Política

PPP: Mesoamérica hacia el barranco

En este artículo queremos demostrar que el PPP representa - juntos con los acuerdos bilaterales de libre comercio - una de las muchas estrategias que el gobierno de los EEUU está promoviendo para "embarcar" la región centroamericana hacia "el siglo del ALCA".

Por Luca Martinelli

En este artículo queremos demostrar que el PPP representa – juntos con los acuerdos bilaterales de libre comercio – una de las muchas estrategias que el gobierno de los EEUU está promoviendo para "embarcar" la región centroamericana hacia "el siglo del ALCA".

Mesoamérica hacia el barranco:El Plan Puebla Panamá y la estrategia de liberalización "paso a paso"

Lanzado oficialmente el 15 de junio de 2001 a través de una declaración conjunta de los jefes de Estado de la Región mesoamericana, el Plan Puebla Panamá representa, según el presidente mexicano Vicente Fox, que reivindica su paternidad, un esfuerzo conjunto de los gobiernos centroamericanos y mexicano hacia el desarrollo económico para la macroregión.

Según los documentos oficiales, el PPP es una iniciativa cuyo objetivo es el de aportar beneficios sustanciales, que permitan superar el atraso existente, y mejorar así la calidad de vida de los habitantes, a través de una mayor y mejor educación, crecimiento económico sostenido y sostenible, creación de empleo bien remunerado, armonización del desarrollo social y humano de la población con una distribución eficiente de los recursos y la expansión e integración comercial.

Las Ideas Centrales del Plan Puebla Panamá son:


-La pobreza sólo será superada impulsando el desarrollo económico, que podrá generarse mediante inversiones productivas;
-El crecimiento de inversiones productivas en la Región sólo se dará cuando ésta se inserte en la economía global;
-Sólo mediante un esfuerzo en la dotación de infraestructura básica (transportes, logística, telecomunicaciones) se podrá impulsar la inversión productiva;
-El desarrollo del Sur-Sureste mexicano y de la región centroamericana sólo pueden considerarse y realizarse en conjunto mediante la generación de sinergias.

Hoy, tres años después del comienzo del proyecto, podemos afirmar que el PPP es sólo una etiqueta. Resulta evidente, a partir da una análisis detallado de la "evolución" del Plan Puebla Panamá, que el PPP no puede ser presentado en absoluto como un plan (en tal caso debería delinear una estrategia de desarrollo local y de integración regional, común a todos los proyectos propuestos), y además muchos de los proyectos cobijados por el PPP (la línea eléctrica SIEPAC (Sistema de Integración Eléctrica para los Países de América Central), el Corredor Biológico Mesoamericano, el programa del Istmo, el Puente Chiapas, entre otros) fueron, en realidad, pensados y diseñados al comienzo de los años 90.

El Plan Puebla Panamá ha intentado relanzar varias iniciativas viejas y nuevas, presentando el conjunto como un programa (de desarrollo humano), e intentando así ocultar la evidente estrategia geoeconómica en su seno, garantizando así una cobertura a las políticas de liberalización y privatización promovidas por los grandes organismos financieros internacionales (como el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, el FMI y el BM), que sólo están defendiendo los intereses del "campeón" económico del hemisferio americano, los Estados Unidos.

En este artículo queremos demostrar que el PPP representa – juntos con los acuerdos bilaterales de libre comercio – una de las muchas estrategias que el gobierno de los EEUU está promoviendo para "embarcar" la región centroamericana hacia "el siglo del ALCA".

No obstante lo afirmado por algunos "expertos" del PPP, que ya lo dicen muerto (1), el Plan avanza. En Managua, Nicaragua, se realizó entre el 22 y el 25 de marzo de 2004 la VI Reunión de los Presidentes de los países que participan al Mecanismo de Tuxtla (2).

El encuentro, seguimiento de lo celebrado hace más de un año y medio en Mérida, Yucatán, fue la ocasión para tomar importantes pasos para repensar las estrategias del Plan, a la luz del fuerte movimiento de oposición que se dio por el PPP, en especial acerca de la estrategia de comunicación y del programa de ICP (Información, Consulta y Participación), necesidades señaladas como prioritarias en la reunión anterior de junio de 2002 (3).

Además de firmarse el Memorando relacionado con la Iniciativa de Turismo, en Managua han sido presentados el relativo a la Iniciativa de Desarrollo Humano y una nueva estrategia de "difusión" del Plan, elaborada con base en los resultados de una investigación comisionada en 2003 a la agencia de relaciones públicas estadounidense Fleishman-Hillard, y titulada "Análisis De Clima De Opinión Regional y Recomendaciones" (4). Al mismo tiempo, la delegación mexicana del PPP ha presentado una propia Agenda anual en lo que respecta a las actividades de consulta de las poblaciones indígenas de la Región Sur-Sureste (5).

El prolongado atraso con el cual se están activando estas iniciativas, tanto en México cuanto en Centroamérica, financiadas, programadas y realizadas directamente por el personal del BID, permite entender los motivos de una fuerte oposición al modelo de desarrollo económico diseñado por el PPP. (Cabe aclarar que el gobierno mexicano recibe asesoría del BID para el PPP, mas no financiamiento).

La resistencia en gran parte tiene que ver con la imposición de los planes del PPP. La sociedad civil mexicana pide a gritos una participación real, tanto en la fase de plantación como en la de implementación de los planes de desarrollo regionales. ¿Su única alternativa? Construir alternativas de facto, ante la cerrazón de parte de la clase politica y de funcionarios gubernamentales, encargados de los proyectos del Plan Puebla Panamá.

Un análisis de los proyectos que se están desarrollando evidencia que la creación de infraestructura de carreteras responde en primer lugar a las exigencias del desarrollo del mercado estadounidense, a fin de bajar costos de transporte de insumos y productos finales, más que a las necesidades de los habitantes de la región. El objetivo principal es conquistar el beneplácito (y las inversiones) de las empresas transnacionales (principalmente de las maquiladoras), atraídas por la presencia en la región de mano de obra barata, más que facilitar la entrada al mercado de los productos del sector agrícola.

La iniciativa de integración energética regional (la construcción de la Línea SIEPAC) acompaña en todos los países de Centroamérica la privatización de las empresas eléctricas nacionales, y prevé también la construcción de presas y centrales hidroeléctricas. Dichos proyectos responden en primer lugar a los interés y la rentabilidad de empresas privadas, la mayoría transnacionales. Por ello difícilmente podrían respetar la soberanía nacional y las exigencias de los y las que viven y trabajan las tierras que van a ser inundadas por los embalses.

También lo que se define como desarrollo sostenible es – en realidad – un conjunto de acciones para legalizar y fomentar la explotación de riquezas biológicas de la región (que se viene realizando ya desde hace años) y el desplazamiento forzado de las poblaciones indígenas de las zonas más ricas de recursos naturales. En dicho diseño, los ciudadanos y la población indígena son vistos sólo como una posible causa de inestabilidad social y de la falta de arraigo del capital internacional.

Para terminar, el turismo, presentado como "ecológico" y "sostenible", sólo es otra cara de un camino que lleva hacia la privatización de la tierra y de los recursos naturales de la Región.

Eso nos lleva a afirmar, con J. M. Sandoval (6), que "el PPP es la estrategia del régimen foxista para integrar [aun mas] a la región sur-sureste de México y el istmo centroamericano en la dinámica del neoliberalismo, para aprovechar los recursos naturales y energéticos, así como la mano de obra barata de la región, y construir un puente entre América del Norte y América del Sur para facilitar la creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA)" (7).

Es evidente que el Plan Puebla Panamá no se promueve con otro afán que el de dotar a la región mesoamericana de la infraestructura necesaria para un efectivo despliegue en la región de las "ventajas" del libre comercio.


Dicha infraestructura es esencial para garantizar la "eficacia" del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que se pensaba crear a partir de 2005. Tan es así que el mismo Banco Mundial, en un documento de evaluación elaborado en ocasión de los 10 años de vigencia del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de Norteamérica), declaró que, si bien el libre comercio no ha podido cambiar la condición de subdesarrollo y marginalidad de los estados del Sur de México, eso es debido a la falta de las condiciones estructurales (y sociales) que hubiera hecho efectiva y ventajosa la apertura a las inversiones del capital extranjero.

Algunos analistas (Sandoval, Fazio) ven el PPP como un verdadero Caballo de Troya, utilizado por parte de los Estados Unidos para penetrar económicamente a la región mesoamericana, aprovechando también para el efecto "las ventajas de integración subordinada (8) logradas por México respecto de los países centroamericanos con los cuales nuestro país ha establecido, a partir de 1995, tratados de libre comercio" (9).

Las intenciones reales detrás del PPP se evidencian una vez más con las recientes declaraciones del presidente de Colombia Alvaro Uribe, que pide "una total integración de Colombia al Plan Puebla Panamá" (10). Las siglas del PPP significarían ahora Plan Puebla Putumayo, por el nombre del departamento sureño de Colombia. Dicha integración empezaría con una línea de interconexión eléctrica entre Colombia y Panamá, cuyos estudios de factibilidad concluyeron en el mes de abril de 2004, para luego seguir con el segundo proyecto de construcción de un gasoducto, que en los proyectos del gobierno colombiano unirá este país no sólo con Panamá, sino también con Venezuela. Según afirmó el Presidente, "eso es necesario para unir el continente, desde los Estados Unidos hasta la Patagonia" (11).

La relación señalada entre el ALCA y PPP se verifica también analizando dos aspectos más, que rematarían la hegemonía de los Estados Unidos en el continente americano, cuya consolidación se hace siempre más necesaria, frente a la fuerte competencia de la Unión Europea y de Japón por el control de la economía mundial (12).

Estamos Hablando del Control Militar y del Control de los Flujos Migratorios.

En el documento de Santa Fe II, el texto programático de la estrategia de los EEUU en el continente americano en los años noventa (13), se nota el apremio de Estados Unidos por contener el flujo de los migrantes que, de manera ilegal, cruzan la frontera norte de México para buscar trabajo. También se presenta la variante maquiladora como un mecanismo de "contención" para los potenciales migrantes (14).

Los migrantes son sobretodo ciudadanos de los países centroamericanos (pero también latinoamericanos y asiáticos) que normalmente entran a México a través de su frontera sur, franqueando Guatemala o Belice, y viajan por todo el país para llegar a EEUU.

Ya antes del 11 de Septiembre de 2001 los problemas migratorios representaban por los Estados Unidos una cuestión de seguridad nacional y el gobierno ("¡el buen vecino!") mexicano había conminado a contener la inmigración clandestina desde su frontera sur. En cambio, EEUU se comprometió a abrir un poco más las fronteras para migrantes mexicanos, otorgando más visas de trabajo, creando un programa provisional para "trabajadores huéspedes", y regularizando la situación de muchos mexicanos que hoy viven sin documentos en los EEUU.

Desde el 1 de julio de 2001 había empezado el Plan Sur, con el objetivo de eliminar las "porosidades" existentes (corrupción de los funcionarios del Instituto Nacional de Migración in primis) que permitían el transito de migrantes ilegales a través de la frontera entre México y Guatemala. Dicho plan ha causado una creciente militarización de toda la región meridional del país (debido a la presencia del ejercito y cuerpos policíacos entrenados por el EEUU) hasta el Istmo de Tehuantepec, el cuello de botella que ningún migrante debería superar. Un acuerdo con el gobierno de Guatemala prevé además devolver a sus países de origen a todos los indocumentados que se encuentren en territorio nacional guatemalteco.

La militarización de todo el continente americano, oficialmente relacionada a los problemas migratorios y a la lucha contra el narcotráfico es, en realidad, un instrumento para el control de los recursos energéticos y para apuntalar la ficticia estabilidad política y social creada a lo largo de los años, mediante sangre y fuego (fortaleciendo las fuerzas armadas o imponiendo dictadores amigos) o debilitando los movimientos de liberación nacional que han surgido en muchos países de la región (15).

No tenemos que olvidar que México es tradicionalmente un país expulsor de migrantes (16): cada año son cientos de millares los campesinos y los indígenas que tienen que salir de su tierra como efecto de las políticas neoliberales e, incapaces de encontrar trabajo en las empresas maquiladoras, ven en la oferta de trabajo allende la frontera la única posible solución al desempleo.

Se calcula hoy en 8-10 millones el número de mexicanos nacidos en México residentes del otro lado del Río Bravo, cuyas remesas enviadas a los familiares se calculan para el 2004 en más de 15 mil millones de dólares, sólo superadas en cuanto a ingresos del país por la exportación de petróleo (18.6 mil millones en 2003). El valor de esas remesas rebasa, y de mucho, el de las inversiones externas (US$9.4 mil millones) y del turismo (US$ 4.1 mil millones) y sostiene una economía nacional en crisis continua, cuyo crecimiento en los años 2001, 2002 y 2003 ronda por el 0%.

La militarización debería garantizar, además, la estabilidad en la región que buscan los inversionistas. Asunto que, junto a la dotación de infraestructura prevista en el marco del PPP y la contrarreforma agraria en curso, debería atraer el capital extranjero, pues la mano de obra barata no representa una ventaja económica absoluta.

Dichas inversiones luego deberían transformarse en millones de nuevos empleos en la región Sur-Sureste de México; empleos atractivos para los campesinos que tendrán que salir de sus comunidades (sobretodo por efecto de la contrarreforma agraria), creando así algo que podríamos llamar "el circulo virtuoso del neoliberalismo", es decir, el empleo necesario para bajar la presión migratoria hacia EEUU.

El cuadro aquí presentado describe el "destino maquilador" de la región. Un destino que revela el motor de fondo de la estrategia de desarrollo económico que el gobierno quiere promover en la Región.

También cabe señalar, en el marco de dicho diseño, la importancia de la Ley de Reforma Constitucional en materia indígena aprobada por el Congreso mexicano en 2001: representa una parte importante del proceso de contrarreforma agraria, y cuyo objetivo final es "enajenar tierras que hoy están bajo el régimen ejidal o comunal para, una vez privatizadas, destinarlas a una agricultura de plantación" (17).

Según comenta Carlos Fazio, "con las zanahorias del desarrollo y de la creación de empleos, el PPP pretende convertir a los campesinos indígenas del sureste en asalariados súper explotados de fabricas maquiladoras urbanas o semiurbanas. Uno de los objetivos primordiales de tal política es desplazar a los campesinos indígenas del campo a la ciudad, con el objetivo de separarlos de sus tierras y los recursos naturales que hay sobre y bajo de ellas" (18).

La Implementación de Dicho Diseño No Está Todavía Asegurada.

"A dos años de que se puso en marcha el Plan Puebla Panamá (PPP) y pese a las inversiones realizadas, no se han logrado conjuntar los esfuerzos de las autoridades estatales y federales con los gobiernos de Centroamérica para concretar sus objetivos. Entrevistados por separado [en noviembre de 2004], los gobernadores de Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas coincidieron en señalar que los recursos fluyen muy lento y las acciones del PPP no avanzan al ritmo que demanda la región sur-sureste del país, y de seguir a este paso transcurrirán otros 15 años para que se consolide" (19).

Después de dos años de estancamiento, en el 2005 el gobierno destinará nuevamente un presupuesto relativamente importante a las inversiones en el marco del PPP, en la Región Sur-Sureste del país. El proyecto de presupuesto para el año 2005 prevé gastos para 3.6 mil millones de pesos, 4.1 veces más que en 2004. Como siempre, el presupuesto mayor abarca las inversiones en construcción de infraestructura, pues la Secretaria de Comunicaciones y Transporte, encargada de la implementación de estos proyectos, recibirá 2.6 mil millones, 3.26 veces más que en 2004.

El crecimiento mayor lo registran las inversiones en el ámbito de la Salud (teniendo un presupuesto 429 veces más alto que en 2004), aunque el grueso del gasto se destina a dos hospitales de alta especialidad, en Yucatán y Oaxaca. Algunos analistas cuestionan si este tipo de proyectos responde a las demandas más frecuentes de la gente en cuanto a salud.

No obstante el importante incremento en el presupuesto 2005 para el PPP (el cual se da justo en un año preelectoral, después de 2 años de estancamiento), persisten dudas sobre las posibilidades de que la implementación de estos nuevos proyectos de infraestructura puedan dar pie al crecimiento económico que necesita la región. Las dificultades de la economía estadounidense (y de la mexicana también, gracias a la dependencia económica), tras el 11 de septiembre del año 2001, han creado inesperados problemas para el financiamiento de las obras.

Las dudas (políticas) respecto al PPP expresadas por los gobernadores de la Región, tampoco allanan el camino de desarrollo del Plan, aunque sea claro el diseño del Presidente al querer crear las bases de infraestructura para el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA). El PPP encabezado por Fox fracasará por cierto junto con el mismo ALCA, que no ha entrado en vigor en enero de 2005, como otrora quería el gobierno de los EEUU.

Además el electorado mexicano ya reconoció el grave riesgo relacionado con las políticas económicas actuadas por la actual clase dirigente que esta empujando el país hacia un barranco. Ya desaparecieron las esperanzas de "cambio" que algunos analistas, mas no todos, auguraban para la administración de Fox, tras su elección en 2002. Podemos reconocer una respuesta del elector medio mexicano frente a esta situación en el (extraordinario) abstencionismo del 60% registrado el 6 de julio, 2003 cuando se renovó la mitad del Congreso de la Federación mexicana.

Luego, las elecciones estatales y municipales de octubre de 2004 han registrado en casi todas las entidades el retorno al poder de los "dinosaurios" (los más retrógrados) del Partido Revolucionario Institucional.

Frente a esta situación, hoy son las organizaciones sociales, indígenas y campesinas, los que en algún momento fueron definidos como el "México profundo" (20) las llamadas a llenar el vacío político nacional, representando la única esperanza de un futuro diferente para el país, en el pleno respeto de la identidad y de la soberanía nacional.

Referencias
(1) Entre todos cabe mencionar Andrés Barreda, investigador universitario de la Universidad Nacional Autónoma de la Ciudad de México (UNAM).
(2) El Mecanismo de Tuxtla nació en el 1991 de la voluntad de los ejecutivos de los países de la Región de evidenciar las relaciones históricas y la común identidad de las naciones mesoamericanas, y "se considera el máximo foro mesoamericano para analizar de manera periódica y sistemática los múltiples asuntos regionales, hemisféricos y mundiales de interés común; para concertar posiciones políticas conjuntas; para empujar el libre comercio y la integración regional; y para avanzar en la cooperación en todos los ámbitos, apoyando el desarrollo sostenible en el área".
(3) Mecanismo de Tuxtla, DECLARACIÓN CONJUNTA DE LA QUINTA CUMBRE DEL MECANISMO DE DIÁLOGO Y CONCERTACIÓN DE TUXTLA, 28 junio 2002.
http://www.iadb.org/ppp/files/documents/OTRO/OTRO-New/DeclaracionMerida.pdf
(4) http://www.iadb.org

(5) El utilizo del condicional se nos hace necesario en cuanto no ha sido posible recaudar informaciones más detalladas sobre este aspecto. Nos limitamos así a referir cuanto nos dijo el Lic. Cesar Bustamante, responsable del PPP en las oficinas del BID en México, en una entrevista que hubo lugar 10 días antes de la reunión de Managua.
Bustamante confirmó también que hasta ahora México no ha efectuado ningún programa de consulta de los pueblos indígenas y que, de cualquier forma, el Gobierno Fox tiene su propia agenda al respecto, diferente de la del BID. Eso ha sido confirmado también por Sr. Antinori, responsable del PPP en las oficinas del BID en Washington DC., en ocasión de la reunión del 12/02/04 entre ONG y BID, cuando ha recordado que México no puede ser incluido en la estrategia de Información, Consulta y Participación promovida por el Banco, ya que su dinero no viene del BID.
(6) Investigador cuyos temas de análisis específicos son militarización y migración. Es director del Seminario permanente de estudios chicanos y de la frontera del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
(7) Juan Manuel Sandoval, El PPP como regulador de la migración laboral, in A. Bartra, coordinador, op. cit., pág. 251.
(8) Como describe en manera detallada Armando Bartra, Sur. Megaplanes y utopías en la América equinoccial, in A. Bartra, coordinador, op. cit., pág. 27.
"La relación comercial entre México y los países de Centroamérica es profundamente asimétrica: por cada dólar en mercancías que las siete economías ístmicas exportan a México, importan bienes de ese país por cuatro dólares. [?] por otra parte, para México esta relación comercial es poco relevante, pues por cada dólar de exportaciones que envía a los siete vecinos del sur, factura 11 a los dos socios del norte, y en cuanto a las importaciones mexicanas, el porcentaje de origen centroamericano es insignificante. Las economías de los países pobres miran hacia arriba y la articulación entre Mesoamérica y Norteamérica, con el México como gozne, confirma la aseveración".
(9) No es casual que se haya negociado también un Tratado de Libre Comercio para América Central (CAFTA, Central América Free Trade Agreement). La cita es de Juan Manuel Sandoval, op. cit., in A. Bartra, coordinador, op. cit., pág… 251.
(10) "Reforma", Plantea Colombia sumarse al PPP, México DF., 14 enero 2004.
(11) Ibidem.
(12) "Estados Unidos enfrenta hoy la competencia europea y japonesa. La Unión Europea ha avanzado, como sabemos, a lo largo de un proceso de integración y, además, ha encontrado una nueva área explotable en condición de nueva periferia subdesarrollada, en los antiguos países socialista. Japón, por su parte, cuenta con su área de influencia asiática, en la cual la economía tiene un peso muy grande. Por lo tanto, para Estados Unidos, regionalizar América Latina bajo su dominio y mando, es también una forma de hacer frente a esa competencia entre los grandes centros de poder económico; es estrechar el control sobre la región en la pugna por mercados o inversiones, por la colocación de capitales especulativos, por el acceso a recursos naturales, especialmente energéticos, el petróleo fundamentalmente [?]" citación de O. Martínez, ALCA – El proyecto de anexión de América Latina a Estados Unidos en el siglo XXI, en CRIE, Construyendo, No. 181-182, diciembre 2001 – enero 2002, pág.. 14.
(13) AA.VV., Documento de Santa Fe II, Una estrategia por América Latina en la década de 1990, Santa Fe, 1988. http://www.geocities.com/proyectoemancipacion/documentossantafe/santafeii.doc
(14) "EEUU deberá reconsiderar el Programa de Plantas Gemelas/Industrias Fronterizas con México, a la luz de posibles costos económicos y sociales a largo plazo en ambas repúblicas. Las maquiladoras a lo largo de la frontera mexicano-norteamericana, han proporcionado empleo a cientos de miles de mexicanos. Sin embargo, no está claro si ha existido beneficio correspondiente para los trabajadores norteamericanos. Además, los millones de mexicanos que han sido atraídos hacia el norte, y cuyas aspiraciones no han sido satisfechas, tienden a llegar a EEUU a través de la frontera; lo que acelera aún más la inmigración ilegal. Muchos de los mexicanos que cruzan la frontera mexicano-estadounidense son hombres que por lo general no pueden obtener empleo en las maquiladoras, ya que las principales habilidades manuales y el trabajo a destajo son mejor desempeñados por las mujeres. Este empleo excesivo de mujeres ha tendido a debilitar la estructura familiar y a exacerbar las ya pésimas condiciones sociales, ambientales, sanitarias y educacionales en los pueblos fronterizos. De forma adicional, la concentración de nuevas industrias a lo largo de la frontera norteña de México ha desequilibrado aún más el ya irregular desarrollo de dicho país. Por lo tanto, las industrias norteamericanas deberían considerar el traslado de sus máquinas mucho más hacia el interior de México. Este cambio hacia el sur desde la frontera aumentaría el desarrollo equilibrado de México, promovería las industrias locales, estabilizaría la familia mexicana y ayudaría a resolver algunas de las condiciones sociales y sanitarias estimuladas por el Programa de Industrias Fronterizas. A largo plazo, dicho traslado hacia el interior de México beneficiaría a ambos países".
(15) Se recuerdan, entre otras, las acciones en Guatemala (1954, 1960, y 1967/69), Cuba (1959-2004), Chile (1973), Argentina (1976), Granada (1983), El Salvador (los ochentas); Nicaragua (los ochentas); Panamá (1989).
(16) De cada 100 personas que tratan de entrar de manera ilegal en el territorio de los Estados Unidos de América, 40 son ciudadanos mexicanos.
(17) C. Fazio, El juego de poder y el contenido geopolítico del Plan Puebla Panamá, en CRIE, op. cit., pág. 62-63.
(18) Ivi, pag. 63.
(19) Y. Moguel/Finsat, Una torre de Babel el Plan Pueble Panamá, El Financiero, 4 novembre 2004.
(20) La definición del México indígena y campesino como "México profundo" es del historiados Guillermo Bonfil Batalla.

* Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción Comunitaria
CIEPAC, Chiapas, México

Estos artículos también podrían interesarte

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos