Educación Ambiental

Por un pacto social de la Tierra: hacia la ética de la sustentabilidad

Hace 30 años nacía el ecodesarrollo como base de la política ambiental que el Ministerio del Ambiente aplicaría desde su creación. Pero que lamentablemente es abandonado para darle paso y someterse a una serie de programas de desarrollo impuestos por los organismos financieros internacionales los cuales continuaban imponiendo un modelo industrial rentista el cual definitivamente hace crisis en la década de los ochenta.

Por Miguel Ángel Núñez

Hace 30 años nacía el ecodesarrollo como base de la política ambiental que el Ministerio del Ambiente aplicaría desde su creación. Pero que lamentablemente es abandonado para darle paso y someterse a una serie de programas de desarrollo impuestos por los organismos financieros internacionales los cuales continuaban imponiendo un modelo industrial rentista el cual definitivamente hace crisis en la década de los ochenta.


La noción de incorporar la dimensión ambiental en nuestros estilos de vida nació en Paris el siglo pasado en 1968 en la Conferencia Internacional de la Biosfera, organizada por la UNESCO, su objetivo era promover un encuentro mundial sobre los problemas ambientales del planeta.

De esta reunión surgió la Conferencia Mundial de Desarrollo Ambiental y Humano en 1972, celebrada en Estocolmo, donde se proponía la creación mundial del día del ambiente el 5 de junio; la creación del programa de las naciones unidas sobre el medio ambiente y la puesta en marcha de diferentes instituciones ejecutivas y de investigación para atacar, mitigar y establecer políticas ambientales en los países del mundo.

Es desde este mandato donde nace el Ministerio de Poder Popular para el Ambiente y los Recursos Naturales. Se institucionalizan los Parques Nacionales; se crea el Centro de Estudios de Aguas y Tierras (CIDIAT) en Mérida para enfrentar los severos desafíos que nos ha generado la degradación ambiental

Así mismo, estas tantas instituciones creadas y establecidas llevaban un claro mensaje: " Ensamblar un proyecto societario moderno no sólo participativo y protagónico como actualmente lo estamos haciendo sino también con el ideal democrático en que la naturaleza también sea incluida".

30 años después sigue vigente la propuesta de luchar y trabajar por una democracia donde el componente ecológico-social se constituya en el eje transversal de las nuevas relaciones sociales y económicas del proyecto societario bolivariano por crear y consolidar.

Hace 30 años nacía el ecodesarrollo como base de la política ambiental que el Ministerio del Ambiente aplicaría desde su creación. Pero que lamentablemente es abandonado para darle paso y someterse a una serie de programas de desarrollo impuestos por los organismos financieros internacionales los cuales continuaban imponiendo un modelo industrial rentista el cual definitivamente hace crisis en la década de los ochenta.

Además de habérsele inyectado un inmenso caudal de recursos económicos al modelo industrial, todavía no hemos desarrollado un modelo propio económico industrial que nos independice de la renta petrolera.

Según el Dr. Maza Zabala(2007) 1, “en los últimos dos años, 2005 y 2006 las importaciones han ascendido a niveles elevados: $ 22000 y 31000 millones respectivamente. Se presagia se eleven a $ 37000 millones para el 2007.”

30 años después podemos afirmar que por no haber tenido la claridad de lo que debe ser una política ambiental proveniente de un país petrolero nuestra crisis ambiental local se ha ido extendiendo progresivamente.

La crisis ambiental es planetaria-mundial, de una falta voluntad política y ética en toda su dimensión.
Esta crisis es imposible eludirla, esquivarla y mucho menos aplicar correctivos tecnológicos artificiales sin el consenso de las comunidades.

Las facturas ecológicas de la crisis:

Nuestras comunidades comienzan a entender que las facturas ecológicas se nos están venciendo.

Observemos las cifras sobre las demandas, el consumo y algunos de los nuevos retos de la humanidad:

La población mundial pasó de 2500 millones en 1950 a 6100 en 2000. El crecimiento durante esos cincuenta años ha sido superior al que se produjo en los 4 millones de años transcurridos desde que aparecimos como especie distinta.

Las rentas han aumentado a un ritmo superior al de la población. La renta per cápita casi se ha triplicado en el mundo desde 1950 hasta 2000.

El crecimiento demográfico y el aumento de la renta han triplicado la demanda mundial de cereales durante el último medio siglo, pasando de 640 millones de toneladas en 1950 a 1855 millones de toneladas en el 2000.

Para satisfacer esta creciente demanda de cereales, los agricultores han arado la tierra que era altamente erosionable, tierra demasiado seca o inclinada para los cultivos. Cada día, las tormentas de polvo y de lluvia están arrastrando miles de millones de toneladas de capa arable. En nuestro país hemos calculado que la pérdida de la capa arable o el deterioro de la tierra han variado con una tasa de un 9,9% cada año. 2

En nuestro planeta hace quinientos millones de años la cantidad de agua es prácticamente constante. El 70% de la superficie de la tierra está cubierta de agua: el 97,6% es salada y sólo el 2,4% es agua dulce. De este pequeño porcentaje, el 70% se destina a la irrigación, el 20% a la industria y únicamente un 10% al consumo humano. Pero sólo el 0,7% de este 10% es accesible de manera inmediata, el resto se encuentra en los acuíferos profundos, en los casquetes polares o en el interior de las selvas. 3

Poco menos de mil millones de personas consume el 86% del agua existente, mientras que para 1.400 millones de personas es insuficiente y para otros 2.000 millones no está tratada, lo que genera el 85% de sus enfermedades. A pesar de la abundancia, no sabemos usar el agua, pues desperdiciamos el 46% de ella, que sería suficiente para abastecer a Francia, Bélgica, Suiza y el norte de Italia. Es urgente por lo tanto un nuevo modelo cultural para el uso del agua. Nos llamaba a la reflexión el presidente Castro en otra de las tantas respuestas que le dio al imperialismo el pasado 4 de abril.

Surge entonces el nuevo dilema: el agua ¿es fuente de vida o fuente de lucro? ¿Es un bien natural, vital e insustituible o es un bien económico y una mercancía? Los que sólo buscan el lucro, la tratan como mercancía. Los que piensan en la vida, la ven como un bien esencial para todos los organismos vivos y para el equilibrio ecológico de la tierra. Tener derecho a la vida implica tener derecho a agua potable gratuita. Pero al haber costos de captación, tratamiento, distribución, uso, reuso y conservación, existe una dimensión económica innegable, que no debe prevalecer sobre el derecho, antes bien, debe hacerlo real y garantizado para todos. 4 Acá se levanta la dimensión ética para debatir con profundidad este trascendental tema.

La demanda de agua se ha triplicado también a medida que ha aumentado el consumo agrícola, industrial y doméstico, sobrepasando la producción sustentable de los países. Como resultado, los niveles de las capas freáticas están disminuyendo; los pozos y los ríos se están secando para detrimento de la vida salvaje y los ecosistemas.

En 1982 en el oriente de Venezuela se había afectado 110 ríos por innumerables causas tales como: desvíos, contaminación, deforestación y otros. 25 años después debiésemos conocer cual es el estado actual de nuestros ríos.

Otras facturas más.

El consumo de combustibles fósiles se ha multiplicado por cuatro, poniendo en marcha un aumento en las emisiones de carbono.

La agencia francesa de prensa transmitió el domingo primero de abril informaciones preocupantes sobre el cambio climático, que expertos reunidos por las Naciones Unidas consideran algo ya inevitable y de graves consecuencias en las próximas décadas. El informe del grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (IPCC) que involucró a 2500 científicos de 130 países, reveló dos datos aterradores. Primero, que el calentamiento planetario es irreversible y que ya estamos dentro de él; la tierra está buscando un nuevo equilibrio. Segundo, que el calentamiento es un fenómeno natural, pero que se aceleró enormemente después de la revolución industrial debido a las actividades humanas, hasta el punto de que la tierra ya no consigue autorregularse. 5

Según James Lovelock, en La venganza de Gaia (2007), anualmente se lanzan a la atmósfera cerca de 27 mil millones de toneladas de dióxido de carbono, que, condensadas, equivaldrían a una montaña de un kilómetro y medio de altura con una base de 19 kilómetros de extensión. 6

Esta es la causa del efecto invernadero que puede elevar todavía la temperatura planetaria en este siglo entre 1,8 y 6,4 grados centígrados.

Con las medidas que tal vez se lleguen a tomar, es posible que el aumento se quede en 3 grados, pero no menos de eso. Las consecuencias serán incontrolables: los océanos subirán de 18 a 59 cm., inundando ciudades costeras como Ámsterdam; Calcuta; Shangai; San Francisco mitad del estado de Florida y muchas ciudades costeras de nuestra Latinoamérica. 7

Habrá una devastación de nuestra biodiversidad tropical y millones de personas correrán peligro de desaparecer.

Jacques Chirac, presidente de Francia, a la vista de estos datos ha dicho con acierto: «ha llegado la hora de una revolución en el verdadero sentido de la palabra: una revolución de las conciencias, de la economía y de la acción política». Efectivamente, como no podemos detener la marcha del calentamiento, podemos por lo menos desacelerarlo mediante dos estrategias básicas: adaptarnos a los cambios -quien no lo haga, correrá el peligro de morir-; disminuir las consecuencias letales, permitiendo la supervivencia para Gaia, para los organismos vivos y, especialmente, para los humanos. 8

En Venezuela además de entender poco de lo que estamos haciendo por mitigar las emisiones de dióxido de carbono manejamos datos alarmantes. Nuestras emisiones totales de gas carbónico llegan a 240 millones de toneladas al año y de ellas la mitad provienen de la deforestación y la otra mitad del consumo de energía. 9

Nuestro país es líder en Latinoamérica en las emisiones de gas carbónico.

El hambre nuestro principal problema ecológico

Mientras en Francia se debatía sobre los cambios climáticos, en Washington se continua en el congreso el debate “la misteriosa desaparición de millones de abejas en todo Estados Unidos que tiene a los apicultores al borde del colapso económico. Esta misteriosa desaparición arroja una perdida de un 25 por ciento de los enjambres del país.

Se han esfumado más de medio millón de colonias, con una población de alrededor de 50 mil abejas cada una afectando a unos 30 de los 50 estados del país. Lo curioso del fenómeno es que en muchos casos no se encuentran restos mortales.

Los laboriosos insectos polinizan cultivos valorados entre 12 mil y 14 mil millones de dólares, según un estudio de la Universidad de Cornell. Los científicos barajan todo tipo de hipótesis, entre ellas la de que algún pesticida haya provocado daños neurológicos a las abejas y alterado su sentido de la orientación. Otros culpan a la sequía, cambios climáticos e incluso a las ondas de los teléfonos móviles, pero lo cierto es que nadie sabe a ciencia cierta cuál es el verdadero desencadenante” 10

Así como se afecta la economía de los apicultores, los productores de trigo canadienses en el 2002 redujeron sus ventan por problemas sequía. En ese mismo país se agotó el bacalao; los productores de plátanos y cambures del Ecuador por las fumigaciones aéreas del Plan Colombia deben ser indemnizados por las cuantiosas perdidas que han reportado; la quema de los bosques lluviosos de Indochina; las sequías del noreste de la China; el agotamiento de los acuíferos de las llanuras norteamericanas; la fusión de los glaciares que abastecen de agua a las ciudades andinas; los pescadores artesanales venezolanos se quejan de la desaparición progresiva de las sardinas por la sobre explotación incontrolada de la misma.

En la medida que estas afecciones locales se vayan extendiendo y multiplicando irán debilitando progresivamente la economía mundial y cada vez estaremos más cerca del día que estalle la burbuja economía mundial.

Los desafíos inmediatos

Ante las tantas facturas ecológicas que superan la capacidad biológica de nuestro planeta los retos que enfrenta la agricultura mundial y que nos han de afectar a todos nosotros sin excepción los podemos resumir:

* El aumento en las temperaturas y el descenso en las capas freáticas.

La temperatura media mundial en 10 de los últimos 14 años ha aumentado rompiendo records en cifras. Así se demuestra en el impactante y demás formativo documental de Al Gore titulado El Calentamiento Global: una verdad inconveniente. 11

Este documental, que se lo obsequiamos a este Ilustre Consejo Legislativo, desde diferentes perspectivas nos pone en evidencia los incontrolables efectos ambientales que a corto plazo tendremos. Cuando los niveles de dióxido de carbono aumentan también aumenta la temperatura de planeta. Están destruyendo las especies vegetales y animales más rápido de lo que pueden evolucionar las nuevas especies. Para el 2006 el numero de especies de animales y plantas extinguidas es de 16.119. 12

Los cultivos están padeciendo de un stress térmico sin precedentes. Las temperaturas más elevadas están reduciendo los rendimientos de cultivos, afectando directamente la fotosíntesis, el balance hídrico y la fertilización con los agro tóxicos.

