Derechos Humanos

Algo Grave está Pasando en Colombia

Hay una verdadera ley mordaza que aplican los medios de comunicación en una forma cada vez más acentuada a la mayoría de las organizaciones obreras, populares y de verdadera oposición. Ignoran las marchas y protestas por el 1 de Mayo o contra el Tratado de Libre Comercio, excluyen todo lo relacionado a la Gran Coalición y a los asesinatos de dirigentes sindicales y populares.

Por Virtin

Hay una verdadera ley mordaza que aplican los medios de comunicación en una forma cada vez más acentuada a la mayoría de las organizaciones obreras, populares y de verdadera oposición. Ignoran las marchas y protestas por el 1 de Mayo o contra el Tratado de Libre Comercio, excluyen todo lo relacionado a la Gran Coalición y a los asesinatos de dirigentes sindicales y populares.

En Colombia es difícil hablar en voz alta sobre lo que esta pasando en el país. No se puede hablar ni siquiera por teléfono y cada vez son menos los espacios en donde se pueda discernir. Solo en los noticieros o la radio o la prensa escrita está permitido hablar de trivialidades.

Hay una verdadera ley mordaza que aplican los medios de comunicación en una forma cada vez más acentuada a la mayoría de las organizaciones obreras, populares y de verdadera oposición. Ignoran las marchas y protestas por el 1 de Mayo o contra el Tratado de Libre Comercio, excluyen todo lo relacionado a la Gran Coalición y a los asesinatos de dirigentes sindicales y populares.

Nada dicen de las listas y pasquines que circulan por todas las ciudades y pueblos de Colombia en donde escriben los nombres de las personas que van a asesinar y que efectivamente asesinan en hechos que quedan en la más absoluta impunidad. En todas las marchas por la paz y contra la guerra, en solidaridad con la Republica Bolivariana de Venezuela, por la defensa de la Universidad Publica y contra el cierre de hospitales, organismos del Estado y civiles que les responden se mezclan con los manifestantes para provocar y producir desmanes como sucedió con la muerte de un joven manifestante el 1 de Mayo en la capital de la Republica, Bogota.

Hay una gran difusión y una gran libertad para aquellos que promuevan el nuevo partido armado por Uribe o el armado partido de Uribe, para los que siguen lanzando loas al Consenso de Washington, a la globalización neoliberal, al TLC y hacen coro junto a Bush, Condolezza Ricce, Noriega, Pastrana y Aznar (leer editorial de El Heraldo del día 7-5-2005) sobre los 100.000 fusiles que el gobierno autónomo y soberano de Chávez destinara a sus Fuerzas Armadas. Las cada vez más desfasadas columnas de Montaner y otros editorialistas de derecha impiden al lector objetivo e imparcial tener acceso a una prensa libre e independiente.

En Barranquilla esta circulando un volante firmado por el M.A.S. Muerte a Sindicalistas a los que acusa de corruptos. Pareciera a simple vista que los sindicalistas son los culpables de la crisis política-económica y moral que vive nuestro país. Si están señalando realmente de corrupción a los sindicalistas porque omiten deliberadamente a los politiqueros y dirigentes gremiales empresariales que han hecho tremendos peculados que el país y la opinión pública conocen y que los medios esconden y protegen.

Están amenazando a los que son solidarios con Cuba y con la Republica Bolivariana de Venezuela, a los que protestan por la invasión a Irak o defienden la causa de Palestina y de todos los pueblos que luchan por su liberación y autodeterminación.

Nuestro presidente, el señor Uribe, tuvo la privilegiada libertad de ser el único presidente suramericano que en forma inconsulta al pueblo resolvió apoyar la invasión norteamericana a Irak sabiendo de antemano que la misma no contaba con el aval de las Naciones Unidas y que estuvo basada en la mentira y en los apetitos imperiales por el petróleo. El señor Uribe se sentiría muy feliz que nosotros defendiéramos como lo hizo Menem el modelo neoliberal que hoy esta aplicando a sangre y fuego y que demostró su fracaso histórico en Argentina y esta haciendo estragos en nuestro país todos los días en donde aumenta la desocupación, el cierre de empresas, el aumento de los servicios públicos y de los alimentos y medicamentos todos ivatizados. Las privatizaciones de las empresas que eran patrimonio del Estado y del pueblo colombiano, sus activos y su infraestructura de venta son vendidas a irrisorios precios con complicidad de la gran mayoría del Senado y de la Cámara de Representantes y de todos los gremios empresariales quienes se autocalifican de "sociedad civil" y son cómplices de esos negociados a espaldas de la opinión publica. El hombre del corazón grande con los enemigos de los pueblos y de corazón duro contra el pueblo colombiano, con sus trabajadores del campo y la ciudad, con sus campesinos e indígenas, es una mansa paloma permitiendo la violación de nuestra soberanía por parte del Ejercito Norteamericano, pagando la impagable deuda externa como se lo ordenan el FMI y el Banco Mundial pero se vuelve una serpiente atacando los derechos de los pueblos a las libertades publicas, al derecho sagrado a la vida y al respeto a los logros alcanzados por el pueblo en sus conquistas sociales.

ALGO GRAVE ESTA PASANDO EN COLOMBIA. Pareciera que el Imperio lo tuviera agarrado al Señor Uribe de sus testículos para que dócilmente a todo les diga yes Sir. Se dice que los norteamericanos tienen ya cuatro bases militares en el país, la ultima si mal no recuerdo en Tumaco. Centenares de soldados, oficiales y contratistas norteamericanos están como Pancho por su casa, consumiendo y llevando cargamento de drogas a su país y vendiendo municiones a sus amigos los paramilitares.

El Estado colombiano nada puede hacer al respecto porque firmo con los gringos un tratado de impunidad para evitar que sean juzgados por sus desmanes en territorio colombiano. Sin embargo nuestros compatriotas colombianos son extraditados a Estados Unidos en donde se le violan todos sus derechos. Se habla de libertad y cada vez son menos los espacios para poder debatir como seres civilizados. Desde Railito se cometen asesinatos y masacres que lesionan todos los derechos humanos y sin embargo los mismos, a pesar de tibias declaraciones parecen contar con el apoyo de Washington y la OEA.

El señor Mancuso declaro públicamente que en el Congreso de la Republica de Colombia el 35 por ciento del mismo correspondía al paramilitarismo. Si esto es así lo que se puede estar fraguando en Railito es la creación de un partido fascista en donde los paramilitares con arma en mano garantizarían en sus zonas de influencia el " voto democrático" para reelegir al Señor Uribe. Hay algunos analistas que señalan que Estados Unidos no permitiría ese exabrupto. Yo me pregunto, que duda podemos tener de un país que apoyo a los talibanes y a Ben Laden en la lucha contra la ex Unión Soviética en Afganistán o a Hussein en la guerra contra a Irak o a Noriega en Panamá para poner un ejemplo mas cercano y que después que sirvieron a los designios de la CIA y el Pentágono fueron considerados enemigos de Estados Unidos. No nos puede resultar extraño pensar que el Sr. Bush y el Señor Uribe, señores de la guerra y enemigos del dialogo y de la paz, hayan acordado en forma secreta el espacio de Railito para la formación de una fuerza de choque que apunta en primer lugar hacia desestabilizar a la Republica Bolivariana de Venezuela. ¿Acaso los mas de 100 paramilitares detenidos cerca de Caracas para atentar contra el Presidente Chávez es un " cuento venezolano"?

¿Seria descabellado pensar que Bush necesita a un Uribe reelegido para que este cumpla el papel de Sharon en Medio Oriente no solamente contra la Revolución Bolivariana, sino contra todos los países del Continente latinoamericano y caribeño y contra su propio pueblo?

Es cierto. Es difícil predecir el futuro. Pero pienso que los ojos, los oídos, los sentidos del mundo deben mirar más a Colombia y estar más pendiente de lo que esta sucediendo dentro de su territorio.

El problema colombiano ya no es un problema solamente del pueblo de Colombia. Es un problema de todos los gobiernos y de todos los pueblos que quieren la paz y la vida en todo el Continente.

Sabemos que la lucha es difícil y desigual en las ciudades y en los pueblos. Los luchadores sociales no están armados y son blancos móviles del sicariato paramilitar o del terrorismo de Estado. Colombia cuenta hoy con más de 3.000.000 de desplazados por la violencia que deambulan por las ciudades y pueblos de la Patria sin ninguna ayuda oficial ni privada. Detrás de los desplazamientos esta sin duda alguna el problema de la tenencia de tierra, que arrebataron por la fuerza a los campesinos y a los indígenas para favorecer a las multinacionales y a la oligarquía nacional.

Tenemos por delante una opción pacifica y democrática que debemos tomar con mucha tenacidad dejando atrás los vicios del sectarismo que el enemigo introdujo al movimiento obrero y popular para dividirlo y vencerlo… Ya se ha derrotado a Uribe en el referéndum y en las principales ciudades y gobernaciones del país. Podemos volverlos a derrotar si la oposición a través de la Gran Coalición Democrática se une en un solo bloque, en una verdadera unidad popular contra la reelección y con el primer objetivo inmediato de restaurar en nuestro país la verdadera democracia participativa.

Lo que nos ofrece el gobierno de Uribe es la paz de los sepulcros. Detrás de el esta el Imperio y los paramilitares que serán usados y luego deslegitimarlos como paso en otros lugares. Tampoco puede faltar la oligarquía más asesina y recalcitrante del Continente.

Junto a nosotros esta la verdad y la vida, la justeza de nuestras ideas y de nuestras intenciones.
Hoy estoy hablando en voz alta. Pienso en mi familia y en mis compañeros de sueños y esperanzas que muchas veces me dicen que aquí no se puede ser frentero.

¿Pero ante este drama que se cierne sobre el futuro de nuestra patria todos nos quedaremos callados como si nada estuviera pasando? ¿Y como sabrá el mundo lo que aquí se esta fraguando no solamente contra otros pueblos hermanos sino también contra el propio pueblo colombiano?

¿Será que la única salida es el silencio y entrar en un inconveniente receso que permita el libre accionar de la reacción que quieren vernos sumidos en el anonimato?

Amo la vida y la lucha permanente por la paz, la justicia social, la solidaridad y el entendimiento entre todos los hombres y pueblos de buena voluntad.

Esto ultimo que estoy expresando y que es normal en la gran mayoría de los países del mundo, en Colombia no lo es. Aquí luchar por la paz o el intercambio humanitario, admirar el proceso bolivariano de Chávez o la Revolución Socialista de Cuba es considerado por inadaptados sociales, analfabetos de todo tipo de convivencia, como terroristas a los que hay que eliminar físicamente.

El silencio y el quietismo solo favorece a los intereses de la reacción. Deberemos hacer gala de nuestra creatividad e impulsar la unidad y la movilización de nuestro pueblo para echar por tierra con todos los planes que el Imperio tiene contra nuestro pueblo y todos los pueblos del Continente.

Jamás seremos ajenos a nuestra responsabilidad histórica. Una nueva Alba florece en el horizonte de la Patria Grande. Allá están los que nos dieron nuestra primera Independencia. Nunca estaremos solos. Sus ejemplos y sus luchas nos conducirán como ayer al triunfo.

Como decía Apuleyo:
" Uno a uno, todos somos mortales. Juntos somos eternos."
Aquí van estas ideas introducidas en una botella y arrojada al mar para que alguien la lea y la difunda al mundo como en las épocas antiguas. No somos náufragos.

Somos seres humanos amantes de la paz, la solidaridad y la justicia social que habitamos un país ubicado en el extremo norte del territorio suramericano, llamado Colombia. No olviden lo que esta pasando en ese país contra quienes se atreven a pensar diferente y contra los pueblos y gobiernos que se atrevan a pensar diferente. www.EcoPortal.net

Etiquetas
Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!