Economía

Organización Mundial de Comercio. Romper la baraja

La creciente deslegitimización de la Organización Mundial de Comercio (OMC) ha dado nuevos ánimos a las organizaciones campesinas asistentes a la quinta cumbre interministerial celebrada en Cancún. Su estrategia ha sido determinante: no negociar migajas. No se puede negociar la agricultura en la OMC que prioriza el mercado. Hay un problema de raíz.

Por Yolanda Romero – VSF

La creciente deslegitimización de la Organización Mundial de Comercio (OMC) ha dado nuevos ánimos a las organizaciones campesinas asistentes a la quinta cumbre interministerial celebrada en Cancún. Su estrategia ha sido determinante: no negociar migajas. No se puede negociar la agricultura en la OMC que prioriza el mercado. Hay un problema de raíz.

La creciente deslegitimización de la Organización Mundial de Comercio (OMC) ha dado nuevos ánimos a las organizaciones campesinas asistentes a la quinta cumbre interministerial celebrada en Cancún. Su estrategia ha sido determinante: no negociar migajas. No se trataba de presionar para reducir los subsidios agrícolas de los países desarrollados a cambio de nuevas contrapartidas como la agenda de Singapur (medidas para liberalizar el comercio). Se lo han jugado al todo o nada sabiendo que el objetivo era romper la baraja. No se puede negociar la agricultura en la OMC que prioriza el mercado. Hay un problema de raíz. Desde los movimientos campesinos con el apoyo de las ONGs se espera que éste sea un primer paso para encontrar nuevos mecanismos de regularización del mercado. No se trata de inventar nada, se piensa en Naciones Unidas (NNUU). Porque la alimentación es un derecho, no un privilegio.

Un primer paso

A pesar de la demostración de los "efectos colaterales" de la liberalización del comercio como el empobrecimIento del campesinado del sur, la reducción de la biodiversidad o la sobreexplotación del medio ambiente, los gobiernos de los países más poderosos han sido incapaces de aproximar posturas con los países en vías de desarrollo (PVD). Se ha reafirmado la inoperancia de la OMC. Las estructuras establecidas tiemblan. Se ha dado un nuevo paso para encontrar mecanismos más justos para regular el comercio internacional.

El rol que han jugado las organizaciones campesinas en la contra cumbre ha sido decisivo. El 9 de septiembre publicaban la declaración del Forum Campesino Internacional. Se pedían cuatro puntos clave: excluir la agricultura de la OMC, defender la soberanía alimentaria, luchar para la reorganización de los mercados y rechazar los esquemas de propiedad intelectual. Parece una utopía pero se trabaja para conseguirlo.

Excluir la agricultura de la OMC

Con el actual modelo productivo, más de 840 millones de personas pasan hambre en el mundo. Las asociaciones campesinas reunidas en Cancún, con el apoyo de las ONG’s han repetido hasta la saciedad que los bienes agrarios no pueden tratarse como una mercancía más porque la fluctuación de los precios de los productos básicos puede provocar hambre e incluso hambrunas.
Pero la contradicción es aún más flagrante si tenemos en cuenta que los países que defienden la liberalización del mercado agrario son los que más protegen sus mercados internos. Los países ricos gastan entre 200.000 y 300.000 dólares al año en subsidios agrícolas a sus productos.

Seguridad alimentaria: el derecho a no pasar hambre

Paralelamente se declaró la voluntad de "luchar para defender la soberanía alimentaria (SA) de las naciones y por el derecho de los pueblos a producir sus alimentos de una manera sostenible". La voluntad de "lluitar per a la defensa de la sobirania alimentària (SA) de les nacions i pel dret dels pobles a produir els seus aliments de manera sostenible." Segun la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) podemos producir alimentos para 12.000 millones de personas; lo necesario para dar a cada persona diariamente el equivalente a 2.700 calorías. Por tanto el hambre no es un problema de producción sino de distribución, de acceso. Via Campesina, una de las organizaciones campesinas asistentes a la contra cumbre, acuñó el concepto de soberanía alimentaria para defender los derechos de los pueblos a cultivar estableciendo unas prioridades: en primer lugar el consumo, en segundo lugar el comercio y finalmente la exportación.

Reorganización de los mercados

Se considera que las NNUU podrían ser una forum aceptable para regular el comercio internacional. Hay interrogantes. El organismo internacional también está financiado por estados, pero es obvio que los objetivos de la FAO no son los de la OMC. Las ONG’s afirman que el actual funcionamiento de NNUU no es el ideal pero cambiarlo para que cumpla su mandato es uno de los retos que asumen.

A la tercera no va la vencida

Con la cumbre de Cancún finalizada, el siguiente paso es esperar la próxima reunión de menor nivel que se celebrará en Ginebra el 15 se diciembre. Las asociaciones de agricultores se sienten con fuerza para continuar la lucha con el apoyo de las ONG’s. Tanto en los fórum multilaterales como en los acuerdos firmados a dos bandas. El caso de México es un ejemplo. Desde la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) los precios del maíz del mercado interno mejicano han bajado un 70%. La causa principal es que EUA exporta maíz de producción local subvencionada por el gobierno norteamericano, generando competencia desleal. Es lo que se conoce bajo el nombre de dumping. Esto explica por qué las exportaciones de los Estados Unidos al país vecino se han multiplicado por tres desde principios de los 90. La subvención norteamericana anual al maíz es de 10.000 millones de dólares al año, 10 veces el presupuesto agrario global del Estado Mexicano. Aquí también hay un campo de batalla.
Finalmente hay un trabajo a desarrollar por parte de las ONGs para informar a los ciudadanos de lo que se juegan en organismos internacionales como la OMC. En definitiva todo un reto que no ha hecho más que comenzar.

* Yolanda Romero
Departamento de Comunicación
Veterinarios Sin Fronteras
Floridablanca 66-72, local nº 5 08015 Barcelona
Tél: 93 423 70 31 Fax: 93 423 18 95
http://vsf.pangea.org comvsf@pangea.org

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos