Energías

Algo ronda nuestros territorios: La Ronda Colombia 2010

Como predijo Hubbert, hace varias décadas, estamos ante el pico del petróleo, y cómo adictos, países y empresas continuarán con la desaforada búsqueda de petróleo no importa si esto se hace en los polos, los fondos marinos, los parques naturales, los santuarios indígenas, las reservas forestales, los humedales o, la selva amazónica. Aquí no interesa nada, ni el cambio climático, ni el terrible deterioro ambiental, ni las implicaciones sobre pueblos y culturas, la única consideración es continuar obteniendo hidrocarburos para sustentar este sistema capitalista que se nutre de estos, no importa si con eso se perjudica al resto de la humanidad.

Por Tatiana Roa Avendaño

Como predijo Hubbert, hace varias décadas, estamos ante el pico del petróleo, y cómo adictos, países y empresas continuarán con la desaforada búsqueda de petróleo no importa si esto se hace en los polos, los fondos marinos, los parques naturales, los santuarios indígenas, las reservas forestales, los humedales o, la selva amazónica. Aquí no interesa nada, ni el cambio climático, ni el terrible deterioro ambiental, ni las implicaciones sobre pueblos y culturas, la única consideración es continuar obteniendo hidrocarburos para sustentar este sistema capitalista que se nutre de estos, no importa si con eso se perjudica al resto de la humanidad.


El pasado 2 de diciembre, en Corferias, en Bogotá, en el marco de la primera versión de Colombia Petroleum Show, el gobierno colombiano, a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) lanzó la Ronda Colombia 2010, que consiste en una agresiva oferta de bloques, en todo el territorio nacional, para la exploración y la explotación de petróleo.

El anuncio de la Ronda se efectuaría los días previos a la 15 Conferencia de la Partes sobre Cambio Climático (2). El gobierno colombiano iría a Copenhaguen con un doble rostro en materia ambiental, de un lado, como protector de la naturaleza, y de otro lado, su real rostro, aquel que no le importará entregar los últimos refugios de vida a empresas transnacionales para que desarrollen uno de las más agresivas industrias extractivas, la petrolera.

Este intensa propagación de la actividad hidrocarburífera en el país, coincide con las advertencias que ha hecho el investigador en temas energéticos Michael Klare (2008), que considera que en el futuro cercano, algunos países y empresas petroleras intensificarán la búsqueda de estos combustibles, ampliando sus fronteras petroleras e invadiendo los últimos refugios de tierra vírgenes y libres de crudo. Y utilizando la fuerza si es necesario (3). Pero no sólo seguirán en la búsqueda desaforada de petróleo, sino también de sus “sustitutos”, incluyendo los agrocombustibles y otros líquidos (4), haciendo referencia a las arenas y los esquistos bituminosos, los crudos ultrapesados, el carbón, entre otros.

Como predijo Hubbert, hace varias décadas, estamos ante el pico del petróleo, y cómo adictos, países y empresas continuarán con la desaforada búsqueda de petróleo no importa si esto se hace en los polos, los fondos marinos, los parques naturales, los santuarios indígenas, las reservas forestales, los humedales o, la selva amazónica. Aquí no interesa nada, ni el cambio climático, ni el terrible deterioro ambiental, ni las implicaciones sobre pueblos y culturas, la única consideración es continuar obteniendo hidrocarburos para sustentar este sistema capitalista que se nutre de estos, no importa si con eso se perjudica al resto de la humanidad.

Y claro, el gobierno colombiano no se queda atrás. A través de la ANH viene promoviendo diversas rondas que ofrecen el territorio colombiano a los inversionistas petroleros. De esta forma, la Ronda Colombia 2010 terminará de cuadricular en bloques y hacer de nuestro país, un entramado de áreas petroleras que se entretejen sobre los bloques mineros, avanzando agresivamente sobre los territorios que cuidadosamente han construido y protegido los pueblos.

Pero ¿en qué consiste la Ronda Colombia 2010? ¿qué relación tiene con las rondas anteriores? ¿cuáles son los ofrecimientos que están haciendo a los consorcios petroleros? ¿qué empresas están explorando y explotando en el territorio colombiano? Veámos.

Los antecedentes de la Ronda Colombia 2010

El 26 de junio de 2003 el gobierno nacional expide el decreto 1760 modificando la estructura orgánica de Ecopetrol, para convertirla en una sociedad anónima (5), primer paso para la privatización de la histórica empresa estatal petrolera. Mediante este cambio, Ecopetrol S.A., “pierde las funciones de Estado en cuanto administrador del recurso petrolero. Para reemplazarla en ese sentido se creó la ANH” (6). La Agencia adquiere el carácter de administrador y regulador del recurso hidrocarburífero y comienza una transformación de la política petrolera nacional, buscando mayor prospectividad y facilitando la inversión extranjera en el sector (7).

Luego de definir y organizar las estrategias para garantizar la inversión en el sector. A partir de 2007, la ANH convoca la Ronda 2007, un proceso competitivo especial de áreas Exploración y Producción (E&P), ofertando para ello bloques y áreas. En junio, se lanza la mini Ronda 2007, en siete áreas situadas en los Llanos Orientales (Altamira Jagueyes, Mantecal, Altair y la Cuerva), Putumayo (Sierra)y el Valle Superior (Alea) e Inferior del Río Magdalena (La Maye).

En septiembre de 2007 se anuncian los resultados de la Ronda Caribe 2007, en la que adjudicaron 9 de los 13 bloques ofertados, desde el norte del Mar Caribe frente a la Guajira hasta los alrededores del Parque Natural Islas del Rosario. Las empresas petroleras que están a cargo de estos contratos son la brasileña Petrobras Colombia Limited, las estadounidenses Exxon y Hess Corporation, la colombiana Ecopetrol, la británica British Petroleum y la india ONGC Videsh Limited, entre otras.

En 2008, nuevamente la ANH convocará otros dos procesos competitivos de áreas especiales: la Ronda 2008 y la Mini Ronda 2008. En “la Ronda 2008, la Agencia Nacional de Hidrocarburos –ANH? ofreció 43 bloques en las áreas de Cesar?Ranchería & Guajira, Sinú?San Jacinto Norte, Cordillera Oriental y Llanos Orientales Área occidental y recibió ofertas por 22, culminando el proceso denominado ‘Ronda Colombia 2008’ iniciado en marzo del presente año (8).

La Mini Ronda 2008 ofrecería 102 bloques y recibiría ofertas para 50 en las áreas de Llanos Orientales, Valle Medio del Magdalena – Catatumbo, Valle Superior del Magdalena, Putumayo, Cordillera Oriental (9).

Tabla 1 Resultados Ronda Caribe 2007


De esta forma, la meta se conseguiría: ampliar la frontera petrolera y facilitar la inversión extranjera ofreciendo mejores garantías para su presencia en el país (10). Esto pareciera ser el énfasis de la actual política petrolera colombiana.

La Ronda Colombia 2010

Con los avances del 2007 – 2008, la ANH anuncia una nueva ofensiva, la Ronda Colombia 2010, sobre prácticamente todo el territorio colombiano. A mediados del próximo año, se recibirán las primeras ofertas de las empresas petroleras por los 170 bloques ofrecidos.

No quedará rincón del país sin ser escarbado. Ni la Amazonía, ni las sábanas caribeñas ni del Orinoco, ni las cuencas del Cauca y el Magdalena, ni las selvas del Catatumbo, ni el piedemonte llanero y amazónico, ni las profundas aguas del Mar Pacífico. De norte a sur y de este a oeste, este plan terminará de entregar para la E&P el idílico Mar Caribe colombiano, incluido el archipiélago de San Andrés y Providencia.

La ronda Colombia 2010, consiste en la oferta de tres tipos de áreas con diversas características geológicas y exploratorias. Estas son:

* Tipo 1 o mini ronda de E&P en seis regiones del país: Catatumbo, Valle Superior del Magdalena, Valle medio del Magdalena, Cordillera Oriental y, Caguan – Putumayo, la mayor parte de ellas, exceptuando Caguán Putumayo, históricas regiones petroleras y por ende, contienen suficiente información geológica y sísmica;

* Tipo 2 o de E&P en Cuencas con Nueva Prospectividad como su nombre lo indica se perfilan como zonas con un importante potencial petrolera, entre ellas están: Chocó (sub cuenca del San Juan, Guajira, Llanos Orientales, Urabá, Tumaco, Chocó (subcuenca del Atrato), Sinú – San Jacinto – Valle inferior del Magdalena.

* Tipo 3 o Contrato de áreas especiales TEA cuyo objetivo principal consiste en “evaluar el potencial hidrocarburífero de un área e identificar prospectos para celebrar un eventual contrato de E&P sobre una porción ó la totalidad del área contratada” (ANH, 2009). Se ofrecerán bloques en las siguientes regiones: Caguán – Putumayo, Chocó (sub cuenca del San Juan), Guajira, Llanos Orientales, Urabá, Tumaco, Chocó (subcuenca del Atrato), Sinú – San Jacinto – Valle inferior del Magdalena, Cesar-Ranchería, Cauca – Patía, Los Cayos, Vaupés- Amazonas y Cordillera Oriental (11).

