Salud

Dependencia farmacéutica. ¿En qué manos está nuestra salud?

El mercado farmacéutico supera los beneficios de la venta de armas o de las telecomunicaciones, grandes empresas de países industrializados dominan la producción y comercialización. Deciden quién recibe más dosis: países que lo necesitan o aquellos que ejercen mayor presión. Ninguno de los países en desarrollo cuenta con industria farmacéutica propia, se ha creado una relación de dependencia.

Por Claudia Brihuega Ortiz

La falta de suministro a nivel internacional de vacunas contra la tosferina afecta a las dosis pentavalentes y trivalentes utilizadas  para otras enfermedades en el calendario de vacunación infantil, según señala el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud español.

Durante el año pasado, GlaxoSmithKline (GSK), una de las farmacéuticas responsables de su producción, tuvo también dificultades para proporcionar vacunas contra la meningitis. “Esta situación obedece a la elevada demanda y en ningún caso a problemas de fabricación de la vacuna”, explicaba GSK. Esta vacuna era propiedad de Novartis, pero tras el acuerdo entre las dos compañías, GSK se adueñó del producto.

Alfonso Alonso, ministro de Sanidad español, permitió en 2014 la comercialización en farmacias de la vacuna, el miedo de padres y madres al contagio de sus hijos hizo que se agotasen en los puntos de venta. Hasta el momento las inyecciones se ponían en hospitales y a las personas incluidas en los grupos de riesgo, se necesitan cuatro dosis y cada una de ellas cuesta más de 100 euros. Permitir la entrada del mercado en los sistemas sanitarios promueve la competencia entre proveedores públicos y privados, en lugar de satisfacer las necesidades sanitarias de los pacientes se abre una nueva área de negocio.

Algunas farmacéuticas se sirven de propaganda y de falacias sobre sus productos para crear necesidades, incluso cuando algunos provocan efectos nocivos para la salud como problemas cardiovasculares o hematológicos y la posibilidad de crear adicción por su consumo. Un sector privado que compite con respaldo jurídico frente al sector público.

Las consecuencia de la carrera por la gestión ha hecho aumentar la desigualdad y la dificultad de acceso a medicamentos y tratamientos, personas que deben adaptarse a los intereses y ritmos de grupos de poder.  La ideología proyectada desde un sistema económico en el que predomina el valor de cambio en lugar del valor de uso introduce nuevos actores en un escenario que tenía por protagonista al Estado.Ecoportal.net

CCS

http://ccs.org.es/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos