Globalización

Cumbre ALC-UE versus La Cumbre de los Pueblos “No más imposiciones”

Tanto la Cumbre de los Pueblos “Enlazando Alternativas”, el Tribunal Permanente de los Pueblos, así como el Foro de Pueblos Indígenas, dieron un “no” rotundo al modelo neoliberal, así como sancionar moral y étnicamente a las transnacionales europeas que operan en el Continente, quienes cometen no solo ilegalidades sino también acciones injustas en contra de los derechos humanos y de los derechos colectivos de los pueblos, principalmente el de los pueblos indígenas.

Por Kajkoj (Máximo) Ba Tiul

Tanto la Cumbre de los Pueblos “Enlazando Alternativas”, el Tribunal Permanente de los Pueblos, así como el Foro de Pueblos Indígenas, dieron un “no” rotundo al modelo neoliberal, así como sancionar moral y étnicamente a las transnacionales europeas que operan en el Continente, quienes cometen no solo ilegalidades sino también acciones injustas en contra de los derechos humanos y de los derechos colectivos de los pueblos, principalmente el de los pueblos indígenas.


Cuando los pueblos originarios del mundo y en particular los pueblos de América Latina hoy más conocido como el Continente de Abya Yala, fortalecían su propio futuro, basado en una relación armónica con la naturaleza, con la tierra, con los antepasados, con la comunidad, con la familia y con la divinidad, llegan en 1492 los “supuestos descubridores”. Venían con una ansiedad no solo de extender el territorio de los imperios (España, Inglaterra, Francia, Holanda, Portugal, etc.), sino hacer que todos los denominados “salvajes” aceptaran como única fe la propuesta de la iglesia católica. Es en este momento cuando iglesia y la corona comienzan a hacer de las suyas con los hombres y las mujeres de estas tierras.

Estos países, llamados por todos los pueblos indígenas “extranjeros” o como se les denomina en Guatemala “los kaxlanes”, convirtieron a la tierra y al territorio en un botín de guerra y los pueblos en súbditos y esto permitió la esclavitud de grandes cantidades de personas, sin importar genero y edad, además de despojarlos de sus tierras y de los recursos.

Es en este momento cuando comienza lo que hoy denominamos exclusión y desigualdad. Es en este momento cuando Europa, principalmente, comienza a debernos y no nosotros a ellos. En este momento Europa se convierte en un deudor de América Latina.

Hoy, después de muchos años, ya no solo Europa tiene intereses en nuestros países, sino también Estados Unidos. Ambos, con una ansiedad salvaje imponen sus propios proyectos económicos, con la excusa de que quiere que salgamos de la pobreza. Imponen sus proyectos económicos, denominado Tratados de Libre Comercio o Acuerdos de Asociación, etc., a través de sus organismos internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Banco Centroamericano de Integración Económica, Organización Mundial del Comercio), también imponen sus proyectos políticos e ideológicos, a través de organismos humanitarios como las Naciones Unidas o la Organización de Estados Americanos. Nos clasifican numéricamente a través de organismos de investigación como USAID, CEPAL y el PNUD. También ejercen su control a través de ONGs de Cooperación ya sean estas internacionales como nacionales, particularmente las denominadas ONGs de desarrollo o centros de investigación y académicos, sobre todo las vinculadas con las élites.

Desde hace muchos años, los Estados y sus instituciones de control, ya sea militar o político, llevan a cabo reuniones para hablar de los pobres, los explotados, los excluidos, los marginados, los racializados. Antes era la Corona y el Imperio, con la presencia de la santa inquisición, ahora son los Estados con sus propios organismos de control o de adoctrinamiento. Antes hablaban de cristianizarnos y de civilizarnos, ahora hablan de educarnos, de alfabetizarnos, de darnos algunas medicinas para que produzcamos más. Antes hablaban de cómo controlarnos para explotar la tierra y el territorio, ahora hablan de proyectos y megaproyectos. Antes hablaban de integrarnos a los Estados-Nacionales, ahora hablan de inclusión y de participación política. Pero en ningún momento hablan de las causas reales de la desigualdad y de la exclusión. Hablan en términos de cuanto de dinero debemos tener para dejar de ser pobres y cuanto debemos consumir, pero no asumen su responsabilidad que nuestra situación comienza desde que pisaron estas tierras los primeros extranjeros y que se fortalece cuando se lo dejaron a los criollos hoy conocidos como los ricos y los oligarcas de América Latina.

Esta Cumbre “América Latina y el Caribe y la Unión Europea”, se da en medio de situaciones geopolíticas muy importantes, por un lado Estados Unidos con su visita a Israel, no solo tiene sentido para celebrar un año más de independencia, sino para fortalecer su estrategia militar y política para esa región. En nuestro Continente, el fortalecimiento de las tensiones entre Colombia, Venezuela y Ecuador, situación que se da en marco político y militar, en la que Estados Unidos a través de Colombia quiere hacer que Ecuador y los otros países de la región, no solo se unan para acabar con las FARC-EP, sino también para desestabilizar a gobiernos como el de Bolivia y Venezuela, como muestra es la famosa computadora del Comandante Reyes y los procesos separatista de la región de la Media Luna en Bolivia y la próximo reclamo de supuesta autonomía del Estado de Zulia en Venezuela. Al mismo tiempo que se comienza a padecer los efectos políticos y económicos del hambre que ha provocado el modelo neoliberal en la región.

Antes de esta cumbre Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, invita a sus pares de Centroamérica, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Dominicana a discutir sobre las estrategias a seguir por la situación que comienza a generar el hambre en la región: movilizaciones en Haití, escasez de combustibles en Guatemala y la paralización del transporte pesando, también en Guatemala y Nicaragua, la toma de carreteras por los agricultores en Argentina, que dicho sea de paso, no son agricultores pobres, sino de clase media y alta, las movilizaciones campesinas en el Perú, etc.

Todas estas situaciones, de alguna manera transversalizan la Cumbre de Presidentes y representantes de Gobierno en Lima, que aunque algunos discursos resultaban disonantes para los objetivos de la Unión Europea, aún así resultaban ser demagógicos, como lo hizo notar en entrevista a Telesur el presidente Evo Morales. Las demandas siempre fueron más apoyo económico para resolver el problema de la pobreza, el hambre, la exclusión, etc.

Precisamente por la visión economicista del desarrollo que tienen Estados Unidos y Europa, el presidente de Bolivia, planteó no más imposiciones y que se pensara en los pueblos y cuando se refería a los pueblos, pensaba en aquellos que han sido “ninguneados” durante muchos años, como son los pueblos indígenas. Planteamiento que afirma en su intervención cuando se crea UNASUR [1], al decir que se necesita un mundo sin imperialismo ni colonialismo y que la UNASUR, es el camino para el pluralismo, además porque es la unidad de los indios (Evo), de los trabajadores (Lula), de los militares (Chávez), de los curas (Lugo) y de los mestizos y blancos (el resto de gobiernos de la región), a la vez que comprometía a todos los gobiernos a sentir el peso de la desigualdad y la exclusión que viven los pueblos en el Continente.


La V Cumbre de América Latina, el Caribe y Unión Europea (ALC-UE), se trataron los siguientes temas: pobreza, desigualdad y exclusión, medio ambiente y energía, concluyendo con el compromiso de afianzar su relación para buscar soluciones efectivas a los grandes problemas globales, la pobreza y la contaminación [2]

La mayoría de los presidentes y jefes de Estado que intervinieron, entre ellos el Presidente Chávez, resaltaron que “la causa de la miseria y la pobreza en América Latina, y que sea un continente con tal grado de desigualdad es el capitalismo imperialista”. Esto ya lo había afirmado juntamente con Correa, en la Cumbre contra el hambre y la soberanía alimentaría en Nicaragua el 7 de mayo de este año.

Por su parte el Presidente Colom, afirmaba que en la mesa “Desarrollo sostenible: medio ambiente, cambio climático y energía”, que había presidido, llegaron a la conclusión que “la pobreza y la conservación del medio ambiente van de la mano”, por lo que afirmó que creando la unidad de los Estados se puede combatir la pobreza conservando el ambiente.

Si analizamos el discurso de cada uno de los presidentes que intervinieron, podemos afirmar que la mayoria estaban de acuerdo, aunque sea en el discursos, que el modelo neoliberal ya había fallado, como lo afirmaba el presidente Calderón de México, cuando argumentaba que el problema de la pobreza no lo resuelve el crecimiento económico. Estas ya se habían dejado escuchar también en la reunión de Nicaragua, con la intervención del presidente Arias, al decir que la cantidad de dólares que ofrecía Estados Unidos para resolver el problema del hambre en América Latina para un año, es la misma que gasta en dos días para hacer la guerra en Irak y otros lugares del Oriente Medio.

De esta manera el modelo de desarrollo que se impulsa desde Estados Unidos o la Unión Europea, aunque se le ponga cualquier nombre: sostenible, con identidad, humano, cooperación al desarrollo, desarrollo solidario, etc., siempre y cuando se le promueva con una visión económica no puede y ni debe funcionar, porque estará relacionado con el enriquecimiento de unos pocos y el hambre y la pobreza, será la justificación para fortalecer el negocio de las oligarquías latinoamericanas y el desarrollo del modelo neoliberal.

Es por eso que en la Cumbre de los Pueblos “Enlazando Alternativas”, el Tribunal Permanente de los Pueblos, así como el Foro de Pueblos Indígenas, se le dio “no” rotundo al modelo neoliberal, así como sancionar moral y étnicamente a las transnacionales europeas que operan en el Continente, quienes cometen no solo ilegalidades sino también acciones injustas en contra de los derechos humanos y de los derechos colectivos de los pueblos, principalmente el de los pueblos indígenas.

Desde la reunión de Rió de Janeiro en 1999 hasta esta V Cumbre Hemisférica, la Unión Europea, con su discurso “supuestamente de cooperación”, lo que pretende es la imposición de su propia lógica económica tratando de competir con Estados Unidos. Siguiendo la misma estrategia de 1492, cuando, quienes en ese momento se les consideraban potencias, competían por dominar lo que hoy son llamados “países en desarrollo”. Al igual que hace más de 500 años, a América Latina, lo reconocen como un botín de guerra, impulsando no solo políticas antiterroristas, que en el mayor de los casos solo significa la criminalización de las luchas sociales, como sucede en Perú, el Salvador, Honduras, Guatemala, Haití, Chile y que emparentado con la nueva colonización para explotar los recursos naturales a lo largo y ancho del Continente de Abya Yala.

Europa intenta penetrar en el Continente bajo el marco de Acuerdos de Asociación, que aunque lo quieran disfrazar de forma más humana que la propuesta de los TLCs con Estados Unidos, sigue siendo el proyecto del capitalismo salvaje e inhumano, el mismo que ha sido tan nefasto con los pueblos, hasta el punto de invisibilizarlos e incluso matándolos de hambre.

En esta V Cumbre, fue visible que mientras los pueblos demandan resolver los problemas relacionados con la tierra y el territorio, que implica no destrucción y concesión de los recursos naturales, autonomía y libre determinación, la no intromisión de multinacionales en los territorios, etc, mientras los gobiernos, demandaban más inversión y tampoco reconocieron el derecho de los pueblos indígenas a su autonomía y libre determinación, ni muchos menos de la desmilitarización o la carrera armamentista en el continente, etc.

Los pueblos latinoamericanos, principalmente los pueblos indígenas ya están cansados de estos modelos de desarrollo y por eso ya es tiempo que se comience a construir el nuevo Pachakuti y el Nuevo Baqtun, sin colonialismo ni imposiciones, porque lo que si está claro es que tanto Estados Unidos y Europa compiten entre si y contra sí por el petróleo, las materias primas esenciales y los mercados, a lo que se suma ahora el pretexto de la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado que ellos mismos han creado con las voraces e insaciables sociedades de consumo. Dos lobos hambrientos disfrazados de abuelitas buenas, una Caperucita Roja (Reflexiones de Fidel). www.ecoportal.net

Kajkoj (Maximo) Ba Tiul es Maya Poqomchi, guatemalteco, antropólogo, docente universitario

Fuentes:

Referencias:

[1] [2] www.telesurtv.net

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Posts más compartidos