Con la Ronda Colombia 2010, el gobierno nacional espera aumentar de manera ostensible la exploración en áreas con alto potencial ampliando la frontera petrolera, extender la autosuficiencia ampliando las reservas actuales y continuar con los ritmos de exportación de crudo que ha mantenido en los últimos años y que convierte al sector petrolero en uno de los de mayor importancia en la economía nacional, fortaleciendo la economía extractivista en que se han basado los últimos gobiernos colombianos.

Según los reportes de la ANH de noviembre de 2009, la producción diaria de petróleo ascendía a 725 mil barriles diarios (bpd) de los cuáles la producción de los asociados es de 655 mil bpd mientras que la producción de


la ANH sólo alcanza los 70 mil bpd. Mientras la producción de gas alcanzó en el mes de noviembre 1074 Millones de pies cúbicos por día (Mpcpd), de los cuales corresponden a los asociados 1013 Mpcpd y a la ANH tan sólo 61 Mpcpd.

Las cifras muestran la notoria dependencia que Colombia tiene para garantizar su consumo interno nacional, el 90% de la producción de crudo esta hoy en manos de las empresas asociadas privadas nacionales o internacionales, que incluyen Ecopetrol, con una importante participación de privados desde que inició el proceso de privatización.

Lo cierto es que no se vislumbran políticas que permitán definir de un lado, cómo ir construyendo un tránsito pospetrolero. Se sigue priorizando la producción petrolera no obstante los graves conflictos sociales y ambientales que provoca, incluyendo la competencia por el uso de los suelos, la deforestación asociada a sus actividades y el intensivo uso del agua, así como su grave deterioro, desvalorizando la importancia estratégica de la riqueza natural y cultural con que cuenta Colombia.

La política petrolera es totalmente contradictoria con otras políticas gubernamentales. De un lado se promueve a Colombia como un país con un importante potencial turístico12, y de otro lado, se ofrece todo el territorio nacional para las actividades extractivistas: minería y petróleo. Esta intensa actividad extractivista está agudizando los fuertes conflictos ambientales entre las actividades extractivistas, la producción agrícola o la industría turística. Son bien conocidos el caso con el Puerto Carbonífero junto al balneario el Rodadero, en el Mar Caribe, perjudicado por la contaminación con el polvillo del carbón y ha provocado el cierre de varios hoteles.

Ya terminando…

La decisión sobre nuestro futuro está en nuestras manos, indudablemente poco hay que esperar de los políticos que nos gobiernan. Tendremos que repudiar las respuestas simples, tales como el discurso de la autonomía petrolera basada en la destrucción de los refugios silvestres, o la falsa promesa de seguridad energética con el fomento de los agrocombustibles a partir del diesel de la palma aceiterera o el etanol derivado de la caña de azucar, que además de no resolver el problema energético desterritorializan a los pueblos ancestrales.

Hay mucho que aprender del pueblo ecuatoriano que ha logrado colocar en la agenda internacional el debate de “dejar el crudo en el subsuelo”. Esta propuesta ya ha tenido eco en los pueblos de la Amazonía Boliviana y Brasileña y, de Nigeria. O del pueblo costaricense que decidió declararse un país libre de actividad petrolera.

Hoy más que nunca debemos oir el mensaje U´wa que nos invoca a reconocer a ruíria como la sangre de la Pacha Mama. La naturaleza nos está exigiendo salidas precisas. Las respuestas frente al cambio climático deben ser claras, sin duda es preciso realizar transformaciones profundas en los sistemas de producción y consumo, romper la dependencia y la adicción al petróleo, transformar los sistemas de transporte, relocalizar la producción y el consumo de alimentos, construir soberanía alimentaria, de lo contrario, se seguirán imponiendo las falsas soluciones derivadas de Kyoto y las negociaciones internacionales.

Es preciso retomar con urgencia el debate sobre el petróleo en nuestros países y en la agenda internacional sobre cambio climático. No es suficiente la discusión sobre qué hacer con la renta petrolera, tenemos que definir, cuál debe ser el papel que jugará el petróleo en sociedades en transición hacia una era pos petrolera. Ese es realmente el debate de hoy y del futuro cercano.

Es urgente detener el avance de las torres petroleras y las retroexcavadoras para la minería que como viejos monstruos se quieren instaurar en nuestros territorios. Es necesario informarse e investigar en qué consisten estos planes petroleros para detener la Ronda Colombia 2010, antes que se adjudiquen los contratos petroleros.

Estamos a tiempo. Con un fuerte compromiso del ambientalismo y de los movimientos sociales fortaleciendo las articulaciones locales, regionales y nacionales, escuchando la voz de la naturaleza y de los pueblos, se podrá detener la maquina extractivista que amenaza los territorios. Sin duda, nuestra tarea es anteponer la vida frente a los planes que sólo anuncian muerte y destrucción. www.ecoportal.net

Tatiana Roa Avendaño – 25 de ene/2010 – Ambientalistas en Acción – Censat Agua Viva – Amigos de la Tierra – Colombia

Notas:

1) Artículo publicado en la RevistaPetropress, Cedib, Cochabamba, Bolivia, enero 2010

2) La COP 15 ser realizaría en Copenhaguen a partir del 7 de diciembre

3) En el caso colombiano, un reciente acuerdo con los Estados Unidos construirá siete Bases militares con presencia de personal estadounidense, ellas son: Palanquero y Tolemaida en Cundinamarca, Apiay (Meta), Malambo (Atlántico), Larandia (Caqueta), Bahía Málaga (Valle del Cauca) y Cartagena (Bolivar).

4) El nombre de líquidos es utilizado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos

5) A partir de allí, Ecopetrol se define “como una sociedad pública por acciones, ciento por ciento estatal, vinculada al Ministerio de Minas y Energía. La rigen sus estatutos, protocolizados en Escritura Pública número 4832 del 31 de octubre de 2005, otorgada en la Notaría Segunda del Circuito Notarial de Bogotá D. C., y aclarada por la Escritura Pública número 5773 del 23 de diciembre de 2005. […] Las tareas de la empresa
serían ahora la exploración, explotación y labores conexas de las áreas vinculadas a todos los contratos celebrados hasta el 31 de diciembre de 2003. Tendría además funciones propias de una empresa petrolera, como la exploración y explotación, refinación, procesamiento, distribución, transporte, almacenamiento y comercialización de los hidrocarburos y sus derivados, en instalaciones propias o de terceros, en el territorio nacional y en el exterior” (Roa, 2008: 37).

6) Roa, Tatiana, “Entre el Tunjo y la iguana”, Revista Ruiría, Censat Agua Viva, Bogotá, Diciembre de 2008, pg: 37

7) Se adopta un contrato de regalías, impuestos y derechos, reemplazando el contrato de asociación. Incorporando tres etapas diferentes y separadas: exploración, evaluación y explotación.

8) En www.anh.gov.co Según la información de la web de la ANH, las empresas que resultaron primeras en el orden de elegibilidad de los 22 bloques son MetaPetroleum Ltd., Pluspetrol, SK Energy, ONGC Videsh Ltd. Sucursal Colombia, Tecpecol S.A., Ecopetrol S.A., Talisman Energy, Hocol S.A., Pacific Stratus Energy Colombia Ltd., Lewis Energy Colombia Inc., y representan intereses de países como India, Canadá, Colombia, Argentina, Corea y Francia

9) Las empresas para los 50 bloques son, Operaciones Petroleras Andinas S.A., Ecopetrol S.A., Petromont S.A., Petroandina Resources Inc., Kinetex Sucursal Colombia, Golden Oil Corp., Geokinetics International Inc., Omega Energy Colombia, Cepsa Colombia S.A., BD Production Co Inc., Petrominerales Colombia Ltd., NCT Energy Group C.A Colombia, TC Oil & Services S.A., Thorneloe Energy Colombia, Winchester Oil and Gas S.A., Montecz S.A., Lewis Energy Colombia Inc., Petrotesting Colombia S.A., Consorcio Energía Colombia S.A. Cenercol S.A., Petróleos Colombianos Limited, Conequipos Ing. Ltda, Petropuli Ltda, Opica BLC S.A., Morichal Petróleo y Gas Ca., Inepetrol, Technical Integrated Services Inc., Hocol S.A., Emerald Energy Colombia, representan intereses de países como Colombia, Francia, Argentina, Canadá, Venezuela, entre otros. En www.anh.gov.co

Referencias consultadas

Agencia Nacional de Hidrocarburos, www.anh.gov.co

Klare, Michael T. Beyond the Age of Petroleum, 2007
En http://www.thenation.com/doc/20071112/klare/4

Klare, Michael, Rising Powers, Shrinking Planet, New York, Metropolitan Books – Henry Holt and Company, 2008

Roa, Tatiana, “Entre el Tunjo y la iguana”, Revista Ruiría, Censat Agua Viva, Bogotá, Diciembre de 2008, pg: 37

Roa, Tatiana, La Ronda Colombia 2010, una agresiva avanzada petrolera, En
http://www.oilwatchsudamerica.org/Lo-Nuevo/colombia-ronda-colombia-2010-tatiana-roa.html
http://www.rondacolombia2010.com/index_lang.php

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Posts más compartidos