Minería

Cajamarca-Perú: minera Yanacocha en cabecera de cuenca en San Pablo-Cajamarca

En Perú se comprueba que las empresas de la Gran Minería siguen impunes en su política de arrasar las cabeceras de cuenca, los pueblos y las riquezas, dejando como secuelas directas degradación ambiental y pobreza. Actualmente esto se agrava por la compra directa de tierras a los campesinos. Así se despuebla la zona para evitar la actividad de quienes defienden los ecosistemas y es más fácil demandar luego la Concesión Minera en territorios de su “propiedad”.

Por Mauricio Quiroz Torres

En Perú se comprueba que las empresas de la Gran Minería siguen impunes en su política de arrasar las cabeceras de cuenca, los pueblos y las riquezas, dejando como secuelas directas degradación ambiental y pobreza. Actualmente esto se agrava por la compra directa de tierras a los campesinos. Así se despuebla la zona para evitar la actividad de quienes defienden los ecosistemas y es más fácil demandar luego la Concesión Minera en territorios de su “propiedad”.


En el Perú se comprueba que las empresas de la Gran Minería siguen impunes en su política de arrasar las cabeceras de cuenca, los pueblos y las riquezas (las ganancias se transfiere masivamente al extranjero), dejando degradación ambiental y pobreza, como secuelas directas de dicha presencia del capital imperialista.

Si bien gracias a las luchas de los pueblos se ha logrado contener parcialmente estas secuelas, en pleno siglo XXI se cierne un grave peligro para los pueblos pues la Gran Minería está consolidando una presencia más activa y más depredadora de nuestro territorio (1) con la complacencia del viejo Estado Peruano.

Actualmente una de esas formas es el agravamiento de la compra directa de tierras por la gran minería. Se viene comprando tierras a los campesinos en forma individual.

Muchos de los agricultores que les venden sus tierras son cooptados para que se presenten como pequeños empresarios proveedores de determinados servicios, siendo utilizados para afianzar la presencia minera, frenar las protestas contra la contaminación ambiental, desarrollar asistencialismo en los centros poblados(2), entre otros.

Así es más fácil demandar luego la Concesión Minera pues su depredadora actividad se hará dentro de su “propiedad”. Así rápidamente se despuebla la zona limpiándose de civiles una zona minera para evitar protestas, marchas, enfrentamientos y la actividad de los luchadores ecologistas y de quienes defienden los ecosistemas dañados por la minería.

Este despoblamiento, es la política propuesta hoy por el fujimontesinista congresista y Vicepresidente del Perú Luis Gampietri para enfrentar insurgencias en la zona del VRAE en Perú pues manifiesta que “los civiles estorban” en los debelamientos.

Como lo ha hecho la canadiense ANTAMINA en Ancash -que ha provocado un enfrentamiento con las comunidades de su entorno- la MINERA YANACOCHA acaba de comprar la zona de Chaupirume Alto de la Provincia de San Pablo, en la Región Cajamarca.

Peligros de actividades agroenergéticas

Esta zona no es cualquier lugar. No.

Según la denuncia de la Asociación de San Pablinos residentes en Cajamarca (Ver Anexo) es lugar de nacimiento de los afluentes del Río Rejo, cabecera de cuenca, donde existen 3 importantes canales de riego (Sillarume, Pucará-Chili fruta y el Chorro Blanco) que irrigan miles de Hectáreas de la parte baja de la zona.

De hacer minería en esta zona, prácticamente estaríamos envenenando el valle Jequetepeque, que alimenta con sus aguas a Sierra y Costa y suprimiría la continuidad de las actividades agropecuarias tradicionales del campesinado y otras como la generación eléctrica.

Cuánto de las 400.4 millones de m3 de volumen de agua que almacena la Represa de Gallito Ciego sufrirán las consecuencias del control y depredación de la cabecera de cuenca que haría la referida empresa? En que se afectaría la actividad de la Central Hidroeléctrica de Gallito Ciego que tiene una potencia de 34000 Kw. y que se genera con las aguas almacenadas en dicha Represa?

Y el gran comprador de tierras en la zona de Chaupirume Alto, que es la capitalista Minera Yanacocha tiene un historial poderoso de expoliación. Allí están las serias denuncias de compra subvaluada de tierras (S/. 100 nuevos soles la hectárea) y de contaminación ambiental que incluye la proliferación de metales pesados en los ríos donde está la actividad minera.

Sobre esto último se han escrito miles de páginas y hay en los anales judiciales inmensos ….que condensan los casos de los derrames de hidrolina, petróleo, cal y mercurio (sustancias tóxicas) en San Juan, Magdalena y San Sebastián de Choropampa del 2 de junio de 2000 en la Región Cajamarca.


Igualmente, la actividad minera es responsable directa de la muerte masiva de truchas en la cuenca del río LLaucano y en las nacientes del río Rejo, en Bambamarca, en Río Grande y en la posada de Purhuay y finalmente en la propia Granja Porcón; el cierre de canal de la Ramada. Hoy en día, inclusive, la minera Gold Fields La Cima S.A. en la Provincia de Hualgayoc-Bambamarca sabotea el proceso de monitoreo de aguas de los Ríos de dicha zona.

A esto se aúna, como acontece en la Provincia de Hualgayoc, en la zona de Chugur, Bambamarca y el distrito de Hualgayoc la existencia de millones de pasivos ambientales sin tratar- que en dicha Provincia son cercanos a 2,000- y que son la prueba de la actividad depredadora y degradadora de las mineras y la complicidad del Estado en el saqueo de las riquezas y la desprotección ambiental.

¿Se puede o no vender tierras a mineras?

¿Puede un propietario de cabecera de cuencas o de tierras agropecuarias vender libremente sus tierras? ¿Qué dice el ordenamiento jurídico internacional y local?

Si asumimos la noción de pueblos indígenas a diferencia de la actividad minera, el campesinado tiene una ancestralidad mayor a ésta y es la que debe orientar nuestra posición sobre el tema.

La legislación internacional sobre dichos pueblos, especialmente el Convenio 169 -jurídicamente superior a disposiciones locales del país- de la Organización Internacional del Trabajo-OIT impide la libre transferencia individual de tierras pues impide primero decidir sobre ellas -en este caso al vendedor y comprador mismo- y al mismo tiempo obliga a tomar decisiones sujetándose a normativas como no vender a cualquiera -art. 17 del acotado Convenio (2)- que no sea miembro de ellos mismos y a la consulta con sus Autoridades.

¿Qué dice la legislación local? ¿Hay normas específicas que orienten la toma de decisiones sobre las tierras ancestralmente campesinas que se quiere vender a las mineras?

En el orden local, producto de la cuarta reestructuración del Estado Peruano en el siglo XX, la corporativa fujimontesinista Constitución de 1993 -siguiendo las mismas orientaciones del capital imperialista, o sea del orden burgués- se presenta a la propiedad privada como inviolable pero sujeta a un ejercicio armónico con el “bien común” y limitado por “ley”.

¿Podría decirse que las propiedades localizadas en cabeceras de cuenca donde se desarrolla actividad minera harán daño en su zona directa de influencia y en las áreas indirectas? Si.

Todo indica que no es lo mismo desarrollar agricultura tradicional, como la han realizado por centenares o miles de años los campesinos, que desplegar actividad minera.

Esta última degrada suelos, agua y aire y si se localiza en las cabeceras de cuenca el daño será cuantioso afectando la vida de las poblaciones del entorno y de la parte media y baja donde se diseminan dichas cuencas. O sea el bien común se afecta directa o indirectamente.

Creemos que la juridicidad burguesa en el Perú, tiene que responder a este reto y poner barreras a la libre venta de tierras en las zonas de cabeceras de cuenca siguiendo lo dispuesto ya en el Convenio 169 de la OIT.

Corolario: desarrollar la protesta popular

Se abre, entonces, un nuevo escenario que debe movilizar a los pueblos y a las ONG ambientalistas para impedir la libre transferencia de tierras-territorios a favor de las empresas mineras pues de lo contrario éstas buscarán el amparo de la propiedad privada para desarrollar su actividad a vista y paciencia de todos, con total impunidad pues lo harán “dentro” de su propiedad.

No solamente se defenderán ya con la Concesión minera otorgada sino con su propiedad sobre el territorio.

En San Pablo, Región Cajamarca ya empezó la cruzada para defenderse de la contaminación ambiental y de protección de los ecosistemas.

La Asociación de San Pablinos en Cajamarca y de la Municipalidad Provincial de San Pablo se han puesto en primera línea.

¿Quién continúa? www.ecoportal.net

Mauricio Quiroz Torres – Sociólogo – Vicepresidente del Instituto Pueblo Continente.

Notas:

1. Utilizamos el concepto territorio en la forma que señala el art. 13.2 del Convenio 169 de la OIT: 2. La utilización del término «tierras» en los artículos 15 y 16 deberá incluir el concepto de territorios, lo que cubre la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos interesados ocupan o utilizan de alguna otra manera.

2. En la Provincia de Hualgayoc-Región Cajamarca está el caso de Hernán Vásquez, frustrado candidato del Partido Aprista al sillón municipal en las elecciones municipales 2006; quien vendió tierras familiares y con el dinero de dicha venta hoy es un próspero prestador de servicios vehiculares a la minera sudafricana Gold Fields La Cima S.A.

3. Vásquez es como un Papa Noel que regala monedas y bienes al poblador en la Provincia pero no dice nada frente a la contaminación minera que es objeto su Provincia.

4. En el art. 17.3 del Convenio 169 se lee: 3. Deberá impedirse que personas extrañas a esos pueblos puedan aprovecharse de las costumbres de esos pueblos o de desconocimiento de las leyes por parte de sus miembros para arrogarse la propiedad, la posesión o el uso de las tierras pertenecientes a ellos.

Anexo

Minera Yanacocha quiere hacer lo que hicieron los chilenos en la provincia de San Pablo

Como dice el dicho, “DONDE COMES NO TE ENSUCIES”, realmente no me explico como es que una de las Empresas de tanto prestigio en el Perú y a nivel internacional, tenga que estar ejerciendo un comportamiento desagradable en contra la Provincia de San Pablo, quien le está dando la mano para que pueda realiza sus actividades mineras.

Minera Yanacocha, en forma torpe y abusiva realiza acciones muy malintencionadas contra la heroica Provincia de San Pablo, tratando con su mal accionar de desaparecer la flora y fauna de la zona. Así como por ejemplo en el año 2005 quiso trasladar las aguas de las 280 lagunas, con Res. 618, del 01-06-2005, otorgada por malas autoridades de riego del Jequetepeque, con sede en San Pedro de Lloc.

En este mismo año, circuló un documento donde los 4 alcaldes y el Prefecto Regional de esa época, comprometían las aguas y tierras de la Provincia, recibiendo cada autoridad, la suma de quinientos mil dólares, caso que paso desapercibido por las autoridades de fiscalización y control de la Región Cajamarca.

En el mes de Febrero del 2007, la Municipalidad Provincial de San Pablo, emitió una Ordenanza Municipal en defensa de las lagunas, reservando un área de 2960 Ha. para zona ecológica protegiendo el recurso hídrico, especies nativas y fomentar el turismo.

El 25 de Mayo, Minera Yanacocha, interpone demanda de amparo en el poder judicial de Lima, aduciendo que la Ordenanza municipal atenta contra la libertad de empresa, industria y trabajo; pero felizmente, el Poder Judicial ha dado la razón por dos veces a la Provincia de San Pablo.

Al verse frustrada en su accionar, acude ante el Tribunal Constitucional, quienes vieron el caso en la ciudad de Arequipa, el 27 de Abril del pte. año, el mismo que se encuentra frustrado hasta la fecha y sin solución.

Actualmente, esta empresa se encuentra construyendo una carretera, que por nombre le a colocado Kunturwasi, que pasa por todo el territorio de la provincia y por lugares donde no hay habitantes, con el cuento que es la vía alterna para dar solución al transporte.

Ahora, antes de culminar ésta vía, y sin solucionar sus problemas con la provincia, ya está nuevamente buscando convencer con una serie de argucias a los pobres campesinos del caserío de Chaupirume Alto a quienes les ofrece una serie de gangas, a cambio que entreguen sus tierras para hacer minería.

Chaupirume Alto, se encuentra en el lugar de nacimiento de los afluentes del Río Rejo, cabecera de cuenca, donde existen 3 importantes canales de riego (Sillarume, Pucará- Chili fruta y el Chorro Blanco) que irrigan miles de Has, de la parte baja de la zona. De hacer minería en esta zona, prácticamente estaríamos envenenando el valle Jequetepeque.

Es decir, esta empresa viene causando un grave daño económico, ecológico y social a toda la Provincia de San Pablo y aledaños, con la complacencia de sus autoridades y un pueblo que clama justicia.

Considero, que todas las empresas tienen el derecho a producir, pero no tienen ningún derecho a contaminar nuestro ambiente. La contaminación es un delito penalizado por las leyes humanas y de la naturaleza.

Lo que hacemos mal tiene sus consecuencias en las futuras generaciones y nosotros ya estamos pagando la falta de previsión y de planificación.

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos