Desarrollo Sustentable

Progreso es un desarrollo en armonía con la naturaleza- EcoPortal.net

La humanidad tiene la posibilidad de un tipo de desarrollo que impulsa la salud física y mental y la felicidad de las personas y merece ser llamado progreso, es un desarrollo en armonía con las fuerzas de la naturaleza, conviviendo con los bosques, los ríos, las montañas, praderas y desiertos, en una relación de afecto y respeto con los animales y las plantas que viven en las regiones de las que son originarios.

Por Ricardo Barbetti

La humanidad tiene la posibilidad de un tipo de desarrollo que impulsa la salud física y mental y la felicidad de las personas y merece ser llamado progreso, es un desarrollo en armonía con las fuerzas de la naturaleza, conviviendo con los bosques, los ríos, las montañas, praderas y desiertos, en una relación de afecto y respeto con los animales y las plantas que viven en las regiones de las que son originarios.

La humanidad tiene la posibilidad de un tipo de desarrollo que impulsa la salud física y mental y la felicidad de las personas y merece ser llamado progreso, es un desarrollo en armonía con las fuerzas de la naturaleza, conviviendo con los bosques, los ríos, las montañas, praderas y desiertos, en una relación de afecto y respeto con los animales y las plantas que viven en las regiones de las que son originarios.

No deberíamos llamar "progreso" a cualquier cosa que sea diferente de lo que había antes, sino únicamente a cosas nuevas que son tan buenas como las de antes o mejores, si es que vamos a conservar el significado de que el progreso es algo bueno y por eso deseable. Pero esta palabra progreso, es una de las mas usadas en la propaganda de los proyectos de personas que ya tienen mucho poder y fortuna y quieren más, pero no tienen en cuenta si lo que hacen es correcto. Se ve que estas reflexiones son muy poco comunes, y eso está haciendo posibles daños catastróficos para todas las formas de vida, esto significa que también el ser humano está agredido, porque, por mas que seamos seres industriales o económicos o políticos, primero somos seres vivientes. Y es por eso que "Todo lo que les pase a los animales y a las plantas, les va a pasar a los humanos. El ser humano no hizo el tejido de la vida, es un hilo de ese tejido. Todo lo que le haga a la Tierra se lo hará a sí mismo."

Voy a dar algunos ejemplos de actividades en que es necesario tener en cuenta estas cosas para que los resultados sean buenos. Si estas consideraciones no se tienen muy en cuenta, es casi infalible que los resultados sean terribles para todos nosotros, por mas que algunos aumenten sus fortunas o se sientan muy satisfechos y orgullosos de sus "obras".

1) Algunos resultados dañinos del exceso de edificación. Cuando un terreno es cubierto por edificación, ya no absorbe el agua de lluvia. Esto hace aumentar y empeorar las inundaciones: se inunda más seguido, mas rápido, mas hondo y por mas tiempo y con poca lluvia, afectando a toda una zona. Esto es directo, indiscutible, no hace falta investigar para verlo y entenderlo.
Si se sigue edificando sin límites, por mas caños de desagüe y reservorios que se hagan, en algún momento no van a ser suficientes, igual va a haber inundaciones cada vez peores. Y esas obras son muy caras y causan muchos problemas, sobre todo si son parte del plan mas grande del mundo. Las personas que viven en áreas con demasiada edificación se acostumbran a estar encerradas por cemento y ladrillos, les parece normal, natural. Muchas desarrollan odio o asco o miedo a la tierra, a los árboles y otras plantas, a los "bichos", o les parece que todo esto es "feo" o sucio, peligroso o aburrido. Entonces ellos mismos de una forma o de otra impulsan o aceptan edificar todavía mas, empeorando las cosas. Y estas personas desarrollan conceptos equivocados sobre cómo es el mundo y cómo es la vida. Esto hace imposible o muy difícil el desarrollo armonioso del que hablé al principio de esta nota. Hasta la casa mejor, si no se sale nunca, es una cárcel. Hasta la ciudad mejor, hasta el mejor invento, es un tirano si absorbe, por la razón que sea, demasiado de la existencia de las personas. Por todas estas razones y muchas otras, es necesario que en las ciudades y en todos los lugares donde vive gente haya suficiente tierra con paisaje natural y animales silvestres, sin estar cubierta de cemento.

2) La idea de llenar todo el país de caminos y autopistas. Todos entendemos que cada cosa es buena en la cantidad y el lugar apropiados. Cualquier cosa en demasiada cantidad y el lugar inadecuado da resultados malos. Por eso, no siempre es bueno hacer caminos. Sobre todo, en áreas deshabitadas o poco habitadas, los caminos son una garantía de que van a ir sin control muchas mas personas a matar animales, a establecerse, a cortar árboles, a causar incendios y a tirar basura, destruyendo y arruinando cada vez mas la zona, como pasa en Brasil, Venezuela y otros países en que se hicieron caminos en regiones silvestres. Todas estas cosas se pueden impedir sin costo y de un modo simple: manteniendo intencionalmente áreas sin rutas, solamente con senderos para ir caminando.

Esto se hace en Holanda, Estados Unidos y otros países. Esto puede impedir que áreas enormes sean arruinadas. Todos entendemos que no puede ser bueno que autopistas atraviesen teatros, iglesias o museos. Por la misma lógica, hay zonas que deberían quedar sin caminos. Así es imposible que vayan demasiadas personas, y sobre todo es importante que mayormente van a ir los que tienen suficiente interés (y por eso respeto) por la naturaleza como para aceptar la incomodidad que puede causarles el no poder ir en vehículos. Cuando a un lugar van demasiadas personas, inevitablemente van mas de los que no se cuidan de hacer daño, y hasta los cuidadosos dañan si son demasiados, por estar y moverse.

Las autopistas pueden causar y empeorar mucho las inundaciones, como la mal llamada autopista del "buen" aire (debería llamarse la autopista – dique del mal olor), que causó inundaciones terribles que además eran de agua contaminada con microbios y sustancias descompuestas y tóxicos provenientes de la basura enterrada en lo que con toda razón debería llamarse el cinturón antiecológico. El individuo que dio forma a esta iniciativa catastrófica ha sido observado ya dos veces por televisión, proponiendo llenar el país de autopistas, diciendo que son fuentes de trabajo y que plantarían millones de árboles.

No se sabe si piensan respetar el paisaje natural o matar todo en los lugares donde plantarían esos árboles, como se hace casi siempre en la Argentina. Y hay que darse cuenta que, para que algo sea bueno, no es suficiente que sea "fuente de trabajo" o "buen negocio" (que es muchas veces la razón verdadera y única para hacer algo); tiene que ser algo que de resultados buenos, que haga posible mantener de la mejor manera este mundo maravilloso.

* Ricardo BarbettiAv. A Gallardo 470, Buenos Aires

.Los artículos firmados son de responsabilidad de los autores. EcoPortal.net puede o no coincidir con los conceptos u opiniones emitidas.

.Suscríbase al Boletín semanal y reciba las econoticias por e-mail: suscribe@ecoportal.net

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos