Economía

La Deuda Externa

La situación de la deuda externa se ha vuelto insostenible. Además de inmoral, matemáticamente es impagable. América Latina abonó 1,4 billón desde el 82, lo que representa casi cinco veces su deuda original, pero aún debe alrededor de tres veces más. Por ello en las dos décadas pasadas el número de campesinos en condiciones de extrema pobreza se incrementó de 39.9 a 46.4 millones de personas.

Por Gustavo Castro Soto

La situación de la deuda externa se ha vuelto insostenible. Además de inmoral, matemáticamente es impagable. América Latina abonó 1,4 billón desde el 82, lo que representa casi cinco veces su deuda original, pero aún debe alrededor de tres veces más. Por ello en las dos décadas pasadas el número de campesinos en condiciones de extrema pobreza se incrementó de 39.9 a 46.4 millones de personas.

La situación de la deuda externa se ha vuelto insostenible. Además de inmoral, matemáticamente es impagable. Según el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya para el 2000, el 49% del Producto Interno Bruto (PIB) de Belice correspondía al monto de endeudamiento; 29.9% en El Salvador; el 22.6% en Guatemala; el 99.4% en Honduras; el 281% en Nicaragua; el 76.6% en Panamá y el 34% en México. Estas cifras han ido en aumento en los últimos cinco años. Sin embargo América Latina ya pagó en los últimos 20 años US$ 1,4 billones. Todo el llamado "Tercer Mundo" junto a los países de Europa del Este entregaron a las Instituciones Financieras Internacionales (IFI’s) más de US$ 4 billones en el mismo período que equivale a más de seis veces la deuda original, pese a que hoy deben igual un promedio de cuatro veces más. América Latina abonó 1,4 billón desde el 82, lo que representa casi cinco veces su deuda original, pero aún debe alrededor de tres veces más. Por ello en América Latina, en las dos décadas pasadas el número de campesinos en condiciones de extrema pobreza se incrementó de 39.9 a 46.4 millones de personas. Paralelamente Bill Gates, Paul Allen, Warren Buffet y Larry Ellisson, poseen juntos una fortuna superior a la del PIB de 42 naciones con 600 millones de habitantes. En el Real Madrid, equipo de fútbol de España, tres jugadores -un brasileño, un inglés y un francés- reciben, juntos, salarios anuales de 42 millones de dólares, equivalente al presupuesto anual de la capital de El Salvador, con cerca de 1.8 millones de habitantes.


En los últimos años, el BM ha facilitado donaciones y préstamos a los países en desarrollo por un total que fluctúa entre los 18 y US$20.000 millones al año. Según la Cepal, entre 2002 y 2004 la transferencia neta de recursos realizada por los países de América Latina alcanzó 153 mil 191 millones de dólares. Esta cantidad superó en 45.15% a los 105 mil 535 millones de dólares que le ingresaron por medio de la inversión extranjera directa. Así, los gobiernos están destinando entre el 40 y 65% de sus presupuestos para el pago del servicio de una deuda que ya ha sido pagada muchas veces. Por si fuera poco, la cantidad de dinero que los migrantes del norte envían en remesas al sur global es mayor que esta cantidad.

Esta situación es la que ha llevado al movimiento social del sur global a protestar contra las Instituciones Financieras Internacionales (IFI’s). Por ello, entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre se llevaron a cabo en la ciudad de la Habana, Cuba, cuatro encuentros importantes en torno al tema de la deuda externa: la II Asamblea Global de Jubileo Sur; el Encuentro Sur Norte de Resistencia y Alternativas a la Dominación de la Deuda; II Reunión de la Campaña “Sí a la Vida, No a las IFI’s; y Reunión del Comité Internacional de la Campaña contra los Bonos del Banco Mundial. Por su importancia y trascendencia, reproducimos los textos de las Declaraciones de Jubileo Sur.

Declaración de Jubileo Sur
II Asamblea Global
Habana, Cuba Septiembre 28, 2005

Con la presencia de representantes de 39 países, JUBILEO SUR celebró su 2da. Cumbre Sur-Sur y Asamblea Tricontinental en Ciudad de la Habana, Cuba entre los días 25 al 28 de Septiembre del 2005.

Recordamos en esta ocasión los históricos encuentros que tuvieron lugar en 1985 en La Habana, los cuales contribuyeron a la creación de un mayor nivel de conciencia global sobre la verdadera naturaleza del problema de la deuda y fortaleció al mismo tiempo, la lucha de resistencia contra el pago de una deuda esclavizadora. El Presidente Fidel Castro, se hizo eco de lo que ya habían planteado diverso participantes al declarar que la deuda de los países del Sur ya había sido pagada muchas veces mas y que no tenia ningún fundamento moral, político o legal, y que en todo caso, no debía ser pagada.

Veinte años después, Jubileo Sur se encuentra aquí parar afirmar que, nosotros los pueblos del Sur somos los verdaderos acreedores de una masiva deuda ecológica, moral, social, financiera e histórica deuda que se ha acumulado durante los últimos siglos durante la larga historia de colonización la cual continúa hoy acumulándose como consecuencia del continuo saqueo y explotación de nuestros recursos, de nuestros pueblos, de nuestro trabajo y de nuestras economías. En particular, denunciamos las actuales guerras en contra de aquellos pueblos que luchan por su liberación nacional y en contra de la ocupación. El pago de la deuda conlleva una violación sistemática de los derechos humanos en tanto conlleva en muchos casos encarcelamientos, muertes desapariciones y exilio. Insistimos en la nulidad total de la deuda por inmoral e injusta que socava la soberanía popular y el derecho de determinar nuestro propio futuro.

Han pasado 6 años desde la fundación de nuestra Asamblea. Durante la celebración de la 2da. Asamblea en La Habana hemos podido constatar el considerable crecimiento y consolidación de nuestra singular red con base Sur y nuestro Movimiento para la eliminación de la dominación de la deuda y para asegurar el reconocimiento y restitución de la deuda histórica, social, financiera y ecológica que el Norte ha contraído con el Sur. Nos hemos reunido aquí parar enriquecer estos logros, evaluar nuevas posibilidades y prepara nuestros planes de acción.

Desde la celebración de nuestra ultima Asamblea, hemos sido testigo de una dramática escalada del terrorismo neoliberal que adopta la forma de agresiones imperialistas, incluidas la invasión y ocupación de naciones soberanas, así como de un crecimiento de la militarización en numerosas partes del mundo. Al mismo tiempo sin embargo, también ha habido un crecimiento en el número y escala de los movimientos que se oponen a la guerra y a la expansión del neoliberalismo corporativo globalizado. Jubileo Sur se siente orgulloso de ser parte de la resistencia global y de jugar un papel estratégico dentro del Movimiento y de la Constitución del proceso de formación del Foro Social Mundial. Queremos hacer notar que este tema de la deuda es de gran significación dentro de la agenda de los movimientos a nivel mundial, y que es reconocido cada vez mas como un tema de derechos humanos, vinculado al proceso “del libre comercio” y la militarización que es un componente de las mismas practicas neoliberales.

Las fuerzas del movimiento y sus demandas han forzado a los llamados acreedores a comprometerse con este tema de la deuda, – de manera inadecuada – . Un ejemplo de lo anterior es la reciente propuesta de los gobiernos del G8 – países que más se han enriquecidos sobre la base de los mecanismos fraudulentos de la deuda – los cuales ofrecen cancelar una minúscula cuantía de la deuda exigida de manera colateral por un puñado de países junto a los acondicionamientos que no significan mas que el mantenimiento del mismo sistema de dominación. Estas iniciativas son una clara manifestación de la profundidad de la actual crisis así como de la naturaleza engañosa de los múltiples esquemas del llamado aliviamiento de la deuda, de su reducción y de sus intercambios ofrecidos por los acreedores. Alertamos que esas mismas iniciativas entrañan el peligro de cooptación de las instancias de incidencia formal y de nuestros gobiernos quienes se niegan a reconocer y revelar la hipocresía de los G8 y de sus instrumentos como son el Fondo Monetario Internacional, mal llamados internacionales. Iniciativas como HIPC, canjes, deuda soberana deben ser denunciados como mecanismos de engaño y de profundización que perpetúan nuevos mecanismos para mantener la deuda externa e interna.

Jubileo Sur afirma que el papel y el mandato adoptado por nuestra asamblea es el de trabajar por y el de exigir el rechazo incondicional y la anulación de las deudas externas de todos los países del sur.

Al mismo tiempo demandamos el reconocimiento y restitución de la deuda moral, social, financiera y ecológica que el Norte ha contraído con el Sur.

Nos comprometemos a expandir y profundizar nuestro movimiento, a retar y vencer nuestras debilidades, a asegurar la activa presencia de JS en las campañas y movimientos contra la globalización imperialista en todas sus formas y manifestaciones, incluidas las guerras en contra de naciones soberanas, la privatización, las bases militares y la destrucción del medio ambiente. También denunciaremos la participación de los Gobiernos del Sur al perpetuar los problemas de la deuda que también ponen en riesgo los bienes de nuestros pueblos que pretenden ser privatizados por los gobiernos. Nos comprometemos a redoblar nuestros esfuerzos a favor de cambiar las políticas de los gobiernos del Sur las cuales deben estar dirigidas a repudiar las deudas externas. Vemos en la realización de las auditorias a la deuda un paso fundamental para el logro de nuestros objetivos.

Creceremos sobre los logros ya alcanzados en años anteriores, fortaleceremos Jubileo Sur como un movimiento que da fuerza y voz a los pueblos oprimidos y explotados del mundo que defienden sus culturas, también amenazadas por la deuda y la explotación capitalista. Al tiempo en que hacemos un llamado a los pueblos del Norte para que continúen dando su apoyo a la demanda por el fin de la dominación de la deuda, permaneceremos enraizados dentro de los movimientos regionales y nacionales dentro de las organizaciones del pueblo desarrollando nuestras capacidades establecidas en el Sur a favor del análisis, en la obtención del consenso y la articulación de nuestras posiciones sobre la deuda y otros temas relacionados. Seremos parte de los esfuerzos por desarrollar y articular las alternativas de los pueblos en contra del orden global neoliberal y de la guerra

Dentro de este contexto Jubileo Sur se compromete a apoyar la soberanía del pueblo de Cuba y del fin del cruel e ilegal embargo dirigido por el gobierno de los Estados Unidos.

Enriquecemos nuestras energías a partir de la celebración de esta asamblea en La Habana, Cuba – que es símbolo e inspiración para todos aquellos que luchamos contra el opresivo orden neoliberal. Al expresar nuestra solidaridad con Cuba expresamos también nuestra gratitud por su generosa colaboración para con nuestra reunión y nuestra causa, fieles al espíritu y a la presencia de Ernesto Che Guevara, un ejemplo viviente en nuestra lucha tricontinental y en nuestra alianza contra el imperialismo.

LA LUCHA CONTINUA LOS PUEBLOS DEL SUR SOMOS LOS ACREEDORES
POR UN MUNDO LIBRE DE DEUDA Y DE DOMINACIÓN
LA DEUDA ES ILEGITIMA – NO AL PAGO DE LA DEUDA
ANULACIÓN TOTAL E INCONDICIONAL DE LA DEUDA

DECLARACIÓN DE LA HABANA
ENCUENTRO SUR-NORTE DE RESISTENCIA Y ALTERNATIVAS
A LA DOMINACIÓN DE LA DEUDA
LA HABANA, CUBA – 30 DE SEPTIEMBRE DE 2005 [1]


1. Cinco años después de la realización del primer encuentro, en Dakar, Senegal, representantes de movimientos sociales y campañas contra la deuda de 51 países, nos reunimos en La Habana, Cuba, del 28 al 30 de septiembre de 2005, para el II Encuentro Sur-Norte “Resistencia y Alternativas a la Dominación de la Deuda”. Conmemoramos el 20 aniversario de las históricas reuniones que tuvieron lugar en La Habana y que centraron la atención del mundo en la verdadera naturaleza de la crisis de la deuda y fortalecieron la resistencia al pago de una deuda esclavizadora.

2. Los movimientos, organizaciones y campañas aquí reunidos, provenientes del Sur y del Norte, acordamos promover el reconocimiento internacional de los pueblos y países del Sur como acreedores de las deudas sociales, ecológicas, culturales y financieros del Norte. Reclamamos a los gobiernos del Norte que reconozcan estas deudas, acumuladas sobre la base de sus políticas de saqueo en violación de todos los derechos humanos, incluyendo el derecho de la soberanía y la auto-determinación.

3. La fuerza de la lucha contra la dominación de la deuda se basa en los esfuerzos incesantes de las campañas contra la deuda y los movimientos sociales de todo el mundo. Afirmamos nuestro compromiso a trabajar juntos, en solidaridad a través de campañas e iniciativas tanto en el Sur como en el Norte, fortaleciendo nuestros movimientos para revertir la enorme injusticia histórica que nos ha llevado a encontrarnos aquí.

4. En 2005, reconocemos que los procesos acelerados de la globalización sólo han extendido y exacerbado la crisis de la deuda, uno de los peores flagelos que aflige a la humanidad. Lejos de disminuir, el peso de la deuda externa reclamada a los países del Sur permanece como un gran obstáculo que limita su desarrollo, forzándoles a pagar intereses a los países e instituciones enriquecidas en vez de invertir en los derechos y las prioridades de sus pueblos. Las iniciativas de esos mismos países e instituciones, tales como la Iniciativa PPME (HIPC), no han resuelto esta situación grotesca. Al contrario, sus políticas y acciones han incrementado el endeudamiento y la desigualdad en todas partes.

5. La deuda es utilizada como un instrumento de control sobre los países explotados y empobrecidos. La dominación de la deuda debe terminar urgentemente. La injusticia y la pobreza provocadas por la deuda deben terminar y sus consecuencias reparadas. La expoliación de los recursos naturales y la explotación de los pueblos, mecanismos impuestos para garantizar el pago de la deuda externa, deben terminar. La utilización de la deuda para imponer políticas tales como el neoliberalismo sobre los países del Sur, debe terminar. El comercio injusto debe cesar, incluyendo los denominados tratados de libre comercio que provocan el endeudamiento creciente y la pérdida de control sobre las riquezas naturales y la soberanía nacional. Las relaciones entre los países deberán basarse en la justicia, y el respeto a los derechos humanos y no en la opresión, la militarización y la guerra. Hay que anular inmediatamente toda la deuda ilegitima, injusta e impagable del sur. Esta anulación no debe estar ligada a condicionalidades impuestas desde el exterior. Alentamos el repudio de la deuda y seremos solidarios con los gobiernos que decidan tomar este camino.

6. Los gobiernos, transnacionales e instituciones como el FMI, BM y OMC enriquecidos deben aceptar la responsabilidad por el saqueo de los países del Sur, por crear y perpetuar la crisis de la deuda y en especial, por la deuda odiosa. Dada la explotación histórica y actual de los países del Sur, las injustas relaciones financieras, económicas y políticas entre quienes son explotados y quienes explotan, y la devastación ecológica impuesta en el Sur a través por los gobiernos e intereses comerciales del Norte, es incuestionable que el Norte debe al Sur.

8. El Encuentro Sur-Norte “Resistencia y Alternativas a la Dominación de la Deuda” manifiesta su agradecimiento con Cuba por la generosa colaboración para la realización de nuestro Encuentro. A la vez hace un llamado al gobierno de los Estados Unidos para que reconozca la deuda incurrida contra la nación cubana, ocasionada por el ilegal e inmoral bloqueo así como por otros actos de agresión por parte del gobierno estadounidense.

9. A la vez que reafirmamos nuestra convicción acerca de la urgencia de superar la dominación de la deuda, reconocemos que ella sola no basta. Resulta indispensable promover simultáneamente el diseño de políticas económicas y sociales integrales que promuevan el respeto y el desarrollo de nuestros pueblos y naciones y la construcción de esas alternativas.

Anulación inmediata de la deuda ilegítima y odiosa
No debemos, no pagamos [2]

Hasta aquí los textos.

Según datos del BM, el promedio de ingreso per capita a nivel global fue en 1976 de 150 dólares el nivel más bajo y 6,200 dólares el más alto. Luego de 30 años de políticas neoliberales el promedio más bajo tan solo creció casi dos veces más ubicándose en 420, mientras que en nivel más alto fue de casi cinco veces más ubicándose en los 27,510 dólares por cabeza. Por su lado, la deuda del sur global se ubicaba en 100 mmdd en 1970 y llegó a los 2.7 trillones de dólares. Esto ya no se puede soportar. ¡Ya Basta!, ¡Otro Mundo es Posible! www.EcoPortal.net

* Gustavo Castro Soto
CIEPAC, C. A.
http://www.ciepac.org/

[1] Declaration of Havana of the II South-North Consultation on "Resistence and Alternatives to Debt Domination¨- English text available at www.jubileesouth.org/sp ; – Déclaration de la Havane de la II Rencontre Sud-Nord sur "Résistance et Alternatives á la Domination de la Dette" – texte en français disponible á www.jubileesouth.org/sp

[2] Secretaría Jubileo Sur/Américas; Piedras 730 (1070) Bs.As., Argentina; Telefax +5411-43071867; jubileosur@wamani.apc.org ; www.jubileesouth.org/sp

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario