Salud

Glifosato en la mira. Doctor, ¡grítelo más fuerte!

Hace pocos meses el pediatra Dr. Rodolfo Páramo nos alertaba sobre agroquímicos y cáncer. Una recorrida por las advertencias que diferentes profesionales y medios de comunicación, nacionales e internacionales, realizan sobre la utilización de glifosato en los herbicidas que produce la empresa Monsanto.

Por Graciela Gómez

Hace pocos meses el pediatra Dr. Rodolfo Páramo nos alertaba sobre agroquímicos y cáncer. Una recorrida por las advertencias que diferentes profesionales y medios de comunicación, nacionales e internacionales, realizan sobre la utilización de glifosato en los herbicidas que produce la empresa Monsanto.


Hace pocos meses el pediatra Dr. Rodolfo Páramo nos alertaba sobre agroquímicos y cáncer en Malabrigo, localidad del sur del departamento General Obligado en la provincia de Santa Fe, donde en menos de un año nacieron 12 chicos con malformaciones.

“Esto se debe al abuso de ciertos agroquímicos, por propaganda mentirosa de Monsanto que es la que creó el glifosato con denominación Round Up. Desde que ingresó a la Argentina, siempre se dijo que era levemente tóxico, que no producía daños respecto a la salud de los seres humanos. Da la casualidad que en Malabrigo, de 10 años a esta parte, estamos teniendo una incidencia de cánceres de distinta variedad. La población debe presionar por sus derechos y sobre quienes tienen que ejercer el control en Malabrigo”. (Trisemanario de Reconquista. Edición 4. 13/03/07)

En Córdoba unos 500 residentes del barrio Ituzaingó, están condenados por la aspersión del herbicida glifosato. Los casos de cáncer, leucemia y malformaciones congénitas aumentan desde que el barrio fue cercado con predios plantados con soja sobre los cuales se rocía el veneno desde aviones."Hace menos de un mes, el médico Edgardo Schinden divulgó un estudio independiente afirmando que nuestro barrio no puede ser habitado. El gobierno de Córdoba no lo reconoce y ofrece pavimentar las calles e instalar un puesto de salud, en lugar de eliminar la fuente de la contaminación", protestaba una madre de los tantos niños que viven allí. (www.cta.org.ar )

Dos o tres diarios de Santa Fe publicaron la nota. En Buenos Aires, a pesar de tenerla porque la envié a varios medios, como está fuera de los límites de la Avenida General Paz no le dieron importancia. Se olvidan que la estación experimental esta ubicada en Camet y Pergamino. Sin embargo, en Uruguay fuimos noticia. ¡Qué ironía! Peleamos por las papeleras, la biodiversidad, la ecología, cuando tenemos un monstruo latente mucho más cerca. Me gustaría ver las medidas tomadas por nuestro Ministerio de Salud ante tal alerta. Seguramente, la Dra. Silvia Simoncini y el Dr. Guillermo Kerz están evaluando todavía a que área de salud pertenece la localidad, ¿Zona II o Zona III? o si hay falta de fondos, como contestan cada vez que les pedimos ayuda para algún niño de la provincia que debe ser tratado en el Garrahan, resolviendo en forma expedita y mirando para otro lado.

El Dr. Páramo tenía razón, lo demuestra el reciente fallo contra Monsanto en Francia. “En el año 2001, la asociación Eaux et Rivières de Bretagne había denunciado a Monsanto por anunciar que su producto Round Up era eficiente y no presentaba riesgos para el medio ambiente. Las etiquetas del herbicida aseguraban que éste era "100 por ciento biodegradable, limpio". El equipo del profesor Robert Bellé demostró el carácter potencialmente cancerígeno del herbicida. Este reconocido modelo para el estudio de las etapas tempranas de la génesis del cáncer le dio a Tim Hunt el Premio Nobel 2001 en Medicina. En 2002, el equipo de Finisterre había demostrado que el Round Up interfiere en una de las etapas claves de la división celular. Es la misma asociación bretona, la cual censura a Monsanto por hacer de laLyon obligó a la empresa a pagar 15.000 euros a una ONG por "publicidad mentirosa".

Desde el año 2003, Monsanto ha puesto en marcha el Programa Campo Unido en Colombia, dirigido a los pequeños productores e indígenas de los departamentos de Córdoba y de Tolima, las fumigaciones aéreas del Plan Colombia dan como resultado que el 100 por ciento de las mujeres, además de los síntomas de intoxicación, presentaron daños genéticos en un tercio de sus células sanguíneas. La investigación menciona además un amplio número de estudios de mamíferos que muestran daños esqueléticos en fetos, cambio de pesos drásticos, fluctuaciones en el sistema endocrino y mortalidad a niveles crónicos de exposición; en humanos se exponen casos de intoxicación, irritación cutánea y ocular severa, daños neurológicos e incidencia de cambios genéticos en células humanas que puedan conllevar a cáncer. (www.humanidadenred.org // www.ecoportal.net )


En Estados Unidos, país de origen de Monsanto, los casos más destacados son aquellos relacionados con la administración de Ronald Reagan. Bajo tal gobierno se encubrieron numerosos estragos ambientales causados por productos de Monsanto. Un ejemplo es el caso de la contaminación del pueblo Times Beach en el estado de Missouri con dioxinas incluidas en químicos que habían sido utilizados para limpiar sus calles, y por lo cual se ordenó su evacuación. En otro caso similar, los residentes de Anniston (Alabama) en 2002, elevaron una demanda a Monsanto por contaminar las fuentes de agua del pueblo con el químico PBC, posteriormente prohibido por sus efectos tóxicos. En 1997 la empresa tuvo que pagar una multa millonaria y cambiar la etiqueta del químico que lo calificaba como biodegradable y sano para la salud. En 2004 Monsanto enfrentó una demanda por 350 millones de dólares por el uso de aspartame en sus endulzantes a pesar de su efecto tónico para el cerebro. Este caso es de particular interés ya que la licencia para el uso de aspartame – conocido comercialmente como NUTRASWEET – estuvo revocada por varios años hasta que en 1981 el director de la compañía y en su momento ex secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld – que ahora conocemos por dirigir la invasión de Irak y los escándalos en la prisión de Abu Ghraib – obtuvo la adjudicación de la misma con el favor del gobierno de Reagan. (www.humanidadenred.org )

El herbicida Round Up de Monsanto contamina el agua potable en Dinamarca. ("Politiken" por Anders Legarth Schmidt. 10/05/03). “La agricultura dinamarquesa usa 800 toneladas de ingrediente activo de glifosato como herbicida. El Ministerio del Ambiente esta viendo los pasos para poner coto. Los recursos de agua potable dinamarquesas están bajo el ataque desde un ángulo inesperado”. (www.nodo50.org )

Mathilde Durif, vocera de la filial francesa de la gigante estadounidense, indica que a Monsanto no le impresionan esos resultados que contradicen otros sesenta estudios y “ni las autoridades europeas, ni la Organización Mundial de la Salud, ni la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han clasificado a este producto como cancerígeno”. Lo cual demuestra la impunidad con la que se mueven. (www.prensarural.org , Grupo Semillas, Colombia)

Esta acumulación de pruebas científicas exige y obliga a los gobiernos a revisar con urgencia el uso de Round Up. La empresa ofrece actualmente cuatro tipos del agroquímico y el “Plan Recompensas” para quien compre más el producto, ¡Y enviando un SMS desde tu celular al 5050 ganás premios… para intoxicarte! Vergonzoso.

Argentina asumió el riesgo de producir transgénicos cuando eran cuestionados en los principales mercados del mundo y acompañó a Estados Unidos en su presentación ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), contra la Unión Europea por la moratoria a los transgénicos.

Ahí tienen los resultados: “La empresa cobró y cobra regalías por las ventas de las semillas con su gen RR sin tener la patente reconocida en el país y facturó unos 175 millones de dólares en glifosato – principal componente del herbicida Round Up- usado en la oleaginosa”, manifestó el ex Secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Ing. Miguel Campos. (Secretaria Regional Latinoamericana-Montevideo. www.rel-uita.org )

Señores Gobernantes: Si necesitan una demostración, podemos ir a regar las plantitas de su jardín con Round Up, si no entendieron el punto y la gravedad de los hechos. ¿Van a permitir que nos sigan usando como conejillos de indias? Mientras tanto, la firma que inventó el "agente naranja" acrecienta su enorme poder y nos utiliza como laboratorio a gran escala.

Por eso, Doctor Páramo, ¡Grítelo mas fuerte!… www.ecoportal.net

* Graciela Gómez,
El Santafecino, Rel-Uita

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

Te invito

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Posts más compartidos