El Dakar plantea el relato de la “conquista de la naturaleza” por la civilización

El Dakar plantea el relato de la "conquista de la naturaleza" por la civilización, la retórica de la colonización del desierto, que está presente en el modelo extractivista." Publicamos estas notas de análisis acerca del significado social y cultural del Rally Dakar que, aunque escritas en ocasión de ediciones anteriores, portan plena vigencia.

¿El Cambio Climático, la Degradación Atmosférica, la Degradación del Medio Natural, es el efecto, la causa o, son simplemente el problema?

Es un hecho que en los últimos cien años, el efecto del trabajo de la Civilización ha sido astronómico, para que se haya generado una subida de temperatura en el planeta. La ciencia, la lógica, la experiencia individual lo tiene comprobado, los habitantes del planeta nos damos cuenta del aumento progresivo de la temperatura; pero, más que la elevación de la temperatura,  nos damos cuenta de la Contaminación y Degradación del Medio Natural.

¿Hacia dónde “progresamos”?

Como modesto conocedor de la Historia, no dejo de asombrarme de lo poco que sabemos en realidad de los tiempos más antiguos. No obstante, la cosa empeora cuando nos damos cuenta de que, además, la interpretación de ese pasado contiene no pocos sesgos. Así, la ciencia actual nos suele mostrar dicho pasado a la luz del paradigma evolucionista, según el cual el hombre ha ido progresando a partir de un estadio de primitivismo, ignorancia, pobreza, superstición, penalidades de todo tipo, etc. gracias al avance de la civilización. En efecto, la ideología social, cultural y económica imperante nos vende que la Humanidad “progresa” linealmente hacia las mayores cotas de bienestar y conocimiento, y todo ello a pesar de que la tozuda realidad de los hechos nos dice que en ese camino ha habido gran cantidad de retrocesos, obstáculos y desastres, y que el hombre –como dice el tópico– suele tropezar dos veces (yo diría que muchas más) en la misma piedra.

¡El poder es tuyo!

La perversa realidad ambiental que confrontamos a diario, refleja el caos supremo de la implacable Sociedad Moderna, la cual se halla ardiendo en su máximo punto de ebullición. Nos quemamos en el fuego sagrado del ecocidio, para que el agua contaminada que intoxica la paz de los océanos, siga polucionando el viento que respiramos en el corazón de la Amazonía, y así los legendarios pulmones de Gaia se desangren en un llanto a blanco y negro.

Mapa de 500 años hace pedazos la historia oficial de la raza humana

Si la sabiduría convencional sobre la historia de la raza humana es correcta, entonces la civilización humana no es lo suficientemente antigua, ni tampoco fue lo suficientemente avanzada, para dar cuenta de muchos de los misteriosos sitios arqueológicos y monolíticos de todo el mundo. Lugares como Gobekli Tepe en Turquía, las Pirámides de Bosnia, y el Calendario de Adán en Sudáfrica, plantean la misma pregunta: si la civilización humana no es supuestamente lo suficientemente antigua como para haber creado todos estos sitios, entonces, ¿quién, o qué, tenía la capacidad de crear tantas estructuras elaboradas en todo el mundo?

Los límites del crecimiento, ¿Llegamos ya?

En 1972 un equipo del Instituto de Tecnología de Massachusetts dirigido por Dennis y Donella Meadows publicó lo que podría ser el informe ambiental más leído y discutido de todos los tiempos: Los Límites del Crecimiento, también conocido como el Informe del Club de Roma. Utilizando las tecnologías de informática más avanzadas de ese tiempo, el informe concluyó que si las tendencias actuales en crecimiento industrial y consumo de recursos naturales continuaban sin cambio alguno, la humanidad se encontraría con un catastrófico colapso económico y ecológico global en el siglo 21.