Economía

El banco mundial Ecológico

Los expertos del Banco Mundial manifiestan que la relación entre la pobreza y el deterioro ambiental presenta la característica de un círculo vicioso en muchas zonas rurales, la destrucción de los recursos naturales parece ser la única manera de que los pobres puedan sobrevivir, ya que carecen de acceso a los mercados, servicios públicos infraestructura y, sencillamente, a mejores alternativas.

Por Por Abraham Bastida Aguilar*

Los expertos del Banco Mundial manifiestan que la relación entre la pobreza y el deterioro ambiental presenta la característica de un círculo vicioso en muchas zonas rurales, la destrucción de los recursos naturales parece ser la única manera de que los pobres puedan sobrevivir, ya que carecen de acceso a los mercados, servicios públicos infraestructura y, sencillamente, a mejores alternativas.  

La gestión del sector ambiental en México señala un documento del Banco Mundial, entraña difíciles retos institucionales. Primero, la definición de los derechos de propiedad sobre los recursos naturales, tanto a título individual como comunitario, sigue siendo incompleta, al igual que la aplicación de dichos derechos y las consiguientes obligaciones sobre su protección (especialmente en un país grande como lo es México donde la aplicación de estos derechos también debe atenerse a instrumentos de mercado, a un control comunal social, a los programas de divulgación pública y a la cooperación voluntaria). Segundo, la descentralización de la gestión ambiental, arreglo muy deseable dado que esta es una función que depende mucho de los conocimientos locales, ya está en marcha pero se enfrenta con características institucionales desiguales entre los estados y municipios y con incentivos fiscales insuficientes para que estos Gobiernos Estatales graven a los contaminadores y recuperen el costo del uso de los recursos naturales, un ejemplo claro es la administración del agua, donde se podría llegar a una mayor descentralización incluso a nivel de cuentas. Por último, hacer del medio ambiente un tema fundamental de desarrollo a través de políticas y programas sectoriales ha seguido siendo un objetivo difícil de lograr para el gobierno federal; en el pasado la Secretaría del Medio Ambiente experimentó inconvenientes por su limitación sectorial pero ahora está dando pasos para obtener compromisos de parte de las secretarías sectoriales (de Agricultura, energía, y comunicaciones y Transporte) que contribuyan al logro de los objetivos ambientales.
Sin embargo manifiestan los expertos del Banco Mundial, la relación entre la pobreza y el deterioro ambiental presenta la

característica de un círculo vicioso en muchas zonas rurales, la destrucción de los recursos naturales parece ser la única manera de que los pobres puedan sobre vivir ya que carecen de acceso a los mercados, servicios públicos infraestructura y, sencillamente, a mejores alternativas. Esto hace necesaria una modificación de los programas de desarrollo y de los sistemas de incentivos existentes a través de los cuales las políticas de fijación de precios y subsidios del agua, la energía y la agricultura, cuyo propósito pretende ser ayudar a los pobres, de hecho transmiten señales equivocas e inducen al uso excesivo, la asignación desacertada y al plazo entre la asistencia social y la protección del medio ambiente, es probable que los programas ambientales fracasen.
El crecimiento económico de México, señala el Banco Mundial, se ha basado, en gran parte, en la explotación de los recursos naturales y, por la falta de un enfoque coherente de la protección ambiental, ha contribuido de manera significativa a la contaminación del medio ambiente. Se está provocando una grave merma en los recursos hidráulicos, los bosques, la biodiversidad y la calidad del aire, debido al fomento del crecimiento, lo cual, tal como lo demuestra la contabilidad nacional "verde", le ha costado a México alrededor de un 10 por ciento del PIB (producto interno bruto) por año. Tal deterioro se ha convertido ahora en una comprometedora restricción de la competitividad externa de México y de su capacidad para obtener acceso a nuevos mercados, para atraer inversiones extranjeras, y para seguir desarrollando su industria turística. Como miembro del TLCAN, la OMC y la OCDE, el país está obligado a fortalecer sus normas ambientales y los mecanismos para su cumplimiento.
Hay una creciente conciencia internacional de que las exportaciones basadas en procesos productivos contaminantes acarrean efectos externos negativos a nivel mundial y constituyen una ventaja competitiva desleal. Además, el deterioro del medio ambiente ya se está convirtiendo en un impedimento físico para la producción. Por ejemplo, la grave disminución de los mantos acuíferos representa un impedimento directo para la actividad industrial en los estados del norte del país, donde se encuentra la mayor parte del dinamismo económico de México.
Por último, señala el Banco de México, el reto de la formación del capital humano es

particularmente difícil para tres grupos sociales traslapados: las mujeres, las poblaciones indígenas y los habitantes pobres de las zonas rurales. El papel de género atribuidos por la sociedad a las mujeres las ha dejado en clara desventaja desde el punto de vista de la salud, la educación, el empleo y la seguridad personal.
Así mismo uno de cada diez mexicanos se define así mismo como indígena y conserva una serie diferente de valores económicos y posiblemente coincida con ellos según los cuales los bienes representan fuentes de identidad grupal no comerciables, el beneficio de la comunidad merece más respeto que la maximización de las ganancias individuales, se tiene mayor confianza en los organismos tradicionales de control social que en los que imponen las leyes del país, la organización social se basa en el prestigio y la obediencia cívica, y el idioma de su preferencia no es el español. Las reformas del pasado en este sector no han resuelto décadas de limitaciones estructurales y culturales relativas a la capacidad de los campesinos pobres de tener acceso a los mercados insumos y productos.
* Abraham Bastida AguilarJefe de la Unidad de Promoción de Programas de Desarrollo Sustentable de la Secretaria de Ecología del Gobierno del Estado de México, Conductor del Programa Radio Fónico Café Portal y colaborador permanente de Periódicos y Revistas locales.

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos