Globalización

Insurrección Popular en Oaxaca

Desde hace décadas, el pueblo oaxaqueño ha combatido el saqueo de sus recursos naturales y su biodiversidad por parte de las grandes empresas. El 17 de junio de 2006, nace la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) como una alianza de 365 organizaciones sociales, ayuntamientos populares, maestros de la Sección 22 del magisterio y ciudadanos a título individual.

Por Pedro Pineda i Coloch y Antoine Libert Amico

Desde hace décadas, el pueblo oaxaqueño ha combatido el saqueo de sus recursos naturales y su biodiversidad por parte de las grandes empresas. El 17 de junio de 2006, nace la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) como una alianza de 365 organizaciones sociales, ayuntamientos populares, maestros de la Sección 22 del magisterio y ciudadanos a título individual.

¿Qué es la APPO?

La Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) nace el 17 de junio de 2006, como una alianza de 365 organizaciones sociales, ayuntamientos populares, maestros de la Sección 22 del magisterio y ciudadanos a título individual. Los 16 pueblos indígenas del estado de Oaxaca están representados en esta Asamblea Popular. Veamos por qué decidieron juntarse y tomar en sus manos su propio destino.

¿Por qué surge la APPO?


1. Desde hace décadas, el pueblo oaxaqueño ha combatido el saqueo de sus recursos naturales y su biodiversidad por parte de las grandes empresas. Por ejemplo, a través del Plan Puebla-Panamá, el gobierno y las empresas han querido despojar las tierras ejidales y comunales de los pueblos indígenas para construir megaproyectos. De estas luchas surgieron cientos de organizaciones populares y combativas en todo el estado.

2. Ulises Ruiz Ortiz (URO) se impuso como gobernador del estado de Oaxaca por el PRI a través de un fraude electoral en agosto 2004. Desde el primer momento ha llevado a cabo una brutal represión y violación de los derechos humanos como respuesta a las demandas sociales y para defender el modelo neoliberal.

3. El 14 de junio, URO trató de desalojar violentamente el plantón que mantenían maestros de la Sección 22 desde mayo 2006 en demanda de mejores condiciones de trabajo. Esto provocó varias detenciones y desapariciones, y el aborto de una mujer debido a los gases lacrimógenos. Esta agresión fue la gota que derramó el vaso: los vecinos salieron en defensa de los maestros y retomaron el zócalo.Tres días después se constituye la APPO, uniendo las diversas luchas del estado y exigiendo la caída de URO.

¿Cómo está organizada la APPO?

Todas las decisiones importantes se deciden en asamblea. Cuenta con una Dirección Provisional, pero el verdadero poder reside en las bases sociales, lo cual ha impedido al gobierno federal debilitar el movimiento.

En muchas regiones del estado y en colonias hay APPOs regionales. Ahí se toman acuerdos y se llevan propuestas a la asamblea general de la APPO, que se ubica en la capital de Oaxaca. Se está construyendo otra manera de hacer política, una verdadera democracia popular. La gente siente suya la APPO y por eso lucha contra la represión de manera heroica y organizada.

¿Qué propone la APPO?

Su demanda principal es la salida del gobernador, URO, pero la APPO va mucho más allá. Durante los casi cinco meses desde su nacimiento ha ido asumiendo el control de la capital del estado y de muchos otros municipios. Bajo el lema "¡Ulises Ya Cayó!", la APPO fue cerrando todas las oficinas del gobierno estatal, mostrando que no necesitan más malos gobernantes. URO, por lo tanto, ya es ex-gobernador en la práctica.

La APPO propone que en todos los estados de México se formen Asambleas Populares, que las organizaciones de base se junten para llevar a cabo una nueva forma de hacer política en cada estado y en todo México.

Represión y Solidaridad


En respuesta a las demandas justas del pueblo de Oaxaca, el gobierno de URO no ofrece otra solución que la represión, apostando al desgaste del movimiento a través de una guerra sucia. Los paramilitares de Ulises Ruiz llevan a cabo ataques armados contra las numerosas barricadas que cada noche ponen ancianas, niños, amas de casa y demás vecinos en las diferentes colonias de la ciudad. Al mismo tiempo, el gobierno federal mantiene un doble discurso: hace ver que negocia mientras reprime. Los medios de desinformación (Televisa, TV Azteca) tratan de desprestigiar y criminalizar el movimiento para justificar una salida violenta al conflicto.

El 27 de octubre, pistoleros del PRI asesinaron a tres compañeros, incluyendo un periodista independiente de Estados Unidos.

Presionado por el gobierno de ese país, el gobierno federal envía a la Policía Federal Preventiva (PFP), con el pretexto de restablecer "el orden y la paz".

Frente a la invasión de estas fuerzas policiaco-militares, el pueblo ofrece resistencia civil pacífica, formando barreras humanas, portando flores y cantando el himno nacional. Desde su entrada a la ciudad, la PFP ha cometido 4 asesinatos, elevando a 16 la cifra de muertos comprobados que ha dejado la represión desde el nacimiento de la APPO. Suman 44 muertos en el gobierno de URO.

La ocupación militar ha provocado acciones de protesta en todo México y en 26 países diferentes. La Otra Campaña, junto con otros movimientos, bloqueó carreteras por todo el país el 1º de noviembre. En Chiapas, amanecieron cerradas todas las carreteras que pasan por territorio zapatista.
Frente a esta solidaridad, el 2 de noviembre la PFP busca callar la voz del movimiento, asaltando las instalaciones de Radio Universidad. Tras una batalla feroz de más de 7 horas, jóvenes, vecinos, mujeres y maestros obligaron a la PFP a replegarse, logrando una victoria histórica para el pueblo.

Ante la brutalidad gubernamental, como la que hemos visto contra Atenco, los mineros de Sicartsa y La Otra Campaña, la respuesta organizada, pacífica y popular en Oaxaca nos enseña que es esencial hacer frente al miedo y seguir fortaleciendo la resistencia en busca de una democracia participativa.

La cantidad de desaparecidos y detenidos sigue aumentando a diario. Sin embargo, la lucha seguirá hasta que los numerosos presos y desaparecidos en todo el país vuelvan a sus familias, sus comunidades y sus organizaciones.

Es hora de solidarizarse con la lucha de Oaxaca, de evitar que la represión termine con los sueños de construir una nueva Oaxaca y más adelante un nuevo México. Los días 20 de noviembre y 1º de diciembre hay llamados a movilizarse contra la represión y para evitar la toma de posesión de Felipe Calderón (Fecal). Pero mucho más allá de las protestas, es momento de construir otra manera de hacer política. En Oaxaca el pueblo no se detendrá con la caída de Ulises Ruiz, sino que seguirá construyendo un verdadero poder popular.Es hora de apoyarlos y también de construir en cada lugar una verdadera democracia participativa. www.ecoportal.net

"ESTE MOVIMIENTO NO ES DE LIDERES, ES DE BASES"

* Pedro Pineda i Coloch y Antoine Libert Amico
CIEPAC, SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, CHIAPAS
Centro de Investigaciones Economicas y Politicas de Accion Comunitaria, A.C.

Para más información:
www.asambleapopulardeoaxaca.com
www.kehuelga.org
www.oaxacalibre.org
www.vientos.info/cml
www.mexico.indymedia.org

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!