante de agua arremolinada y que fluye por los océanos de todo el mundo." [7] "existe la posibilidad de que un trastorno en las corrientes Atlánticas pueda tener implicaciones más allá de un enfriamiento del Reino Unido y del noroeste de Europa, quizá genere cambios climáticos dramáticos por todo el planeta." [8] Esto es mucho más que "otro asunto importante". Es difícil de describir a no ser como el asunto clave de nuestros días. ¿Qué puede ser más básico que la supervivencia de la vida en el planeta tal y como hoy la conocemos?

No podremos cambiar un mundo de desigualdad, racismo, guerra y pobreza por un mundo de igualdad social y económica si nosotros, activistas pro-justicia – TODOS nosotros, no solo aquellos que forman parte de movimientos medioambientales- no hacemos de ello un asunto prioritario y construimos un poderoso movimiento, visible, con una amplia base y unificado en EEUU que haga que los gobernantes y sus partidos tengan que responder ante este asunto. 2004 es el año para hacerlo. Una campaña como ésta es innata para aquellos de nosotros que entendemos la estrecha relación entre la corte de Bush y las compañías petroleras y del carbón y que estamos trabajando para atraer en noviembre un numeroso y amplio voto para la democracia, la paz y la justicia.


La población americana está con nosotros. "Una encuesta realizada en 1999 mostró que el 62% del público prefería las energías renovables a las fuentes convencionales… El Club Sierra mostró en una encuesta similar que el 80% apoyaba el cambio [9]. Necesitamos una campaña de urgencia, multi-táctica y sofisticada para salvar la vida en la tierra, una que incluya desde hacer campaña puerta por puerta, anuncios a página entera en los principales periódicos hasta una gran marcha en Washington para presionar a los congresistas, incluso con sentadas no violentas en sus oficinas si fuera necesario. Esta campaña podría comenzar transformando la opinión pública en leyes concretas para transferir nuestros impuestos de la subvención al petróleo, carbón y energía nuclear a un programa de urgencia para dirigirnos rápidamente al uso de fuentes de energía limpia y renovable y a ahorrar energía acondicionando adecuadamente nuestras casas y edificios.

Es también un programa de creación de empleo a gran escala. Proporciona un serio debate contra la política de guerra y expansión del imperio con el objetivo de controlar el petróleo de Oriente Medio.

Es un programa "anti-terrorismo" porque nos puede llevar hacia la independencia energética y salir de Oriente Medio. Puede ayudar a sentar las bases para un plan internacional de transferencia de energía limpia a países pobres. "Virtualmente a todos los países en desarrollo les gustaría empezar a producir energía solar; prácticamente ninguno puede costearlo. Podrían obtenerse unos fondos [de $300 billones anuales] de la implantación de un pequeño impuesto sobre las transacciones de divisas internacionales, que suponen un total de $1,5 trillones diarios. Un impuesto de un cuarto de penique por dólar en esas transacciones produciría unos $300 billones al año para construir parques eólicos en la India, centrales solares en El Salvador, fábricas de celdas de combustible en Sudáfrica y grandes granjas de hidrógeno impulsadas por energía solar en Oriente Medio". [10]

Quizá el Día de la Tierra el próximo abril pueda convertirse en la plataforma pública de lanzamiento de esta campaña en vez de una oportunidad para que las corporaciones contaminantes "se traguen la crisis ecológica y la vomiten como una oportunidad para las relaciones públicas" según el activista medioambiental de Vermont, Doyle Canning.

Tenemos que actuar como si la posibilidad de que un futuro decente para nuestros hijos y sus descendientes dependa de lo que hagamos este año y los próximos. Porque realmente sí depende de ello.

* Ted Glick es el Coordinador Nacional de la Red de Políticas Progresistas Independientes, aunque estas ideas son únicamente suyas.

Traducido por Eva Calleja y revisado por Alfred Sola

Notas al pie
1 Ross Gelbspan, interviewed in the February, 2003 Z Magazine [regresar] 2 Bill McKibben, "Some Like It Hot" in the July 5, 2001 N.Y. Review of Books [regresar] 3 The United Nations Environment Programme [regresar] 4 Steve Connor, "U.S. Climate Policy Bigger Threat to World Than Terrorism", January 9, 2004 The Independent [regresar] 5 George Monbiot, "With Eyes Wide Shut", in the August 12, 2003 Guardian. [regresar] 6 Bill McGuire, "Will Global Warming Trigger a New Ice Age?", November 13, 2003 The Guardian [regresar] 7 Brad Lemley, "The New Ice Age" September, 2002 Discover [regresar] 8 Bill McGuire, "Will Global Warming Trigger a New Ice Age?" November 13, 2003, The Guardian. [regresar] 9 Sidney J. Gluck, "The Necessity for a New Energy Policy" [regresar] 10 Ross Gelbspan, "Rewiring The World´s Energy", December 21, 2003 The Boston Globe. [regresar] Título original: Global warming
Autor: Ted Glick
Origen: ZNet Commentaries, 13-1-2004

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Llamamiento

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Artículos relacionados



Páginas Amigas