Investigaciones revelan que cuando la temperatura llega a 34 grados centígrados la fotosíntesis se ralentiza y, para muchos cultivos se reduce a cero cuando se alcanza a 37 grados centígrados.

Shocks térmicos y deshidrataciones se detectaron en el cinturón del maíz en los recientes años más calurosos

Además de reducir la fotosíntesis y deshidratar las plantas, las elevadas temperaturas también afectan los procesos de fertilización de las semillas.

Los investigadores del Instituto Internacional de Investigaciones sobre el arroz en las Filipinas y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos han elaborado conjuntamente una regla según la cual por cada aumento de un grado centígrado en la temperatura sobre el óptimo, durante el periodo de crecimiento, la producción de cereales se reduce en un 10%. 13

Estos descubrimientos científicos recientes indican que si la temperatura aumenta en valores dentro de la banda inferior de la escala prevista la cosecha de cereales se podría reducir, en las regiones tropicales, una media del 5% para el 2020 y un 11% para el 2050. Dentro de la banda superior de la escala, las cosechas podrían caer un 11% para el 2020 y un 46% para el 2050. 14

Será muy difícil evitar estos declives a menos que los científicos puedan desarrollar variedades de cultivos que no sean vulnerables al stress térmico.

* El segundo reto que enfrentan los agricultores ya lo mencionamos: es la disminución de los niveles de las capas freáticas.

El Instituto sobre Política de la Tierra (Earth Policy Insitute 2004) en su extensa investigación ha demostrado que en la medida que la demanda mundial de agua ha ido en aumento, el nivel de las capas freáticas ha descendido en numerosos países, entre ellos China, India y Estados Unidos, que conjuntamente producen la mitad de los cereales del mundo. 15

Entendamos este dramático alerta de esta otra factura ecológica:


La curva de crecimiento de la demanda de agua a lo largo del último siglo se asemeja a la curva del crecimiento demográfico, salvo que, en el caso del agua el ascenso es más brusco. Mientras el crecimiento mundial de la población se esta duplicando, el consumo de agua se esta triplicando. A medida que la demanda de agua supera el rendimiento sostenible de los acuíferos, el nivel de la capa freática empieza a disminuir. Además de disminuir de forma exponencial, el nivel de las capas freáticas también esta descendiendo de manera simultanea en muchos países. 16

Esto implica que se producirían recortes en las cosechas de cereales en muchos países más o menos al mismo tiempo y se producirán en un momento en que la población mundial aumenta en más de 70 millones cada año. 17

Otros países, con devastadora tecnología agrícola, están sobre explotando sus acuíferos, lo que provocará drásticos recortes del suministro de agua a futuro. De estos, los más poblados son Pakistán, México e Irán. La sobre explotación crea una falsa impresión de seguridad agroalimentaria que es peligrosamente engañosa porque permite a los agricultores abastecer a una población creciente mediante una practica que , casi con toda seguridad, garantiza un descenso en la producción alimentaria a futuro.

Estimados amigos, fácilmente podemos entender que el sector de la economía con estas presiones ecológicas que probablemente sufrirá a muy corto plazo es: la alimentación.

Afirmamos que la erosión de los suelos, el deterioro de los pastos, el agotamiento de las pesquerías, la disminución las capas freáticas y el aumento de las temperaturas están convergiendo para hacer más difícil la producción alimentaria con la rapidez para satisfacer la demanda.

Además de esta irreversible y dramática situación ambiental planetaria, política y ética se le agrega uno de los disparates inimaginables en la historia de la sociedad contemporánea como lo es: el cultivo del etanol.

Sembrar cultivos para alimentar vehículos en vez de paliar los estados de hambrunas que existen en el mundo.

Veamos estas cifras:

Los cinco principales productores de maíz, cebada, sorgo, centeno, mijo y avena, que la administración Bush quiere convertir en materia prima para producir etanol, suministran al mercado mundial, según datos recientes, 679 millones de toneladas. A su vez, los cinco principales consumidores, algunos de los cuales son también productores de estos granos, necesitan actualmente 604 millones de toneladas anuales. El excedente disponible se reduce a menos de 80 millones de toneladas. 18

Este colosal derroche de cereales para producir combustible, sin incluir las semillas oleaginosas, sólo serviría para ahorrarles a los países ricos menos del 15 por ciento del consumo anual de sus voraces automóviles.

Versados investigadores, analistas, políticos, estadistas como el presidente Castro ha venido preguntándose:

¿dónde y quiénes van a suministrar los más de 500 millones de toneladas de maíz y otros cereales que Estados Unidos, Europa y los países ricos necesitan para producir la cantidad de galones de etanol que las grandes empresas norteamericanas y de otros países exigen como contrapartida de sus cuantiosas inversiones? ¿Dónde y quiénes van a producir la soya, las semillas de girasol y colza, cuyos aceites esenciales esos mismos países ricos van a convertir en combustible?

Les pregunto a todos ustedes ¿este desafío que tenemos al frente de preferir alimentar vehículos en vez de seres humanos no es una distorsión de los valores éticos de la sociedad dominante?

Sociedad donde los deseos del ser humano se están acostumbrando a no tener limites, por cuanto éstos nos conducen fácilmente a procurar la ventaja individual, la competencia, el consumo, el lucro a costa de la explotación de las clases, sometimientos de los pueblos y la pérdida de nuestros privilegiados recursos naturales.

¿Qué puede hacer la revolución bolivariana?

Venezuela para nuestro orgullo y dignidad se erige como el paradigma de Latinoamérica por los tantos saltos sociales que están en camino.

El pueblo venezolano cada día nos brinda innumerables y dignas acciones de transformación para avanzar en la consolidación de la democracia participativa.

La participación del pueblo sigue creciendo como otra genuina expresión de participación-poder.

Se ha fortalecido el poder del pueblo para avanzar en el poder popular constituyente, el cual exige conquistar nuevos niveles para seguir profundizando, ampliando y expandiendo nuestro proceso revolucionario.

En nuestra Venezuela se vive una época estelar. Como diría el presidente ecuatoriano Rafael Correa, Latinoamérica vive cambios de épocas y éstas transformaciones en los nuevos contextos y retos sociales Venezuela los lideriza.

No podemos abandonar tal histórica distinción, por ello estamos convencidos que de los motores constituyentes que el presidente Chávez nos ha propuesto sin descanso trabajar, el 3er motor Moral y Luces, la educación con valores socialistas, es el fundamental, el mas critico, e indispensable trabajar.

De no profundizar en este 3er motor no podremos avanzar en los otros motores constituyentes. Así nos lo recalca el presidente Chávez.

Debemos en la practica ir construyendo los cinco motores pero al frente con los valores indispensables del nuevo socialismo que debemos construir.

Se trata de edificar, de labrar una nueva ética socialista, la cual es demandada por los procesos revolucionarios que se impulsan entre los diferentes movimientos sociales del mundo.

Desde allí al proceso revolucionario venezolano se nos exige avanzar aceleradamente por una gestión ambiental alternativa; distinta y progresista. La cual se expresa en diferentes niveles de organizaciones sociales de carácter popular, como los Consejos Comunales (18320 creados), los cuales reflejan su diversidad cultural; su autonomía propia y que su disposición de avance ante su gestión social, sea en su esencia la participación directa e indirectamente en las soluciones de los diversos problemas ambientales.

Desde esta práctica, ha de consolidarse la nueva ética socialista: la ética para vivir de una manera sustentable.

¿Que es la ética de la sustentabilidad?

Afortunadamente en nuestra patria grande, Latinoamérica, hay una amplia discusión que orienta los debates de una nueva ética.

Avanzar hacia una nueva era ética.

Como nos lo ha expresado el teólogo brasilero Leonardo Boff 19 en tantos de sus escritos, disertaciones, propuestas y acciones: “La era que está terminando se fundó en la voluntad de conquista y de dominación de los otros y de la naturaleza, casi siempre con el recurso a la violencia directa. El capital, la acumulación privada de bienes materiales, el consumismo, la competencia, la exaltación del individuo y la expoliación de los recursos naturales, caracterizan esta era. Junto a valores irrenunciables, no se puede desconocer un legado perverso: una humanidad barbarizada y dividida entre incluidos y excluidos, una casa común depredada y una máquina de muerte montada, capaz de destruir el proyecto planetario humano, y capaz de afectar profundamente a nuestro sistema de vida” 20

Si quisiéramos garantizar nuestra presencia en el proceso evolutivo, necesitamos de otro arreglo civilizatorio que tenga condiciones de futuro y de sustentabilidad.

Leonardo Boff, curiosamente coincide con los presidentes de Francia, Cuba y con centenares de investigadores revolucionarios en Latinoamérica:

Necesitamos una revolución en el sentido clásico de la palabra, o sea, el establecimiento de una nueva utopía, un nuevo rumbo con otras estrellas-guía que orienten nuestros pasos, que esta vez serán pasos de la humanidad como un todo. Aunque con pretensiones universalistas, todas las revoluciones anteriores fueron y serán regionales. Lo que ahora importa es que la revolución sea mundial, porque mundiales son los problemas que exigen un equilibrio mundial. Y es una revolución urgente, porque el tiempo del reloj corre en contra nuestra. O la hacemos dentro del tiempo limitado (la ONU establece que hasta el año 2030, Johannesburgo que hasta 2050), o será demasiado tarde. Antes que nada necesitamos una utopía: mantener la humanidad re-unida en la misma casa común contra aquellos que quieren bifurcarla haciendo de los diferentes desiguales, y de los desiguales desemejantes” 21

Centenares de lucidos pensadores coinciden en que necesitamos urgentemente una ética planetaria para garantizar nuestro futuro común. 22

Boff desde sus densos análisis nos da algunas pistas:

– Necesitamos potenciar el nicho de donde irrumpe la ética: la inteligencia emocional, el afecto profundo (pathos) de donde emergen los valores. Sin sentir al otro en su dignidad, tratarlo como semejante y como prójimo.

-Además, importa vivir -en el día a día, y más allá de las diferencias culturales- tres principios comprensibles que todos debemos cumplir:
* El cuidado que protege la vida y la tierra;
* La cooperación social que hace que dos más dos sean cinco;
* Y la corresponsabilidad que se preocupa de que las consecuencias de todas nuestras prácticas sean benéficas. 23

Apreciados amigos, estas profundas ideas que nuestros compañeros revolucionarios latinos que nos ponen en camino y nos exigen acciones por y para ellas se encuentran ampliadas, recogidas en un documento de 54 puntos para la reflexión y direccionamiento político local titulado: "El manifiesto por la vida hacia una ética de la sustentabilidad"

Documento que fue elaborado por 36 mujeres y hombres latinoamericanos tan revolucionarios como lo que pretendemos llegar a ser. 24

Un documento similar el presidente Chávez firmó en junio del año pasado en Curitiba, Brasil, defendiendo la seguridad agroalimentaria, la biodiversidad y las semillas campesinas. 25

¿Qué nos impide desde este colectivo, hacerle llegar este valioso documento a nuestro presidente? El necesita de ello, de estas ideas, enfoques u opciones para enriquecer nuestro debate. Me parece fundamental como herramienta para la transformación de la sociedad.

El presidente Chávez no deja de exigirnos, de entusiasmarnos desde diferentes escenarios, que para profundizar la revolución bolivariana hay que tocar fondo, para ello debemos ser estudiosos, investigar, cuestionar y pronunciar las acertadas críticas con aplomo, seriedad y responsabilidad.

De la misma manera, el presidente Chávez en el afán de construir su nueva organización revolucionaria en varias oportunidades y que recuerde en su discurso en el Teresa Carreño habló claro de la necesidad de que el nuevo partido que se esta gestando debe ser capaz de recoger todas las corrientes y tendencias.

Cuando digo hacérselo llegar este valioso documento al presidente también me refiero, como el lo ha dicho: al pueblo y a sus organizaciones; a las distintas comisiones del poder moral; a las direcciones institucionales y regionales del estado y alcanzar a los Consejos Comunales que todavía no los han recibido.

Y, por supuesto, especial encomienda a las altas autoridades del Ministerio del Poder Popular del Ambiente y los Recursos Naturales en su trigésimo aniversario.

Estoy convencido y por la condición de hombre revolucionario que esta propuesta del manifiesto por la vida es uno de los mejores aportes que podemos oportunamente brindarle al debate del tercer motor constitucional y a nuestro proceso revolucionario.

Por una segunda oportunidad

A este Consejo Legislativo por segunda vez en cinco años se le presenta la posibilidad de publicar y divulgar masivamente este valioso documento del manifiesto por la vida.

Digo segunda vez, por cuanto por aquellas cosas del destino y de la responsabilidad revolucionaria que modestamente me compete ante la preservación del ambiente, me ha tocado venir con tamaña necesidad histórica. A solicitarles ahora públicamente seamos más consecuentes con la propuesta de la formación revolucionaria desde nuevos ideales democráticos: la perspectiva social-ecológica.

Para finalizar deseo traerles unas reflexiones de nuestro guerrillero heroico el comandante Ernesto “ Che” Guevara, quien en su afán de dar pautas a la formación del hombre nuevo aprendido en las jornadas de la caña y la agricultura; en las diversas industrias; en ese trajín y accionar revolucionario, argumentaba que la interpretación de la realidad social, la organización social de la producción y los cambios por generar en esa realidad social, de esta viva trilogía de la interacción social-laboral también debían salir los nuevos valores de la educación y la ética socialista para la formación del hombre nuevo.

El aprendizaje del guerrillero heroico es muy claro y preciso. Nuestras relaciones sociales y laborales deben y tienen que cambiar desde el análisis y el accionar, por y para el avance de las nuevas relaciones y organizaciones sociales de producción.

Desde esta nuevas relaciones, en nuestra convivencia diaria no podemos excluir a la naturaleza, al ambiente y a las relaciones que se desprenden. Obviarlos seria continuar encañándonos, sin poder evolucionar en el nuevo sentir democrático.

Tengamos siempre presente que la democracia participativa es el valor y el régimen de convivencia que mayor se adecua a la naturaleza humana cooperativa y societaria.

Por ello debemos asumir con creces la propuesta de la democracia ecológica-social que asume el cuidado, la preservación de la tierra, incluyéndola en el pacto social.

Amigos presentes, es muy claro y entendible el compromiso que se nos otorga:

Si no avanzamos hacia el pacto social de la tierra por su cuidado y para su preservación y si continuamos eliminando sus valiosos recursos naturales no habrá base para ningún tipo de nueva ciudadanía y sus generaciones futuras y de democracia.

Trabajar sin detenernos jamás por la nueva realidad social, sin destruir el ambiente ha de ser una de las bases sociales e ideológicas para construir los nuevos valores socialistas en nuestra democracia revolucionaria. Muchas gracias. www.ecoportal.net

Discurso de orden en la celebración del XXX aniversario de la creación del ministerio del poder popular para el ambiente y recursos naturales, en el parlamento barinés regional, 11 de abril de 2007.

Miguel Ángel Núñez
email: ipiat2000@yahoo.es

Notas:
1www.lasnoticiasdecojedes.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1840&itemid=2
2 www.eraecologica.org/revista_03/lee_03.htm?jacoa.htm~mainframe
3 www.mgar.net/mar/agua.htm
4 www.altercom.org/article146891.html
5 www.bellaciao.org/es/article.php3?id_article=4061
6 www.elpais.com/articulo/sociedad/james/lovelock/
7 www.masternewmedia.org/es/2006/07/10/
8http://foroambiente.blogspot.com/2007/02/ipcc-revolucion-ecologica-chirac.html
9www.ciens.ula.ve/-jcenteno/.2001
10www.ndtvblogs.com/views/catglist.asp?gl_guid=&q_catid=3 ;
Www.keelynet.com/indexmar307.htm ;
Www.life.uiuc.edu/entomology/newsletter/newsletter2005.pdf
11 www.masternewmedia.org/es/2006/07/10/
12 http://www.heraldo-berlin.de/framenews.php?op=noticia&idn=1200
13 http://www.pnas.org/cgi/content/full/101/27/9971
14 http://www.grida.no/climate/ipcc_tar/wg1/338.htm
15 www.earth-policy.org/books/pb2/contents.htm
16 www.earth-policy.org/books/pb2/contents.htm
17 http://www.iwmi.cgiar.org/pubs/wwvisn/wsandpov.htm
18 www.altercom.org/article146891.html
19 Ver: www.leonardoboff.com/
20 http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=067
21 http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=067
22 www.agapea.com/etica-planetaria-desde-el-gran-sur 04096i.htm
www.Universum.Utalca.cl/contenido/index-01/ainsa.pdf
www.earthcharterinaction.org/pdfs/tec-esp-pdf/spa-
23http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=067
24 www.cerai.es/fmra/archivo/manifiestoxlavida.pdf
www.pnuma.org/educamb/mantexto.php
www.mma.es/portal/secciones/formacion_educacion/recursos/rec_documentos/manifiesto
www.tierramerica.net/2006/0916/grandesplumas.shtml
www.cisas.org.ni/es/declaracion_del_encuentro_de_los_pueblos_por_la_vida
25 www.desdeabajo.info/mostrar_articulo.php?tipo=actualidad&id=898
www.minci.gov.ve/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Suscríbete a EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!