Política

Lo que ocurra en Irán marcará la pauta de lo que vendrá después

Lo que acontece en el mundo, con el desarrollo de China e India; con la posición de los rusos en este momento y la nueva etapa de las naciones independientes bajo otros conceptos distintos a los de la antigua Unión Soviética; la existencia de una América Latina y Caribe que se consolida como integridad regional... todo eso presagia la declinación de un imperio, de un polo dominante.

Por Sergio Ferrari

Lo que acontece en el mundo, con el desarrollo de China e India; con la posición de los rusos en este momento y la nueva etapa de las naciones independientes bajo otros conceptos distintos a los de la antigua Unión Soviética; la existencia de una América Latina y Caribe que se consolida como integridad regional… todo eso presagia la declinación de un imperio, de un polo dominante.


Entrevista con el vicecanciller venezolano Rodrigo Chaves Samudio.

“El presagio de un imperio que declina”
“Por un nuevo equilibrio de fuerzas a nivel internacional”

Nuevo concepto de política internacional.

P: ¿Cuál es la lógica esencial de la diplomacia internacional impulsada por Gobierno bolivariano?

R: Hay que replantearse relaciones distintas con el mundo entero. Es vital, antes que nada, establecer y clarificar la relación política. Es decir, debe haber un reconocimiento de nuestras respectivas realidades como pueblos, de lo que somos. Y recién después se pueden plantear y discutir los aspectos económicos, sociales, culturales. Pero la condición es el reconocimiento político. ¿Cómo comprender una relación bilateral de dos países, por ejemplo en el terreno económico, comercial o financiero, si no hay un reconocimiento y un respeto político mutuo? Por eso, insisto, proponemos redefinir la relación de Venezuela con todas las naciones comenzando por lo político. Luego vienen las comisiones mixtas comerciales o económicas. O las mesas de trabajo…

P: Venezuela promueve en América Latina el proyecto de ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas). ¿Cuál es su esencia?

R: El proyecto del ALBA, precisamente, trata de definir relaciones regionales integrales, saliendo del mero marco *economicista* de los tratados puramente comerciales. Parte de comprender que la relación entre naciones debe ser entendida, esencialmente, como lazos entre pueblos y regiones. No sólo desde una perspectiva de interés comercial o económico. Es una cosmovisión mucho más completa e integral. Con el ALBA buscamos reconocernos como países, como pueblos, en lo político, en lo cultural… Incluyendo también aspectos esenciales, como el energético, el ambiental, etc.

P: ¿Según sus argumentos, es correcto comprender la política internacional de Venezuela con dos piernas principales: el ALBA para Latinoamérica y el concepto de diversidad en el respeto a nivel mundial?

R: En efecto. Relaciones igualitarias con cualquier país del mundo, sobre la base de no aceptar ningún tipo de imposición. Me preguntaban, en mi visita a Suiza, por nuestras relaciones con China, Irán, Bielorrusia… Y yo respondía que a nosotros no nos competen las cuestiones internas de los otros países. No es nuestro rol criticarlos. Lo esencial es establecer relaciones sólidas en el marco del derecho internacional. Y de respetar el derecho de autodeterminación de cada nación. No con los conceptos impositivos, por ejemplo, que expresa el ALCA (Área de Libre Comercio para las Américas).

Latinoamérica y Europa

P: ¿Cómo evalúa la actual etapa que transita Latinoamérica?

R: Es un momento muy particular. La historia de la humanidad es como una rueda que se mueve cada cierto tiempo. Y este es un tiempo en el que esta rueda se está moviendo. Acabo de visitar el sur de Italia, y me hablaban del despertar mediterráneo 500 años después. Y es muy interesante porque nosotros sentimos que en América Latina y el Caribe también hay un despertar 200 años después que se superó la colonia, con el proceso de independencia de España y de otros imperios. Sin embargo, no se pudo materializar la auténtica libertad continental integral. Y se entró en una nueva era en la que los Estados Unidos de Norteamérica sustituyeron a los imperios europeos con mecanismos de sometimiento implementados a diferentes niveles.


P: ¿Eso implica desafíos regionales que se deben realizar?

R: Lo que tenemos pendiente, es consolidar la integración continental y la independencia. Y se está dando hoy en el continente un avance en el reconocimiento de nuestros derechos a la autodeterminación, de nuestra memoria, de nuestra identidad cultural, de nuestra identificación como región. Un salto cualitativo hacia la libertad y la independencia.

P: Usted es responsable de su cancillería para Europa. ¿Qué espera de este continente con respecto a Venezuela?

R: Le pedimos una reflexión de fondo. Que analice su propia historia y el futuro de la humanidad. Que nadie le vete el derecho de tomar sus propias decisiones en el plano internacional. Pienso que Europa tiene un papel importante que jugar en el futuro próximo en la historia y no ubicarse como segundo… Mirar el mundo, América Latina y el Caribe y establecer relaciones no condicionadas por los Estados Unidos.

