Pueblos Indígenas

Geopiratería y proyecto México Indígena

El saqueo de los saberes tradicionales zapotecas sobre sus tierras y territorio (geopiratería), realizado a través del proyecto México Indígena en comunidades de la Sierra Juárez , ha desatado una polémica internacional sobre la ética de los investigadores sociales al intervenir en comunidades indígenas. Debe ser desde los pueblos indígenas donde se definan las investigaciones o prospecciones que se tengan, o no se tengan que hacer en sus tierras y territorios y también quién las realiza y las metodologías que se tengan que emplear, para no seguir siendo objeto de estudio de investigadores arrogantes que en un afán aparente de hacer investigación científica "pura", se han dedicado a saquear información de las comunidades indígenas para utilizarla con fines diferentes a los de las comunidades y pueblos.

Por UNOSJO

El saqueo de los saberes tradicionales zapotecas sobre sus tierras y territorio (geopiratería), realizado a través del proyecto México Indígena en comunidades de la Sierra Juárez , ha desatado una polémica internacional sobre la ética de los investigadores sociales al intervenir en comunidades indígenas. Debe ser desde los pueblos indígenas donde se definan las investigaciones o prospecciones que se tengan, o no se tengan que hacer en sus tierras y territorios y también quién las realiza y las metodologías que se tengan que emplear, para no seguir siendo objeto de estudio de investigadores arrogantes que en un afán aparente de hacer investigación científica "pura", se han dedicado a saquear información de las comunidades indígenas para utilizarla con fines diferentes a los de las comunidades y pueblos.
Boletín de Prensa


¿Qué es la geopiratería?

En México estamos tan acostumbrados a escuchar nombres de ciudades o lugares en lenguas indígenas, la mayoría de las veces sin conocer el significado de los mismos, que no se da importancia al conocimiento cultural y geográfico que encierran estas palabras; por ejemplo, ¿quién conoce el significado de la palabra Oaxaca? Aparentemente esta es una palabra de origen nahua (huaxyacac), que significa “lugar de huajes”, con la que en la colonia los españoles denominaron este lugar; sin embargo los zapotecas podemos decir que su origen es la traducción al nahuatl de una palabra zapoteca que significa lo mismo.

Las palabras en lenguas originarias que se usan para denominar los lugares son el conocimiento cultural y geográfico sobre el terreno, que nuestros pueblos han acumulado por miles de años. En México este conocimiento ha sido menospreciado al imponerse la cultura occidental sobre las culturas originarias. El proyecto estadounidense México Indígena, nos indica que ellos conocen la importancia que tienen los saberes acumulados por las culturas originarias y por eso están tan interesados en investigar el “conocimiento humano sobre el terreno” en México y el mundo, para diseñar su política exterior.

La ética de la AGS y sus investigadores

Después de la publicación de nuestro primer informe en periódicos, revistas y foros alrededor del mundo, se iniciaron varias discusiones sobre la cuestión de la ética, principalmente entre académicos norteamericanos (la mayor parte geógrafos y antropólogos) que temen un daño a sus disciplinas por el comportamiento de sus colegas de la Universidad de Kansas, http://culturematters.wordpress.com/2009/02/12/a-new-anthropology-ethics-scandal/, http://groups.yahoo.com/group/oaxacastudyactiongroup/)

El Sr. Jerome Dobson, presidente de la Sociedad Geográfica Americana (AGS por sus siglas en inglés) con gran disgusto dice en su carta que el proyecto México Indígena ha sido respetuoso del código de ética que su Sociedad ha establecido para todas sus investigaciones (http://web.ku.edu/~mexind/ethics_statement_prototype.htm). A continuación señalamos nuestras apreciaciones sobre esta afirmación falsa.

El punto E. del código de ética de la AGS establece que ninguna información debe ser adquirida a través del engaño o tergiversación y el punto G. expresa que las fuentes originales de financiamiento de las expediciones financiadas por la AGS serán públicamente transparentes.

Nuevamente afirmamos que la gente de las comunidades donde se llevó acabo el proyecto de mapeo, no estaba informada del financiamiento proporcionado por la Oficina Militar de Estudios Foráneos (FMSO) que pertenece al Departamento de Defensa de los Estados Unidos, ni del involucramiento de la empresa armamentista Radiance Technologies en su manejo. Tampoco supo de los reportes mensuales que se mandaron sobre el trabajo en sus comunidades al FMSO (accesible exclusivamente en inglés en línea: http://web.ku.edu/~mexind/FMSO_WebReport.doc), según información proporcionada por el ex presidente del Comisariado de Bienes Comunales de Yagila que fungió durante 2006 y 2007.

Los logotipos del FMSO y de Radiance Technologies no aparecen en las mapas que el equipo de México Indígena entregó a Tiltepec y Yagila en Diciembre 2008 (accesible en linea: http://web.ku.edu/~mexind/oaxaca_community_maps.htm); sin embargo al menos el logotipo de la FMSO si aparece en los mapas preliminares de Zoogochi y Yagila, mostrados en las diapositivas 38 y 39 de la preentación: (http://web.ku.edu/~mexind/AGS%20y%20Mexico%20Indigena_espa%F1ol.ppt, lo que nos hace concluir que los logotipos fueron removidos deliberadamente para engañar a los comuneros.

En el punto J. de su código de ética se estipula que todos los resultados de las expediciones realizadas por la AGS, incluyendo reportes, artículos y sitios de web, deben ser publicados y accesibles para todos, incluyendo los gobiernos, y las agencias gubernamentales y los países de donde fue obtenida la información.

En la Sierra Juárez de Oaxaca se habla Zapoteco y Español. Si los reportes, artículos y sitios web del proyecto están publicados exclusivamente en inglés, se viola el punto J. del código de ética de la Asociación Americana de Geógrafos (AGS).

En el cuadro 23 de la presentación en inglés http://web.ku.edu/~mexind/BowmanExpedition_MexicoPrototype_FMSO_Report.ppt, el equipo de geógrafos utilizó los nombres de los comuneros de Yagila para ilustrar como funciona la ubicación de parcelas individuales; aunque en la carta que escribió el Sr. Dobson como reacción a nuestro boletín anterior, afirma que la gente de Yagila demandó expresamente que no fueran publicados (http://groups.yahoo.com/group/oaxacastudyactiongroup/message/5261). ¿Por qué no destruyeron estos datos? y ¿Por qué los usaron en sus presentaciones? Estamos gravemente preocupados porque los nombres de los comuneros sigan siendo utilizados. Con esta acción se está violando claramente la voluntad de la gente que apoyó el proyecto y además los puntos E., J., y O. del código de ética de la AGS, que afrima que escolares y miembros de las expediciones tienen que proteger la confidencialidad de cualquier sujeto humano involucrado en la investigación. En la reciente publicación del AGS de fotos de gente de las comunidades incluyendo integrantes de la UNOSJO (http://web.ku.edu/~mexind/AGSy%20Mexico%20Indigena_espa%F1ol.ppt, cuadros 11, 33, 35, 36, 37) también vemos una clara violación de este ultimo punto.

Finalmente en el punto N. de su código de ética, la AGS establece que los miembros de las expediciones deben de actuar de una manera que respete las culturas del país donde hacen sus investigaciones, que sus acciones no deben afectar negativamente a la gente o al medio ambiente de los países donde hacen sus investigaciones y que si faltan significativamente a estos principios, la expedición puede ser cancelada o individuos pueden ser sacados. Consideramos que las numerosas faltas a su código de ética son bastantemente graves y perjudiciales para los pueblos y comunidades indígenas de México y que en consecuencia la AGS y su proyecto México Indígena debe suspender sus trabajos en México y retirarse, para así cumplir efectivamente con sus palabras.

Independientemente de las cuestiones de ética que son muy propias de los investigadores, desde nuestra organización hacemos un llamado a las comunidades y pueblos indígenas, para que sea desde los pueblos indígenas donde se definan las investigaciones o prospecciones que se tengan, o no se tengan que hacer en sus tierras y territorios y también sea allí donde se defina quién las realiza y las metodologías que se tengan que emplear, para no seguir siendo objetos de estudio de investigadores arrogantes que en un afán aparente de hacer investigación científica “pura”, se han dedicado a saquear información de las comunidades indígenas para utilizarla con fines diferentes a los de las comunidades y pueblos.

Primeras reacciones de las comunidades indígenas y las “coincidencias” temporales y espaciales.


El equipo de geógrafos llegó a Oaxaca para iniciar sus investigaciones en el verano del 2006, justo cuando se formaba la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). La APPO se menciona en los reportes que el equipo México Indígena mandó al FMSO (http://web.ku.edu/~mexind/FMSO_WebReport.doc – Project Status Report, July 2007). También se menciona en esos reportes que las comunidades de Zoogochí y Yagavila, suspendieron su cooperación con los geógrafos por “el apoyo de unos simpatizantes de la APPO.”

En las presentaciones recientes de México Indígena se encuentran los mapas preliminares de ambas comunidades (http://web.ku.edu/~mexind/BowmanExpedition_MexicoPrototype_FMSO_Report.ppt). Los dos mapas llevan el logotipo del FMSO. ¿Será que cuando los comuneros se enteraron de la fuente de financiamiento se motivaron a salir del proyecto? De cualquier manera, los mapas realizados después de que fueron sacados de Zoogochí y Yagavilla ya no llevan el logotipo. Tampoco lo lleven los mapas que se entregaron a Tiltepec y Yagila (http://web.ku.edu/~mexind/oaxaca_community_maps.htm). ¿Será que los geógrafos no querían perder la oportunidad de realizar su investigación en estas dos últimas comunidades?

El reporte también menciona que el equipo de Herlihy siguió procesando los datos colectados en Zoogochí y Yagavila después de que éstas tomaron la decisión de salir del proyecto (http://web.ku.edu/~mexind/FMSO_WebReport.doc – Project Status Report, July 2007). Esto por supuesto constituye una clara violación de la voluntad de la gente que inicialmente apoyó la investigación.

Si vemos el enfoque que tiene la FMSO en relación con la contrainsurgencia, entonces no parece coincidencia que la llegada del equipo México Indígena haya coincidido con el crecimiento de la APPO en Oaxaca, máxime cuando el Comando Conjunto de las Fuerzas de Estados Unidos ha declarado que México está en una posición de vulnerabilidad similar a la de Pakistán, que podría sufrir un colapso rápido y repentino, que demandaría una respuesta estadounidense. Las otras expediciones de Bowman se han realizado precisamente en lugares donde existe insurgencia y también interés estratégico de los Estados Unidos como sería Colombia, Kazajstán y Jordania.

La tenencia de la tierra y las Expediciones de Bowman.

En su larga respuesta a nuestro boletín anterior, el Presidente de la AGS Jerome Dobson da un ejemplo de cómo el Sistema de Información Geográfica Africano (AGIS) ha digitalizado y titulado 200,000 terrenos a personas individuales. Dobson agrega que “esto es exactamente el tipo de operación catastral que necesitamos en democracias emergentes, en países devastados por la guerra, como Irak, y en países que deben transitar del comunismo al capitalismo como Cuba. “Además, el experto del FMSO para América Latina, que supervisa las expediciones de Bowman, Geoff Demarest, ha escrito sobre la privatización de tierras en Colombia y Cuba mencionando: “Cualquier país que no formaliza la posesión de propiedad esta condenado a violencia interna y tiranía.” Demarest, graduado en la “Escuela de las Americas” tiene una carrera militar de 23 años y ve la cuestión de la tenencia de la tierra como punto clave en la contrainsurgencia estadounidense.

La investigación de México Indígena se enfoca en conocer el proceso de la privatización de terrenos comunales a través del Programa PROCEDE. En su presentación Power Point detalla que Oaxaca es uno de los últimos reductos de la república donde la mayoría de comuneros se negaron a entrar al PROCEDE (http://web.ku.edu/~mexind/AGS%20y%20Mexico%20Indigena_espa%F1ol.ppt, cuadra 7, cuadra 24).

Aunque el Proyecto México Indígena presenta el objetivo de su investigación de una manera neutral y hasta crítica de la privatización, hablando de “los efectos individualistas del neoliberalismo”, vemos estas palabras como un disfraz. El proyecto ideológico de las expediciones de Bowman consiste en la privatización de las tierras comunales como parte de una estrategia neoliberal y contrainsurgente más amplia que se está instrumentando en varios países.

La relación entre las expediciones de Bowman y el Sistema del Terreno Humano (HTS) del Ejército estadounidense

Nuestra mención del Sistema del Terreno Humano, una estrategia contrainsurgente del ejército de los Estados Unidos, causó mucho ruido en los medios alrededor del mundo y contribuyó a las discusiones especialmente entre antropólogos norteamericanos que ya existían alrededor del tema.

La idea que está atrás del Sistema del Terreno Humano consiste en emplear científicos sociales (en su mayoría antropólogos) para mejorar la eficacia del ejército estadounidense, quines darían a los comandantes militares un conocimiento mejor de las dinámicas locales. Los equipos están encargados de mapear estructuras sociales y conflictos hablando con líderes locales e identificar a enemigos y aliados potenciales. Todo es parte de la doctrina de una contrainsurgencia más eficaz del general David Petraeus. Para su trabajo los equipos del Sistema del Terreno Humano usan una base de datos global, la Biblioteca Mundial de Información Básica (World Basic Information Library – WBIL, por sus siglas en inglés).

La WBIL se empezó a crear por el FMSO, el ejército estadounidense y varias agencias de inteligencia en 1997, para proveer análisis con información seleccionada que cubre las dimensiones militares, políticas, económicas, y de infraestructura de cualquier país del mundo. En este sistema de información, el WBIL se enfoca a las siguientes categorías: La seguridad de los Estados Unidos, el terrorismo, la guerra, la inteligencia militar, el narcotráfico, el tráfico de armas y migrantes, la inestabilidad foránea y la proliferación de armas.

Aunque el FMSO dice que el WBIL es una fuente abierta, los requisitos para acceder al WBIL consisten en una afiliación al ejército estadounidense o un trabajo universitario ligado a los temas claves mencionados arriba. En fin, es un pequeño grupo de expertos que trabajan para el ejército, para una agencia militar, o para una empresa multinacional quienes tienen acceso a esta fuente supuestamente abierta.

Mientras no afirmamos que las expediciones de Bowman mismas pertenezcan directamente al Sistema del Terreno Humano, sí presumimos que la investigación emprendida por las expediciones de Bowman en la Sierra Juárez alimenta al WBIL, que los equipos del Terreno Humano del Ejército estadounidense utilizarán para planear sus operaciones militares o incidir en políticas públicas. Porque las Expediciones de Bowman son financiados por el FMSO, la misma agencia que maneja el WBIL y el Sistema del Terreno Humano, presumimos que son parte integral de la misma estrategia. Si el equipo de México Indígena mantiene su afirmación de que su proyecto nada tiene que ver con el Sistema del Terreno Humano, demandamos al FMSO mismo, que demuestre que los datos colectados en la Sierra Juárez no se utilizarán para la WBIL. Además exigimos que se provea una lista detallada de todas las instituciones y corporaciones que tengan acceso a los datos procesados de la investigación del proyecto México Indígena. www.ecoportal.net

II Boletín de prensa de UNSOJO , S.C. sobre Geopiratería – Corsario-l –

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos