En medio del laberinto

El fin del petróleo abundante y el cambio climático debería estar movilizando la sociedad hacia un gran cambio, en el que todo se transformara radicalmente, particularmente los segmentos de la economía con uso intensivo de petróleo. No obstante, no sólo no nos preparamos para enfrentar estas crisis, sino que se evade el problema y se promueven falsas salidas que no solo no resuelve la situación sino que proporciona respuestas que la acrecientan.

Responsabilidad Social de la Empresa (RSE), maquillaje petrolero en Patagonia

La empresa con RSE debe hacer cada año una "Memoria social y ambiental" que será revisada por una auditora o consultora de prestigio para que Inversores y consumidores pueden decidir soberanamente qué productos consumir y dónde colocar sus ahorros a partir de la información volcada en esas memorias. En la práctica, esos informes, redactados por la misma empresa y respaldados por entidades consultoras pagadas por ésta, carecen de credibilidad científica y se inscriben más bien en el campo de la publicidad, aunque intentan aparentar lo contrario. Cuando se aborda y profundiza en las contradicciones de esos informes de RSC afloran múltiples ejemplos donde la filantropía corporativa impone modelos exógenos de desarrollo en las comunidades donde quiere generar consenso.

Cajamarca-Perú: minera Yanacocha en cabecera de cuenca en San Pablo-Cajamarca

En Perú se comprueba que las empresas de la Gran Minería siguen impunes en su política de arrasar las cabeceras de cuenca, los pueblos y las riquezas, dejando como secuelas directas degradación ambiental y pobreza. Actualmente esto se agrava por la compra directa de tierras a los campesinos. Así se despuebla la zona para evitar la actividad de quienes defienden los ecosistemas y es más fácil demandar luego la Concesión Minera en territorios de su “propiedad”.

Entrevista Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI). Si bajan las retenciones, aumentan las hectáreas con soja

Son la organización rural más grande del país, con quince mil familias campesinas. En la vereda de enfrente de la Mesa de Enlace, paradójicamente también son excluidos por el Gobierno, que desoye sus reclamos e ignora el modelo agrario que impulsan: “La soberanía alimentaria que practicamos es contraria al modelo de agronegocios actual”. Advierten que una baja en las retenciones de soja traerá aparejado un avance del monocultivo, consideran “cínico” que la Sociedad Rural se refiera a la pobreza y no entienden por qué el Gobierno cobija a Federación Agraria en la Subsecretaría de Agricultura Familiar, el espacio estatal que debiera ocuparse del sector campesino.

¿Otro mito amazónico? ¿Falso afán petrolero?

¿Qué debemos saber si tenemos o no un Camisea en la Amazonía? Por principio, digamos que sí, que debemos ejercer nuestro derecho soberano a cuantificar nuestros recursos naturales. Pero allí también, y dado el carácter específico y estratégico de la ecogeografia amazónica, deberíamos haber iniciado ya, antes incluso que este afán petrolero nos haga delirar en kuwaití, los estudios para cuantificar la principal riqueza de la Amazonía: la biodiversidad

Jatropha. El piñón y el despojo de tierras

Hay mucho mitos que se tejen en torno a esta planta. Que no necesita agua, que no necesita fertilizantes, que no le caen plagas, que no compite con la producción de alimentos, porque crece donde nada mas crece, lo cual ha sido demostrado por la literatura como falso. Vandana Shiva y Manu Sankar sostienen que la implantación de plantaciones de Jatropha en los territorios tribales indios de Chhattisgarh, Maharashtra y Rajasthan ha violado el derecho que tienen las comunidades de tomar decisiones sobre el uso de la tierra, ha desestructurado la organización local, y ha puesto en peligro la valiosa biodiversidad local, pues en estas tribus, se mantienen hasta dos mil variedades de arroz. En muchos casos las plantaciones han sido hechas en contra de la voluntad de las comunidades.

La invasión forestal

Organizaciones sociales advierten sobre los riesgos del monocultivo de árboles para la industria de la celulosa y aserraderos: concentración de tierras, pérdida de biodiversidad y desalojos campesinos e indígenas. Algo parecido a lo que ocurrió con la soja. Una legislación generosa incentiva su avance. Un bosque es un lugar diverso que presenta tres estratos vegetales: uno en el que predominan los pastos, otro de arbustos y un tercero con especies arbóreas. En el bosque habitan muchas especies animales y de allí los hombres generan soberanía alimentaria, abrigo, calefacción y medicinas. “Eso no se encuentra en un monocultivo de pinos”, explican desde la Mesa Campesina del Norte Neuquino.

Ya están perforando en territorio indígena Mosetén y en breve empezarán las detonaciones. Aunque el ministro Coca lo niegue…

La empresa norteamericana Geokinetics, subcontratada por Petroandina, está perforando las líneas sísmicas que atraviesan el territorio indígena Mosetén y a mediados de agosto, empezarán las detonaciones masivas de dinamita que agravarán de manera irreversible el daño ambiental y social que ya está ocasionando el trabajo exploratorio. Esto es violatorio de los derechos de este pueblo indígena, y promoverá un punto de no retorno para la sobrevivencia del frágil ecosistema de la Amazonía Sur boliviana.

En territorio de los Shuar: minería transfronteriza

Las Nacionalidades y Pueblos de la Amazonía rechazan a la minería transnacional a cielo abierto y viven movilizados en Zamora y Morona Santiago para defender sus territorios amenazados por los proyectos mineros inconsultos." La minería a gran escala no respeta los derechos del agua, los derechos colectivos, los derechos de la naturaleza, la soberanía alimentaria, el Sumak Kawsay (buen vivir) y por ello rechazaremos este tipo de minería”, dice Salvador Quisphe.

¿Petroandina comete delitos de etnocidio contra el pueblo Mosetén? Un dolor más grande que la muerte…

La denuncia firmada por Manuel Lima y dirigida al presidente del Estado Prurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma sobre los atropellos que están sufriendo los Mosetenes producto del accionar abusivo e inescrupuloso de los funcionarios del Ministerio de Hidrocarburos y la empresa Petroandina no alcanza para terminar de expresar el terrible cuadro de avasallamiento, de humillación y de violación a los derechos humanos más elementales que están sufriendo los hermanos indígenas que viven en la región conocida como Alto Beni, en la Amazonía Sur boliviana.

¿Son los dirigentes indígenas de la Amazonía peruana unos terroristas?

En el mundo entero se han realizado numerosas protestas denunciando los tristes acontecimientos de Bagua. Desde las regiones amazónicas y andinas, los nativos y campesinos del Perú continúan con coraje su lucha. Podemos sentir a la vez en ellos su inquietud por la represión como su determinación por salvar a la Amazonía. Como me lo dijo la líderasa Casilda Giménez Carrasco al piquete del Km. 34 –Comunidad Nuevo San Juan de la Libertad– de la carretera a Yurimaguas "No queremos terminar como esclavos de las grandes empresas que nos darán unos pocos dólares, pero que destruirán nuestras comunidades, nuestros ríos y bosques. Queremos decidir lo que es bueno para nosotros".

Bagua

La lucha amazónica ha de continuar, exigiendo el respeto a la selva. Los nativos amazónicos saben que lo que está en disputa es su propia supervivencia. Esperamos que la población mundial tome conciencia de que ellos están luchando en defensa de toda la especie humana, ya que la selva amazónica es el pulmón del mundo.

La palma africana en México. Los monocultivos desastrosos

Pese a las experiencias de deforestación de bosques tropicales, cambio climático, apropiación de territorios indígenas y campesinos, violaciones a los derechos humanos, agrotóxicos, contaminación, pérdida de soberanía alimentaria, entre otras consecuencias que acarrean las plantaciones de monocultivos, en noviembre del 2008 en Países Bajos llegó el primer embarque “de palma sostenible y certificada” proveniente del sudeste asiático en el marco de la RSPO. Hoy más que nunca sigue vigente la Declaración Internacional en contra de la ‘Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible’ (RSPO, por sus siglas en inglés).

Megaproyectos Hidroeléctricos en el Territorio Ancestral Mapuche

La Transnacional de origen estatal Noruego Sn Power, la Transnacional ENDESA y el Grupo chileno Matte a través de su empresa Colbún, son los principales grupos económicos que intentan instalar sus mega proyectos hidroeléctricos bajo el amparo del estado chileno en Territorio Mapuche. Miles de hectáreas inundadas e impactadas, graves impactos a las economías locales, daños culturales, sociales, son algunas de sus consecuencias. Algunas ya vienen ocasionándose. La resistencia sigue.

Pueblos originarios y acción directa ambientalista

El desarrollismo destructor no tiene en cuenta los derechos de los pueblos originarios pues muchas veces chocan con él: acceso a tierras, a recursos, etc. Su condición es la de ciudadanos de segunda, ciudadanos sin censar, sin acceso a la administración y a los media… Pueblos que sólo saben defenderse con flechas y arcos o que son embaucados por las multinacionales sin escrúpulos. Pero estos pueblos son en muchos casos el único garante para la conservación de habitats tan fundamentales como las selvas amazónicas de Perú, Colombia, Ecuador, Brasil, Bolivia, Papúa, Congo, etc.