Cambio Climático

Declaración de FARO sobre Cambio Climático

Nosotros/as, verdes del mediterráneo, reconocemos la necesidad de una cooperación internacional intensa para enfrentarse a los serios desafíos del cambio climático. Hasta ahora muy poco se ha hecho para reducir las emisiones de CO2 y otros gases del efecto invernadero que son las causas de uno de las amenazas más graves a que se enfrenta la humanidad hoy. 1.Es la hora de actuar

Por Los Verdes-Izquierda Verde

Nosotros/as, verdes del mediterráneo, reconocemos la necesidad de una cooperación internacional intensa para enfrentarse a los serios desafíos del cambio climático. Hasta ahora muy poco se ha hecho para reducir las emisiones de CO2 y otros gases del efecto invernadero que son las causas de uno de las amenazas más graves a que se enfrenta la humanidad hoy. 1.Es la hora de actuar

Acogemos con satisfacción el acuerdo alcanzado en el COP6 en Bonn como un primer paso importante en la larga lucha hacia una respuesta global eficaz al cambio climático. Después de la reciente finalización del acuerdo en la reunión de COP7 en Maraquesh, pedimos la rápida ratificación del Protocolo de Kioto para asegurar su entrada en vigor durante el 2002.

Lamentamos el hecho de que no exista ningún foro específico en la región mediterránea sobre el cambio climático y que el proceso Euro-Med de Barcelona no haya abordado esta cuestión dentro de su pilar ambiental.

Esperamos que los asuntos de cambio climático sean planteados específicamente durante la presidencia española dentro del contexto de un relanzamiento del Proceso de Barcelona. Tomamos nota del lento ritmo de la introducción de políticas climáticas en la región y denunciamos el hecho que muchos países mediterráneos demuestran una preocupante carencia de voluntad política para aplicar medidas concretas para la reducción de la emisión de gases del efecto invernadero.

2. Ya se ven los efectos del cambio climático en la región mediterránea
Nosotros/as, Verdes del Mediterráneo, queremos expresar nuestra preocupación sobre el rápido incremento de las emisiones de CO2 en los países mediterráneos. Incluso los muy modestos objetivos marcados para nuestros países dentro del reparto de la UE ya han sido superados. Debería estar claro que si no se emprenden una actuaciones radicales, varios países mediterráneos, entre ellos España, no podrán cumplir con sus compromisos establecidos por el Protocolo de Kioto.

Ya se notan las consecuencias de cambio climático en el Mediterráneo, con el aumento de temperaturas, subidas del nivel del mar y más acontecimientos climáticos dramáticos, como sequías, lluvias torrenciales e inundaciones.

Esta situación es especialmente grave dada la extrema vulnerabilidad de los ecosistemas mediterráneos debida a la baja tasa de renovación del suelo y del agua en gran parte de la región. Esta fragilidad es aun más pronunciada en muchas islas del mediterráneo.

Esto resulta en los siguientes problemas:

Los procesos de desertificación y erosión.

La escasez de recursos hídricos debida a la deforestación, la sobre-explotación de acuíferos y un declive en la calidad del agua.

Una general pérdida de biodiversidad en las zonas húmedas costeras, bosques y zonas

Nosotros/as consideramos que estos cambios ambientales tienen importantes consecuencias negativas sobre el bienestar social, sanitario y económico de los pueblos del mediterráneo. Esta situación se empeora por la alta concentración de urbanización y una explotación intensa de recursos naturales por todo el densamente poblado litoral del mediterráneo.

3. Se exige una reacción audaz para enfrentarse al cambio climático en los países del mediterráneo.
Los Verdes de Mediterráneo estamos convencido/as que el "ser o no ser" la política de sostenibilidad se encuentra en la forma en que enfrentamos al cambio climático. Consideramos al cambio climático como un problema transversal que tiene repercusiones en todas las actividades humanas. Entonces, el cambio climático debería ser integrado en todo tipo de políticas. Esto no sólo implica el formidable desafío de tratar sus causas sino, también, de aprender a gestionar los riesgos provocados por los impactos del cambio climático que ya se hacen visibles..

Nosotros/as, Verdes del mediterráneo, hacemos una llamada urgente a favor de acción climática en muchas frentes.

Energía

Un incremento radical en la utilización de las energías renovables existentes, ya que es más fácil porque la región mediterránea es especialmente rica en las fuentes de energía solar y eólica.

La introducción de medidas ambiciosas de eficiencia y ahorro de energía en todos los ámbitos (industria, casas, comercio, servicios públicos).

La progresiva eliminación del uso de energía nuclear. La energía nuclear no sólo no es la respuesta al problema de cambio climático sino, además, crean nuevos peligros irresolubles.

Transporte

La mejora y la intensificación del transporte público dentro y entre ciudades, asegurando que se mantenga una red de transporte descentralizada y densa que beneficia a ciudades pequeñas y comunidades rurales.

Los fondos estructurales de la U.E. deberían ser dirigidos hacía proyectos que benefician a la mayoría de la población y el medio ambiente y no solamente hacía más autovías y a unas pocas grandes inversiones caras y elitistas.

Hay que revertir la tendencia que está aumentando la desventaja comparativa de relativamente altos precios de transporte público comparada con unos precios bajos de la gasolina.

La introducción de incentivos fiscales para coches de alta eficiencia que utilizan nuevas tecnologías
más limpias que ya existen.

La promoción del uso de combustibles limpios en el transporte público.

Planificación urbanística

La promoción y protección de ciudades compactas, reconociendo la contribución positiva de las ciudades tradicionales del mediterráneo que son ejemplos de culturas urbanas que valoran la proximidad, la mezcla de actividades y la riqueza de legados culturales locales.

La introducción de propuestas concretas, como la instalación obligatoria de paneles solares en nuevas viviendas y en obras de rehabilitación, reglamentos para fomentar los diseños bio-climáticos en edificios y paisajes, ordenanzas que promocionan la reutilización de agua pluvial por medio de cisternas o normas técnicas locales para asegurar la eficiencia energética en alumbrado, calefacción y aire acondicionado..

La promoción de la movilidad ciclista y peatonal por medio de la amplia promoción de carriles ciclistas y zonas peatonales en zonas urbanas con tráfico denso.

La introducción de criterios socialmente progresivo en el precio del agua para reducir el consumo.

Turismo

El desarrollo de formas alternativas de turismo ambientalmente "ligero" que debería ser respaldado
por fondos de la U.E.

Comenzar a internalizar los costes ambientales del turismo de masas que es muy intensivo en su
consumo de recursos escasos en la región mediterránea.

Establecer estrictas condiciones ambientales para limitar la apertura de nuevos campos de golf. Ningún nuevo campo de golf debería ser permitido en las islas pequeñas.

El volumen de crecimiento del turismo debería ser restringido en zonas con escasez de recursos
hídricos o energéticos.

Agricultura

Las redes de regadío deberían ser modernizadas con nuevas tecnologías para reducir las pérdidas de agua.

Cosechas de bajo consumo de agua deberían ser fomentadas para adaptar las variedades productivas al clima y suelo.

Mega-proyectos de trasvases de ríos y grandes embalses, como el Plan Hidrológico Nacional español, deberían ser rechazados porque no tienen en cuenta los efectos del cambio climático sobre ecosistemas hídricos y se basan en una estrategia de aumentar la oferta en lugar de moderar la demanda.

Los subsidios de la Unión Europea deberían dar preferencia a cultivos que son menos intensivos en
su consumo de agua y combustibles fósiles. La agricultura tradicional del mediterráneo debería recibir más apoyo en el contexto de una reforma radical de la Política Agraria Común de la U.E..

Los costes reales del agua deberían ser incorporados al precio de agua y al mismo tiempo criterios sociales deberían ser adoptados para la protección del pequeño/a agricultor/a.

La agricultura ecológica necesita un apoyo fuerte porque es más eficiente en su consumo de energía
y agua.

Los biocombustibles deberían ser fomentados sin crear grandes monocultivos ni erosionar la biodiversidad.

CONCLUSIÓN: UNA LLAMADA A COMPROMISOS NACIONALES E INTERNACIONALES

Como Verdes de todo el mediterráneo pedimos la ratificación del Protocolo de Kioto antes de la conferencia Río +10 en septiembre de 2002..

Nosotros/as, Verdes del Mediterráneo, hacemos una llamada a favor la inclusión de una fuerte dimensión climática en el proceso Euro-Med.

Apoyamos el desarrollo de planes ambiciosos y creíbles de acción climática a nivel local y estatal con la activa participación de la población.

Nosotras/os, Verdes del Mediterráneo, estamos convencidas/os que nuestra antigua civilización mediterránea puede ser la base de una nueva urbanidad ecológica que será necesaria en nuestra lucha exitosa frente al cambio climático

Federación Europea de Partidos Verdes La Red Verde del Mediterráneo
Los Verdes-Izquierda Verde
verdes.izquierdaverde@nodo50.org

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos