Política

Gobernabilidad de la dominación o construcción de la transformación social desde los y las de abajo

Intervención en el Análisis de Coyuntura ¿Qué hace gobernable el País? Organizada por el "Centro Juan Montalvo". Seleccioné y construí en primer lugar unos ámbitos como realidades sociales (que expresan opresión y dominación) y unas posibles respuestas (que expresan necesidades e intenciones de transformación y liberación) para, quizás, evidenciar mejor lo que voy proponiéndome. Veamos.

Por Prof. Dr. José Antinoe Fiallo Billini

Intervención en el Análisis de Coyuntura ¿Qué hace gobernable el País? Organizada por el "Centro Juan Montalvo". Seleccioné y construí en primer lugar unos ámbitos como realidades sociales (que expresan opresión y dominación) y unas posibles respuestas (que expresan necesidades e intenciones de transformación y liberación) para, quizás, evidenciar mejor lo que voy proponiéndome. Veamos.

Intervención en el Análisis de Coyuntura ¿Qué hace gobernable el País? Organizada por el "Centro Juan Montalvo"

A los que han dicho y hecho: Nosotros y Nosotras estamos dispuestos y dispuestas; nosotros y nosotras queremos; nosotros y nosotras podemos; nosotros y nosotras lo logramos; nosotros y nosotras nos tenemos confianza y nos hemos llenado de ella.

1. Introducción

Me permito decirles que podría resultar interesante que mi intervención se mueva en una intención de contrastar procesos reales en nuestra sociedad y propuestas intencionales de transformación de esos entornos, contextos o ambientes. Resulta que no utilizo el concepto de ‘gobernabilidad’, y no lo utilizo porque no lo comparto, pudiendo ser útil el que precise este punto de vista luego de mi contraste entre realidades y transformaciones: ¿cómo es nuestra sociedad? ¿Hay caminos de cambio o transformación de ella? ¿Por qué? Veamos un poco algunos elementos, aspectos o componentes de la manera en que pretendo acercarme a mi punto de vista.

2. Ámbitos de la realidad y sus contrapartidas de intenciones y transformaciones

Seleccioné y construí en primer lugar unos ámbitos como realidades sociales (que expresan opresión y dominación) y unas posibles respuestas (que expresan necesidades e intenciones de transformación y liberación) para, quizás, evidenciar mejor lo que voy proponiéndome. Veamos.

2.1 Las Costas: podemos constatar, entre otros elementos, un deterioro general y rápido de las barreras coralíferas, pérdida de pobladores dedicados a la pesca y ocupación de ellas por el capital hotelero (sobre todo de corporaciones internacionales y sus socios de la burguesía ‘criolla’), que así como expulsan sujetos originarios de esos territorios, cooptan otros para integrarlos en la periferia de su reproducción.

2.1.1 Reforma de las Costas: por ello, necesitamos proteger las barreras coralíferas y en ese sentido, todo el ecosistema costero-marino, desarrollar turismo de baja densidad con el control comunitario directo y asociaciones y cooperativas pesqueras orientadas a la justicia económica y a la custodia y protección de esos ecosistemas.

2.2 El Campo o Mundo Rural: observamos una despoblación rural masiva (de 70% en 1961 al 40% en 2003) y la pérdida de la condición de pequeño y mediano propietario y productor, con más de 750,000 pobladores campesinos sin tierra para sobrevivir y mejorar la calidad de su vida.

2.2.1 Reforma Agraria: urge una respuesta para ir restaurando un cierto equilibrio poblacional-territorial, tierra para el campesinado que no la tiene y para el desarrollo de empresas asociativas y cooperativas campesinas sin latifundios y con un alto grado de organización social y sociopolítica de los sujetos sociales rurales.

2.3 Las Ciudades: la descampesinización ha generado una alta concentración poblacional urbana (30% 1961 a 60% 2003) en territorios hacinados, con una migración hacia centros urbanos del exterior (diáspora) de cerca de un millón de pobladores originarios, mientras se desarrolla una alta especulación del capital inmobiliario urbano en zonas privilegiadas, con centenares de miles de pobres urbanos que se movilizan en estrategias de sobrevivencia.

2.3.1 Reforma Urbana: a esta crítica situación, de creciente explosividad, es necesario responder con el mejoramiento urbano radical de los territorios de hacinamiento y pobreza, tierra urbana para nuevos hábitat y para empresas cooperativas y asociativas, intercambio y recreación de los hasta ahora excluidos y excluidas. Hacer unas ciudades de ellos y ellas.

2.4 En las Empresas: sean éstas de la naturaleza que sean, predominan salarios mínimos de hambre (entre 1,600 a 3,500 pesos), sin participación de trabajadores y empleados, con absoluto control de la minoría burguesa de accionistas y gerentes, sin libertad de organización en sindicatos o gremios (unas dictaduras de bajo costo).

2.4.1 Reforma de la Empresa: procede, en este sentido, asumir la intención de la empresa como relación comunitaria (todo para todos y para todas), con participación, control beneficios para los que allí crean la riqueza: es economía participativa.

2.5 Infraestructuras: se han privatizado para beneficio de una pequeña elite burguesa transnacional y sus socios dizque ‘criollos’, aeropuertos, autopistas y peajes, puertos, energía eléctrica y ahora se plantea con el agua e incluso los sistemas de parqueo urbano.

2.5.1 Reforma de la Infraestructura: en el sentido de que ella, como construcción sociocultural, pertenezca al ámbito de las empresas sociales y/o públicas en una estructuración, local, municipal, provincial o regional.

2.6 Salud y Seguridad Social: se ha producido la privatización de los ahorros y contribuciones para las pensiones, jubilaciones y seguros médicos, así como un proceso de destrucción progresivo de la ‘red’ pública par alimentar bancos, compañías, redes privadas de salud a fines de incrementar los procesos de acumulación financiera, la especulación en las bolsas y sus ‘daños colaterales’: no prevención, muertes y exclusión por edad.

2.6.1 Reforma de la Seguridad Social y Salud: asumir la salud pública como situación de funcionamiento de la sociedad (una sociedad buena, que produce justicia y por tanto condiciones óptimas para vivir bien); y construir una red social y/o pública que apoye la prevención y pueda ser curativa cuando se requiera, teniendo como base un fondo público gestionado por los sujetos no para acumular y especular y hacer más rico al grupito de siempre.

2.7 Escuelas y Universidades: cada día se acentúa más la tendencia a la privatización y no participación en los centros educativos (incluyendo la UASD que ya no es democrática), centralización en Rectores, Directores de Centros, Secretaría de Educación, Bancos y organismos de financiamiento y burocracias gestionadoras.

2.7.1 Reforma de la Educación: hacer énfasis en estrategias dialógicas, cooperativas, significativas y participativas, centradas en Colectivos y Asambleas de decisión así como estrategias de socialización liberadoras de los de abajo, y no, para la ‘competitividad’ entre los de arriba de aquí y de afuera.

2.8 Comunicación: se ha estado desarrollando una creciente concentración de los medios de comunicación en propiedad de grupos financieros, con creciente manipulación de discursos, imágenes e información, sea por razones políticas de asociación al sistema político o por intereses de reproducción de las fracciones burguesas en competencia.

2.8.1 Reforma de la Comunicación: respondiendo a una estrategia global de socialización democrática y participativa, énfasis en construir medios comunitarios asociados a los diferentes niveles de organización social (local, municipal, regional o nacional) para que puedan expresar el discurso, imágenes, intenciones y necesidades de las clases populares.

2.9 Partidos: como se evidencia en los últimos años, se han construido como grupos de interés de minorías para garantizar intereses de minorías burguesas (ricos y ricas) desde el país y fuera de él, para lo cual han organizado aparatos administrativos en base a fraudes, clientela, dinero y manipulación publicitaria impulsando liderazgos unipersonales y caudillaje regional y local.

2.9.1 Reforma de la Organización Política: énfasis en hacer o construir nuevas formas de organización sociopolítica para superar la categoría ‘partido’, en una dinámica desde abajo, desde movimientos sociales que expresen necesidad de articulación macropolítica y estrategias como rutas de convergencia de nuevos poderes alternativos.

2.10 Sistema Político: las formas de organización de la sociedad política mantienen una estructura trujillista ‘reformulada’, de alta centralización en el llamado ‘Poder Ejecutivo’ con una pantalla parlamentaria que es un aguaje (‘Poder Legislativo’) controlada por el primero y sin la más mínima dinámica de participación (los dizque eligen y hacen lo que les da la gana), y con frecuentes actos de hipocresía y engaño que han denominado ‘diálogos nacionales’.

2.10.1 Reforma del Sistema Político: comenzar a generar nuevas organicidades de poder desde ‘la sociedad civil de abajo’, a partir de Asambleas y Comités de democracia directa, representaciones bajo control cotidiano, derecho de petición y rendición de cuentas a partir del principio de rotación e intercambio de experiencias, sin privilegios de ninguna naturaleza.

2.11 Política Internacional: hemos ido transitando a una situación colonial en la dominación norteamericana, manifestándose en lo económico en los intentos gubernamentales y burgueses de un tratado de libre comercio con el imperialismo yanki y una creciente asociación militar con el Comando Sur de las fuerzas armadas de ese imperialismo, hasta llegar al apoyo indigno y descarado a la agresión de Estados Unidos a Irak.

2.11.1 Reforma de la Política Internacional como Internacionalismo de los de abajo: rechazar la integración en un tratado de libre comercio colonial, la subordinación a esquemas militares y terroristas de Estados Unidos produciendo articulación de los movimientos sociales y sociopolíticos caribeños y regionales para construir un poder antillano y regional desde los pueblos y clases populares.

2.12 Ética de la Opresión: se ha extendido una ética que justifica sistemáticamente, el robo, la apropiación violenta, el crimen y guerra civilizatoria, el enriquecimiento, el despojo, la opresión, la superioridad del ‘occidental’, tomando el rostro del descaro, el giro folklórico y la supuesta sinceridad del reconocimiento que se hace para garantizar a la franca los intereses de las minorías que nos permiten vivir mal, pero vivir.

2.12.1 Revolución Moral: alguien dijo más o menos hace mucho tiempo que "la revolución será moral o no será" (Mounier), y se trata de una ética del sacrificio, la entrega, el compartir y dar sin esperar (‘dar es dar’ dice Fito Páez el cantautor), anonadarse, liberarse y ayudar a la liberación. Es la construcción de una ‘mala’ conciencia, una conciencia reflexiva sistemática, permanente, implacable para quien o quienes la posee(n).

2.13 Crisis de Alternativas Populares: para cerrar estos contrastes, a pesar de las muestras evidentes de no legitimidad de los partidos y las formas orgánicas de la sociedad política, son hegemónicas todavía las prácticas políticas tradicionales de control y dominio social, incluso aquellas que, dentro de la izquierda y movimientos populares, se apoyan en aparatos, maniobras y verticalismo.

2.13.1 Ir construyendo movimientos sociales y expresiones políticas revolucionarias: desde abajo, desde la diversidad de sujetos que componen las clases populares, en vastas expresiones territoriales y sectoriales, articulaciones desde lo local y nacional, combinando lo cotidiano y existencial con la capacidad de generar poderes populares con dimensión y dinámicas macropolíticas: no se trata de ‘tomar el poder’, se trata de hacer poder desde ya, ahora, contrahegemónicamente como estrategia y ello es una práctica política nueva, diversa, creadora y activadora.

3. Gobernabilidad no, transformación social que es autogobierno desde abajo

Al iniciar nuestra intervención decíamos que no usábamos el concepto de ‘gobernabilidad’, y no lo hacíamos y no lo hacemos porque no se trata de hacer ‘gobernable’ esta sociedad injusta, es decir, al ejercicio del poder hegemónico manejable, para esa organización social que: deteriora las costas, descampesiniza y empobrece el campo, concentra en las ciudades cada día más pobres, sus instituciones y empresas son injustas y no participativas, su creación infraestructural se privatiza, al igual que la seguridad social y los servicios de salud y educación, concentrando los medios de comunicación en las manos de la elite burguesa, con partidos y un sistema político de minorías, tratando aceleradamente de modelarnos y organizarnos como colonia yanki, teniendo en cuenta un referente ético de una "banda de ladrones" descarados.

Con mucha razón Gregorio Luperón nos decía que "estamos demasiado gobernados para poder estar bien gobernados… es necesario que eso desaparezca y que las provincias, los distritos y las comunas vivan libremente dentro de la nación…"; y Américo Lugo afirmaba que "los gobiernos dominicanos nunca han sido servidores del pueblo sino sus dominadores… representan la injusticia revestida de legalidad." En ese sentido debemos hacer el esfuerzo, porque al interpretar las reflexiones sugerentes de Luperón y Lugo, hacer ‘ingobernable’ esta sociedad capitalista actual, por injusta, opresora y excluyente, al hacernos eco también, de una sugerencias de Eugenio Deschamps por un lado y Gregorio Luperón por el otro: "… nosotros nos constituimos en poder…" "… el poder popular es siempre más poderoso que todos los tiranos." Para ello una estrategia alternativa que nos devuelva a las comunidades y sujetos las costas, nuestros campos y ciudades, empresas e instituciones, infraestructura, seguridad social, escuelas, universidades, comunicaciones, organización política y sociedad política, así como relaciones con el mundo a partir de una ética solidaria, comprometida y liberadora. Se trata de transformar la sociedad, no hacerla gobernable, controlable, viable para la elite hegemónica acumuladora. Se trata de una transformación social radical, una revolución democrática y popular, que, como dijo Eugenio María de Hostos establezca "el derecho de todos con el poder de todos." Ese proceso que es necesario construir es autogobierno en el sentido ‘extraparlamentario’ que sugería Pedro Francisco Bonó en su texto "El Congreso Extraparlamentario". Augobierno desde las nuevas relaciones sociales que se van construyendo como transformaciones desde abajo, desde la sociedad civil de abajo, desde adentro de los de abajo. No se trata de hacer ‘gobernable’ este orden social capitalista injusto. Se trata de que éste no pueda ser ‘gobernable’ porque surge una nueva sociedad, desde abajo, paralela, contrahegemónica, que avanza, gana terreno, abre sus espacios, construye nuevas relaciones y por tanto transforma desde la resistencia y la propuesta popular.

4. Referencias bibliográficas

4.1 Fiallo Billini, José Antinoe. LA PARTICIPACION DEMOCRATICA EN UNA ESTRATEGIA POPULAR. Seminario del Comité para la Defensa de los Derechos Barriales (CODADEBA). Marzo 1990. Politécnico Simón Bolívar.
4.2 Fiallo Billini, José Antinoe. PROPUESTA DE ESTRATEGIA PARA LA REFORMA Y TRANSFORMACION DE LA POLITICA EN LA SOCIEDAD POLITICA Y LA SOCIEDAD CIVIL. Seminario de la UASD, Fundación Konrad Adenaner y Comisión para la Reforma y Modernización del Estado. 19 de Julio 1997. Hotel Dominican Fiesta. Santo Domingo.
4.3 Fiallo Billini, José Antinoe. CAMBIO Y DEMOCRACIA: LUCHA ACTIVA, CREATIVA Y POPULAR. Primera Feria Regional del Libro Santiago’97. Teatro Regional del Cibao. Sala Julio Alberto Hernández. Santiago de los Caballeros. 7 Octubre 1997.
4.4 Fiallo Billini, José Antinoe. PROPUESTAS ALTERNATIVAS, TRANSFORMACION SOCIAL Y ACCION POPULAR. Debate sobre el Diálogo Nacional. INTEC. 11 de Febrero 1998. Santo Domingo.
4.5 Fiallo Billini, José Antinoe. SUGERENCIAS PARA DIALOGAR EN TORNO A UNA ESTRATEGIA REVOLUCIONARIA PENSANDO AL REVES. Encuentro Cívico Abierto. AMD. 12 Febrero 1999.
4.6 Fiallo Billini, José Antinoe. DESDE ABAJO Y DESDE ADENTRO. Foro Comunitario Interbarrial ‘Rol de las Organizaciones Populares’ del Centro Poveda. Instituto Politécnico Santa Ana. 10 de Diciembre 2000. Santo Domingo.
4.7 Comisión de Participación Popular. PROPUESTA DE PARTICIPACION POPULAR PARA LA REFORMA CONSTITUCIONAL. CONARE. 1º. Febrero 2001. Santo Domingo.
4.8 Fiallo Billini, José Antinoe. LIBERALISMO, AUTORITARISMO E INSURGENCIA. Ciencia y Sociedad No. XXVII, No. 2. Abril-Junio 2002. Pág. 224. INTEC. Santo Domingo.

* Por Prof. Dr. José Antinoe Fiallo Billini
5 de Abril 2003
Centro BonóCalle Josefa Brea #65
Santo Domingo

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos