Cambio Climático

Se necesita una acción drástica para combatir el Cambio Climático ahora -y este es el plan

La evidencia económica presentada por Nicholas Stern en su informe debería haber acelerado la toma de medidas drásticas, incluso antes de haber terminado su lectura. Parece que ha demostrado lo que muchos ya sospechábamos: que nos costará menos prevenir que el cambio climático se escape de nuestro control, que intentar vivir con él.

Por George Monbiot

La evidencia económica presentada por Nicholas Stern en su informe debería haber acelerado la toma de medidas drásticas, incluso antes de haber terminado su lectura. Parece que ha demostrado lo que muchos ya sospechábamos: que nos costará menos prevenir que el cambio climático se escape de nuestro control, que intentar vivir con él.

El Gobierno debe ir más lejos, y mucho más rápido, en su respuesta a la cuestión moral del siglo XXI

La evidencia económica presentada por Nicholas Stern en su informe debería haber acelerado la toma de medidas drásticas, incluso antes de haber terminado su lectura. Parece que ha demostrado lo que muchos ya sospechábamos: que nos costará menos prevenir que el cambio climático se escape de nuestro control, que intentar vivir con él. Sus indicaciones son muy útiles, pero espero que el debate no se centre en el tema económico. El coste más importante del cambio climático debe ser medido en vidas y no en libras. Como Stern nos recordó ayer, sería un imperativo moral la prevención de muertes masivas aunque el planteamiento económico no se presentara.


Pero al menos casi todos están de acuerdo en que debemos tomar medidas ahora, aunque no en el ritmo necesario. Si queremos tener una posibilidad alta de prevenir que la temperatura global aumente mas de 2º C sobre los niveles preindustriales, para el año 2030 necesitamos una reducción del 90% en emisiones de gases productores del efecto invernadero en las naciones ricas. La mayor parte de esta reducción debe producirse al principio de este periodo. Para ver por que, imaginemos dos gráficos, con el tiempo en el eje horizontal y el índice de las emisiones trazada verticalmente; en un gráfico la línea cae como un salto de esquí: una gota escarpada seguida por una cola estrecha. En el otro cae como la trayectoria de una bala. El área debajo de cada línea representa el volumen total de gases de efecto invernadero correspondiente a cada periodo. Ambas caen en el mismo punto en la misma fecha, pero se han producido mucho mas gases en el segundo caso, lo que aumenta la probabilidad de que los efectos del cambio climático queden fuera de control.
Entonces, ¿cómo lo hacemos sin que acabemos con la civilización? Aquí presento un plan de medidas drásticas, pero asumibles, que el Gobierno podría acometer. Van mucho más allá que las propuestas discutidas ayer por Tony Blair y Gordon Brown, pues esto es lo que la ciencia demanda.

1. Fijar un objetivo de reducción de gases de efecto invernadero basado en los últimos datos científicos. El gobierno esta usando datos anticuados (60% reducción para el año 2050). Ni siquiera la reducción del 3% anual propuesto al principio del debate es suficiente. Tiempo de realización: inmediatamente.

2. Usar ese objetivo para fijar un límite anual de carbono, esta es la línea que describe la trayectoria del salto de esquí. Después, usar el límite para fijar una cuota personal. A cada ciudadano se le asigna una cuota gratuita de dióxido de carbono. La usará para comprar gas y electricidad, gasolina, billetes de tren y de avión. Si se le acaba, debe comprarla a ciudadanos que usen menos de su cuota. Esto suma más o menos un 40% del dióxido de carbono que producimos. El restante es vendido públicamente a las empresas. Este sistema es más sencillo y justo que los impuestos ecológicos y que el comercio de emisiones de la UE, pero además incentivará a la gente para demandar tecnologías poco contaminantes. Tiempo de realización: implementado completamente para enero de 2009.

3. Introducir una serie de medidas regulatorias de la edificación, con tres objetivos: A. Imposición de medidas estrictas en la eficiencia energética en todas las reformas importantes (las que cuesten mas de 3.000 libras) Tiempo de realización: junio de 2007. B. Obligar a los propietarios a que sus propiedades sean eficientes energéticamente, según los estándares establecidos, para poder alquilarlas. Tiempo de realización: todos los alquileres desde enero de 2008. C. Asegurar que todas las viviendas nuevas del Reino Unido se construyan según el estándar alemán Passivhaus (no requiere sistema de calefacción). Tiempo de realización: aplicable desde el año 2012.


4. Prohibir la venta de lámparas incandescentes, calentadores exteriores, luces de jardines y otras tecnologías ineficientes e innecesarias, introducir un rígido sistema de impuestos para todos los productos electrónicos vendidos en el Reino Unido, en el que los más ineficientes paguen impuestos muy altos y los más eficientes reciban descuentos en el IVA. Cada año los estándares en cada categoría deben aumentar. Tiempo de realización: implementado totalmente en noviembre de 2007.

5. Reasignar el dinero presupuestado para los nuevos mísiles nucleares hacia una gran inversión en la generación y distribución de energía. En particular hay dos planes que requieren apoyo gubernamental para hacerlos económicamente viables: campos eólicos gigantes situados mar adentro y conectados a la red eléctrica con cables de corriente directa de alto voltaje e instalación de una red de tuberías de hidrógeno que reemplace la red del gas natural como transporte principal del combustible para la calefacción de las viviendas. Tiempo de realización: los dos programas comenzarían a finales del 2007 y se completarían en el año 2018.

6. Promover el desarrollo de una red nueva de autocares. Las estaciones situadas en los centros de las ciudades deben cerrarse y trasladarse a cruces de autopistas y/o autovías. Extensión del transporte público urbano hacia las nuevas estaciones. Los autocares viajan en carriles propios y nunca circulan fuera de autopistas y/o autovías.
Así, los viajes en autocar serían tan rápidos como en coche, ahorrando un 90% en emisiones. Se autofinancia a través de la venta del suelo donde se encuentran las estaciones actuales. Tiempo de realización: comienzo en el 2008; completado en el 2020.

7. Obligar a todas las cadenas de gasolineras a proveer baterías eléctricas intercambiables. Esto eliminaría las restricciones de kilometraje de los coches eléctrico: cuando la batería se este descargando, te paras y una grúa saca la batería de tu coche y te coloca una recargada. Las baterías se cargan durante la noche con la energía sobrante de los campos eólicos situados en el mar. Tiempo de realización: completamente operativo en 2011.

8. Abandonar el programa de construcción y ampliación de carreteras, invirtiendo ese dinero en combatir el cambio climático. El gobierno ha asignado 11.400 millones de libras para la expansión de carreteras. Pero solamente asigna 545 millones de libras al año “en políticas encaminadas a combatir el cambio climático”. Tiempo de realización: inmediatamente.

9. Congelar y más tarde reducir la capacidad de los aeropuertos del Reino Unido. Mientras que estos posean una gran capacidad habrá una presión constante para que el Gobierno no ponga restricciones a los vuelos. Necesitamos congelar todos los proyectos de construcción y expansión de aeropuertos e introducir una cuota nacional en los horarios de aterrizajes, reducido a un 90% en 2030. Tiempo de realización: inmediatamente.

10. Legislar el cierre de todos los grandes centros comerciales situados fuera de las ciudades, reemplazándolos por un almacén y un sistema de reparto. Las tiendas usan muchísima electricidad (6 veces más por metro cuadrado que las fábricas, por poner un ejemplo), y las reducciones importantes son difíciles de conseguir: Tesco con sus tecnologías avanzadas para ahorro energético de su tienda de Diss, en Norfolk, solamente ha reducido el consumo un 20%. Los almacenes ofrecen la misma cantidad de productos usando un 5% de energía. Los centros comerciales situados en las afueras obligan al uso del transporte privado. Los vehículos de reparto usan un 70 % menos de combustible. Tiempo de realización: completamente funcional en 2012.

Estos plazos pueden parecer extraordinariamente ambiciosos. Y lo son si los comparamos con el lentísimo ritmo actual de cambio. Pero cuando los EE.UU. entraron en la Segunda Guerra Mundial, la economía se transformó. Los fabricantes de coches empezaron a construir aeronaves y mísiles en un año y vehículos anfibios en 90 días, partiendo de cero. Todo eso ocurrió hace 65 años. Si queremos que esto pase, podemos conseguirlo. Requerirá una intervención económica mayor a la que estamos acostumbrados y la toma de algunas decisiones políticas de emergencia bastante radicales (con poco tiempo para ser discutidas). Pero si pensamos que esto es peor que las muertes masivas, entonces es que algo no funciona en nuestro sistema de valores.

El Cambio Climático no es solo una cuestión moral: es la cuestión moral del siglo XXI. Hay una posición todavía más inmoral que la negación: aceptar que está ocurriendo y que las consecuencias serán catastróficas, pero no tomar las medidas necesarias para impedirlo. www.ecoportal.net

*George Monbiot
Traducción Félix Nieto – Corrección y publicacion: Globalizate Titulo original: Drastic action on climate change is needed now and here’s the plan.The Guardian

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos