Derechos Humanos

La condena de los cinco cubanos en Estados Unidos es un caso político cubierto con subterfugios legales

Según afirmaciones de la abogada cubana Nuris Piñero Sierra, Estados Unidos, en un evidente caso de violación de derechos humanos, montó todo un tinglado de la farsa para condenar en 2001 a altas penas de prisión a cinco ciudadanos cubanos acusados de espionaje.

Por Fernando Arellano Ortiz

Según afirmaciones de la abogada cubana Nuris Piñero Sierra, Estados Unidos, en un evidente caso de violación de derechos humanos, montó todo un tinglado de la farsa para condenar en 2001 a altas penas de prisión a cinco ciudadanos cubanos acusados de espionaje.


Estados Unidos en un evidente caso de violación de derechos humanos, montó todo un tinglado de la farsa para condenar en 2001 a altas penas de prisión a cinco ciudadanos cubanos acusados de espionaje. "Este no es más que un caso político, que se cubre con subterfugios legales", afirma la abogada cubana que asiste a sus familiares en La Habana, Nuris Piñero Sierra.

Si bien el gobierno de Cuba acepta que los cinco eran sus agentes, pero para vigilar las actividades contra la isla de los grupos extremistas del exilio cubano en Estados Unidos, niega categóricamente que se realizara espionaje sobre esa nación. Nueve años después de su detención, estos antiterroristas cubanos siguen presos, sin que haya una sola razón que socialmente contenga un peligro para procesarlos, agrega la abogada de los familiares de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González.

Su detención se produjo el 12 de septiembre de 1998 y su juicio estuvo salpicado de manipulación de testigos, presión de la mafia cubana americana de Miami y despliegue de un montaje para mostrar a los cinco, declarados héroes por el gobierno cubano, como delincuentes.

Piñero Sierra, quien además es la directora General de Servicios Especializados de Bufetes Colectivos de Cuba, denuncia también las múltiples torturas físicas y sicológicas que durante todo este tiempo han sido sometidos por parte de las autoridades norteamericanas tanto los detenidos como sus familiares.

¿Cuál es la situación jurídica de los cinco ciudadanos cubanos presos en Estados Unidos?

Ya se han celebrado tres audiencias apelativas y es posible que ocurra una cuarta, porque en la última que tuvo lugar el 20 de agosto de 2007 a solicitud de la defensa, el juez pidió a la Fiscalía que presentara todos los medios de prueba que les habían sido negados a los cinco cubanos y a sus abogados, limitándose de esta manera el derecho a la defensa.

Estados Unidos los sindica de ser espías al servicio del gobierno Cuba. ¿Cuál es su opinión?

Eso es una falsedad, ellos nunca actuaron como espías ni fueron espías. El espionaje en Estados Unidos exige que haya un Estado víctima y un Estado favorecido, que la información que se obtenga sea considerada de seguridad nacional y que sea protegida, que haya una intencionalidad por la persona que la obtiene ninguno de los cinco fue acusado de espionaje. Tres fueron acusados de conspiración para cometer espionaje, pero no fue probado. Y los otros dos tienen cargos menores de ser agentes extranjeros no declarados, pero sucede que para serlo tiene que estar al servicio de un país y poner en una situación de perjuicio a un Estado, y eso no lo hicieron.

¿Entonces, qué cargos se les imputan?

A ellos se les imputa conspiración para cometer delitos contra Estados Unidos por obtener información de las organizaciones de ultraderecha de la comunidad cubana-americana con sede en Miami que es totalmente pública y que sale en los medios de prensa. La Fiscalía dice que aunque ellos obtenían información pública evidentemente querían llegar a obtener información confidencial de seguridad nacional, pero eso no fue probado. En el juicio que duró siete meses declararon importantes expertos y personalidades norteamericanas como el ex director de la CIA, el general Clapper, quien dijo que ni un solo documento existente en los medios de prueba constituía documento de seguridad nacional y mucho menos un peligro para Estados Unidos.

¿Pero este no es un caso más político que jurídico?

Claro, este es un caso eminentemente político que han tratado de enmascarar con un asunto jurídico. ¿Por qué razón? Porque en Estados Unidos cualquier persona que sea detenida puede acordar no ir a juicio y declarase culpable, entonces no se discute hecho alguno sino que se empiezan a mitigar las condenas. A los cinco se les hicieron propuestas para que se declararan culpables y no fueran a juicio por considerarse inocentes y por no haber realizaron ninguna acción u omisión socialmente peligrosa que tipificase una figura delictiva. Sin embargo ellos fueron a juicio.


¿A cuantos años fueron condenados?

Gerardo Hernández fue condenado a dos cadenas perpetuas más quince años; Ramón Labañino a una condena perpetua y dieciocho años; Antonio Guerrero a una cadena perpetua y diez años; Fernando González a 19 años; y René González a 15 años. René es ciudadano norteamericano y ya tiene derecho a gozar de libertad supervisada pero no se la conceden alegando de que tiene un carácter violento y por esa razón tiene que mantenerse en prisión, sin embargo todas sus evaluaciones carcelarias han dado resultados satisfactorios y es una persona que tiene prestigio y buena reputación en donde se encuentra recluido.

¿Cuál es su rol en el proceso judicial, teniendo en cuenta que usted no tiene visa para ingresar a territorio norteamericano?

Yo fui contactada por los abogados norteamericanos que asisten penalmente a los cinco para que les colaborara en la obtención de medios de prueba que demuestran la necesidad que tiene Cuba de defenderse de las organizaciones terroristas que financian y tramitan acciones criminales contra nuestro país. En un momento determinado del trabajo se decidió que visitara Estados Unidos para continuar la realización de nuestras acciones pero las autoridades norteamericanas me negaron la visa a pesar de conocer que soy una abogada litigante que atiendo asuntos de ciudadanos estadounidenses tanto penales, civiles como migratorios.

¿Hasta dónde van a llegar tanto el gobierno cubano como ustedes los abogados en este caso?

El pueblo cubano y el mundo entero cuando conocen de este caso y aprecian la injusticia y lo arbitrario e ilegal de esta detención no pueden detener la lucha hasta lograr la inmediata libertad de los cinco. Yo soy optimista en que vamos a salir adelante porque cuando el derecho y la justicia entran en conflicto el único camino es la lucha.

¿Cuándo de antemano conocemos la posición de Estados Unidos frente a Cuba porque usted afirma que es optimista?

Porque las condenas son ilegales y desproporcionadas. Además, la verdad debe prevalecer sobre la mentira y el engaño; y ya el pueblo norteamericano comienza a conocer de este caso. El Grupo de relatores de las detenciones arbitrarias de Naciones Unidas se ha pronunciado considerando ilegal esta detención, e igualmente lo ha hecho en igual sentido Amnistía Internacional. El tribunal apelativo el 9 de agosto del 2005 se pronunció por un nuevo juicio. Los gremios internacionales de abogados cuando conocen de este asunto se suman a la campaña por derribar el muro de silencio y porque se patente la verdad. Además, esta es una causa noble y por eso soy optimista. www.ecoportal.net

Publicado en http://www.queque.org

Red Internacional por la Libertad de los Cinco

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Suscríbete a EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!