P: En un mundo *unipolar*, esa visión de autonomía respecto a Washington obliga a un cierto coraje político…

R: Lo que acontece en el mundo, con el desarrollo de China e India; con la posición de los rusos en este momento y la nueva etapa de las naciones independientes bajo otros conceptos distintos a los de la antigua Unión Soviética; la existencia de una América Latina y Caribe que se consolida como integridad regional… todo eso presagia la declinación de un imperio, de un polo dominante. Y para nosotros el desafío no pasa por reemplazar un polo por otro. Sino la consolidación de espacios, de diversos polos en el mundo que permitan un nuevo equilibrio de fuerzas. Por eso nosotros hacemos un gran esfuerzo, especialmente en América del Sur para consolidar un espacio de poder…

La crisis del mundo unipolar

P: Ningún polo de poder ha aceptado dejar de serlo beneplácitamente. Las premisas bolivarianas de relaciones internacionales vistas desde Washington son provocativas… ¿Evalúan el riesgo de una intervención militar contra Venezuela?

R: Sí, claro que está presente en nuestro análisis. No es previsible la actitud de Estados Unidos en su desesperación. Especialmente, ante el hecho – tal como lo constató el Presidente Bush en su reciente gira por Latinoamérica- que el continente se les fue de la mano, de su hegemonía. Y eso crea la desesperación. Lo mismo pasa en Medio Oriente. Sin embargo, mi visión, tal como están hoy las cosas en el mundo, es que no van a actuar directamente. Ni en el caso de Irán ni en el de Venezuela. Sino que van a tratar de utilizar otros países para hacerlo. Los fracasos de los últimos años de los Estados Unidos de Norteamérica no les permiten seguir en esa línea. Necesitan endosarlos a otros. En Medio Oriente, tal vez, a través de Israel, y contra Venezuela, a través de alguno de los vecinos. Indudablemente hay un vecino en el que ellos han hecho una fuerte inversión. Me refiero a Colombia.

P: Dada la tensión en aumento en Irán, ¿podría profundizar un poco más su análisis?

R: Pienso que lo de Irán está más cerca que lo nuestro. Si bien sería una locura si se desata una acción allí. No han medido el impacto real que tendría una acción de ese tipo. La ascendencia que tienen los iraníes en el Medio Oriente. Y el nivel de alianzas que han construido…
Y lo que ocurra en Irán marcará una pauta de lo que vendrá después. El presidente Chávez y Venezuela han sido muy claros al respecto. Nosotros no vamos a ser indiferentes ante una agresión unilateral de Estados Unidos a Irán.
En todo caso tenemos clara cual es nuestra posición. Nos sentimos parte del conflicto, no porque estemos en esa región sino por el respeto al derecho a la autodeterminación de los pueblos. Si se le permite actuar en Irán luego nos lo harán a nosotros. Y un escenario de ese tipo va a marcar lo que pasará en el mundo. Y ahí, nuevamente, será interesante de ver como actúa Europa. Si va a ser indiferente como en otras situaciones complejas anteriores… Y analizar si el unilateralismo de Estados Unidos va contar con el aval y el beneplácito de Europa…

Suiza y la participación ciudadana

Cuál es el principal motivo de su visita a Suiza de la última semana de marzo, preguntamos al viceministro Chávez. La respuesta no se deja esperar: “Venezuela impulsa una visión pluri-polar de sus relaciones internacionales. En ese marco, es importante profundizar nuevos lazos. Con respecto a Suiza, vemos en su constitución y en sus mecanismos de participación directa un referente muy interesante. Tanto para el conocimiento como para el intercambio de experiencias. Y es fundamentalmente este aspecto que estamos explorando aquí.
En Suiza se da un proceso avanzado de participación y toma de decisiones del pueblo que se arraiga en la misma idiosincrasia helvética.
Nosotros estamos avanzando mucho en la dinámica participativa, pero contar con referentes exitosos, que convaliden dicha dinámica, siempre es importante.
Incluso hemos analizado la constitución suiza. Y encontramos elementos muy interesantes, como en el preámbulo que define que el bienestar de este país se medirá en la calidad de vida de la gente que tenga menos oportunidades. Cuando
una sociedad reconoce esos niveles de solidaridad, expresa valores importantes del punto de vista humano, independientemente que sea un país capitalista. Valores sociales importantes a conocer y discutir…”. www.ecoportal.net

Por Sergio Ferrari, desde Berna, Suiza

* Rodrigo Chaves Samudio
Médico cirujano reconvertido a la “cirugía social” –tal como él mismo lo explica- Rodrigo Chaves Samudio es militante político desde su juventud.
Integrándose tempranamente al proceso de cambio promovido por Hugo Chávez. Desempeñó entre 2002 y 2004, la coordinación de los Comités Bolivarianos. Ocupó luego funciones de responsabilidad en la oficina presidencial, de donde partió, más tarde, como embajador hacia Italia. A inicios del año en curso fue designado viceministro responsable para Europa en la cancillería venezolana, puesto desde donde colabora en la definición e implementación de la nueva concepción de política exterior que promueve Caracas. “Toda relación internacional debe sustentarse en el respeto político al otro”, enfatiza iniciando esta entrevista exclusiva.

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Posts más compartidos