Salud

Descubre los siete hábitos de la gente extremadamente saludable

¿Te sorprende que parece que algunos amigos, familiares o colegas nunca se enferman? Ellos pasan por epidemias de gripe y resfriados totalmente sanos. Realmente te hace pensar: ¿hay un secreto para la salud excepcional cuando todos están tosiendo, estornudando y están miserablemente enfermos? Absolutamente. Pero usted puede ser sorprendido en cuanto a las razones.

Siete hábitos efectivos

En el esquema general de la vida, realmente no hay una bala mágica para la buena salud, aunque hay ciertos hábitos que individuos resistentes tienden a adoptar. Algunos pueden ser familiares, otros un poco más inesperados.

Suficiente descanso

Gente con buena normalmente no se quedar despiertos muy tarde. Buen descanso cada noche es la base para mantener el sistema inmunológico en plena forma.

Acostarse antes de 10 p.m. y la eliminación de la exposición a la luz (especialmente de las pantallas de computadoras)alienta la producción de melatonina – promoviendo el descanso que rejuvenece.

Una dieta de nutrientes

No es sorprendente que aquellos quienes casi siempre evitan enfermarse consumen alimentos de alta calidad, ricos en vitamina C y zinc. De la misma manera, el limitado consumo de azúcar también es común. Puesto que el azúcar refinado suprime el sistema inmunológico, evitarlo tiene sentido. Personas que tienen fuerte salud generalmente no consumen frappuccinos o caramelo y son recompensados con vitalidad excepcional.


Masajes, yoga y acupresión

El estrés es el principal contrincante de la salud que silenciosamente, destruye el sistema inmunológico. Estudios han demostrado que personas que se enferman con frecuencia suelen ser los más estresados. Personas quienes son inteligentes con su salud se dan cuenta que para mantener el bienestar, estrés debe gestionarse. Los masajes son una buena opción. Disminuyen la presión arterial y la ansiedad – efectivamente reduce la tensión y el estrés. Igual que yoga. Acupresión es otra técnica conocida para estimular la respuesta inmune. Un punto en el cuerpo es particularmente importante-el timo. Esta glándula desempeña un papel crucial en el funcionamiento del sistema inmune y linfático. Para estimular, golpee suavemente el esternón con el dedo índice 50 veces en la mañana y en la noche.

Baños fríos

Mientras que la mayoría de nosotros temblamos ante la idea de un baño frío, especialmente en el medio del invierno, las investigaciones confirman que un baño helado significativamente aumenta la actividad de los glóbulos blancos

– destruyendo las bacterias invasoras, los virus y agentes patógenos nocivos. Duchas de agua fría ayudan a apoyar este proceso de defensa. Aquellos que son los más resistentes a la enfermedad también tienden a usar agua fría para vigorizar el sistema.

Una actitud positiva

Nunca subestimes el poder de una perspectiva positiva. Un estudio de la Universidad de Kentucky encontró que los participantes que tienen una actitud optimista demostraron una mayor inmunidad mediada por células. Cuando cayó el optimismo, también cayó la respuesta inmune. Resulta que la gente más sana también tienen una tendencia a ver el lado positivo de la vida. Si usted necesita una infusión de positividad, un diario de gratitud es un buen lugar en donde empezar.

Realmente, no hay necesidad de sucumbir a todas las enfermedades repugnantes esta temporada. Armados con estos siete hábitos, tú también puedes estar extremadamente saludable, resistente y la envidia de todos quienes están lloriqueando y estornudando.

Ecoportal.net

Natural News

http://es.naturalnews.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario