Pesca artesanal
Pueblos Indígenas Pueblos originarios TEMAS

Podemos aprender sostenibilidad de las comunidades tradicionales

Nos han llamado animales narradores de historias y por una buena razón. Las historias que contamos dan forma a nuestra visión del mundo e influyen en nuestro comportamiento hacia la naturaleza.

Muchas historias populares en la actualidad describen la tierra como una mercancía. El capitalismo ve las ganancias y el crecimiento económico como los ideales de una nación y si hay una demanda considerable de varios productos, se considera una bendición. Sin embargo, el libre comercio, de la mano de la globalización, puede ser ecológicamente dañino, ya que los recursos naturales de la Tierra son limitados.

Muchos académicos y activistas ambientales creen que la globalización es una de las principales causas de destrucción ambiental. La activista ambiental Vandana Shiva afirma que “la crisis económica mundial es posiblemente el resultado de la concepción distorsionada de la naturaleza y la relación de los seres humanos con el mundo natural de las naciones industrializadas predominantemente occidentales”.

Pero hay otra manera.

Las historias indígenas son parte de la identidad de los miembros de una comunidad y estas historias pueden tener un impacto significativo en la configuración de un marco cognitivo más positivo relacionado con la naturaleza. El lingüista cognitivo estadounidense George Philip Lakoff sostiene que los seres humanos utilizan estructuras inconscientes para conceptualizar eventos. En consecuencia, estos “esquemas” o “marcos” deben elegirse correctamente para formar una relación armoniosa con la naturaleza.

El conocimiento ecológico tradicional puede actuar como un marco positivo para activar ideologías de sostenibilidad. Las narrativas del conocimiento tradicional pueden facilitar una mentalidad ecológica, que puede mostrar respeto por todos los componentes bióticos y abióticos de los ecosistemas. Sin duda, existe una necesidad creciente de historias positivas mediante las cuales podamos salvar los ecosistemas. El Conocimiento Ecológico Tradicional (TEK) con sus historias puede ayudar a construir una prominencia ecológica para que podamos recuperar una relación armoniosa con la naturaleza.

Muchos pueblos indígenas han tenido una relación ininterrumpida y cercana con la naturaleza que es la antítesis de las prácticas de explotación insostenible. David Suzuki, un ambientalista canadiense, enfatiza la importancia del conocimiento tradicional en “un momento de ecocatástrofe global inminente”.

TEK, argumentan muchos expertos, no es solo un conocimiento descriptivo de la naturaleza, sino también un conocimiento que puede fomentar interacciones positivas con la naturaleza. Este sistema de conocimiento puede transmitirse de una generación a la siguiente y servir como base de una comunidad para proteger su medio ambiente.

Lamentablemente, sin embargo, gran parte de ese conocimiento se está perdiendo ante la implacable modernización. Aún así, hay muchas comunidades en todo el mundo que continúan siguiendo formas indígenas de conocimiento. Observan la naturaleza con atención y actúan de acuerdo con las señales comunicadas por los elementos naturales.


En Papua Nueva Guinea, las comunidades indígenas observan el comportamiento de plantas, animales y otros elementos naturales para interpretar y pronosticar los cambios venideros y los desastres inminentes. Estas señales alertan a las comunidades locales, permitiéndoles prepararse y prevenir.

Algunas comunidades locales pueden predecir los ciclones que se aproximan y las fuertes inundaciones escuchando el sonido de los truenos y observando la dirección y la fuerza de la brisa de las montañas. Un tsunami inminente suele estar indicado por las gaviotas que se alejan de la costa. Cuando los murciélagos, las serpientes y otros animales se retiran de los lugares volcánicos, entonces una erupción volcánica podría ser inminente.

Muchos gobiernos reconocen cada vez más la importancia del conocimiento ecológico tradicional. La India ha comenzado a movilizar los conocimientos autóctonos para obtener beneficios ambientales, económicos y ecológicos. El Gobierno de la India con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) estableció un programa comunitario de gestión del riesgo de desastres (CBDRM) en 2002 para fortalecer y desarrollar la resiliencia mediante la promoción de la participación comunitaria.

La Comunidad de Asia para la Gestión del Riesgo de Desastres ha descrito diferentes prácticas comunitarias tradicionales para la Reducción del Riesgo de Desastres (RRD). “Para proteger los cultivos de las inundaciones, los agricultores de Tamilnadu (India) utilizan semillas de arroz resistentes a las inundaciones junto con prácticas agrícolas autóctonas”, explica.

En las costas de Bengala Occidental y Orissa en India, “los agricultores atan clavijas de bambú y cuelgan hojas de fenogreco fritas en las orillas de los ríos para salvar a los peces de las inundaciones. Las comunidades indígenas de Orissa y Andhra Pradesh practican la agricultura migratoria y cultivan tubérculos resistentes a la sequía que siguen un ciclo que proporciona suficiente espacio para la conservación”.

Un arquitecto conservacionista, Rohit Jigyasu, informa que en el momento del terremoto de Gujarat de 2001, “las viviendas típicas de Bhunga de la tribu local Banni en la región de Kutch en India sobrevivieron notablemente bien debido a su diseño y tecnología de construcción, mientras que muchas construcciones nuevas colapsaron”.

A medida que el clima cambia, más y más personas en todo el mundo están invirtiendo en tecnologías modernas para la gestión y mitigación de desastres. Sin embargo, muchos de estos métodos son insostenibles y pueden ser destructivos para la naturaleza. La integración de tecnologías modernas con el Conocimiento Ecológico Tradicional (TEK) muestra una vía prospectiva hacia la mitigación con la sostenibilidad como fuerza motriz.

Por Monalisa Bhattacherjee. Artículo en inglés

Compártelo en tus redes

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario