Salud

La Otra Salud

Palabras del Delegado Zero (Subcomandante Insurgente Marcos) en la exposición de inicio del sector La Otra Salud el día 30 de abril del 2006. Señala como el capitalismo convierte la salud en una mercancía, y como los administradores de esa salud convierten al paciente en un cliente al que hay que sacarle lo mayor posible de dinero sin que esto implique necesariamente que va a tener más salud.

Por Subcomandante Marcos

Palabras del Delegado Zero (Subcomandante Insurgente Marcos) en la exposición de inicio del sector La Otra Salud el día 30 de abril del 2006. Señala como el capitalismo convierte la salud en una mercancía, y como los administradores de esa salud convierten al paciente en un cliente al que hay que sacarle lo mayor posible de dinero sin que esto implique necesariamente que va a tener más salud.


“Bueno compañeros, compañeras pues esto de la otra campaña, esto que estamos haciendo de pasar a escuchar ha permitido descubrir que la misma gente se organiza en cosas que ni siquiera habíamos imaginado.

En Jalapa encontramos pues un grupo de científicos de varias ramas que estaban preocupados por como el capitalismo esta sacando a la ciencia y haciéndola producir muerte cuando se supone que uno como científico no se mete a eso para destruir sino para preservar o construir. Decían ellos que estaban en un proceso de maquila de la ciencia, sobre todo de la ciencia médica, entonces que en las universidades o en los centros de investigación en lugar de armar un solo proyecto que devela realmente cual es el propósito del sistema de muerte de ese proyecto, lo reparten en universidades a través de los funcionarios corruptos o incluso pues, de científicos que se venden, o en otros centros de investigación. Esa parcelización del conocimiento y luego en un centro, hora sé que clandestino esto se arma y resulta que lo que parecía inocuo, que parecía neutro se convierte en una bomba y no me refiero a una bomba que explota sino me refiero a algo que va a producir daño, y es así como probablemente en nuestras mismas universidades y centros de investigación, me refiero a las del mundo, se hallan producido muchos de los males y enfermedades que están en nuestro país y en el mundo.

A mi se me hace que señalan dos puntos importantes en su posición, una es como el capitalismo convierte la salud en una mercancía y como los administradores de esa salud médicos, enfermeros, enfermeras y todo el aparato de hospitalización o de distribución de la salud se convierte también en una especie de capataz de ese negocio y convierten, en efecto, como decían aquí al paciente en un cliente, en un cliente al que hay que sacarle lo mayor posible de dinero sin que esto implique necesariamente que va a tener más salud.

Nosotros enfrentamos ese problema allá en las comunidades indígenas primero por necesidad, no se trata de que digamos que optamos por la medicina tradicional, es que no había de otra y eso permitía que se desarrollara por una parte pero no pudiéramos enfrentar el índice de mortandad, infantil sobre todo, no sólo por nuestro propio desarrollo como comunidades indígenas que esta limitado pues a lo que nos da la naturaleza allí en medicina tradicional, sino porque siempre estaba esa expectativa de que esa medicina no cura, calma, nada más o controla… y que es la otra medicina, la que está ¡en el hospital, la que da un doctor o una doctora, con esta imagen de vestido de blanco y que en algunos casos debían estar vestidos de negro, a… que esa es la que cura; cuando se da el alzamiento y nos encontramos con ustedes, con los hombres y mujeres que en México y en el mundo se solidarizaron con nuestra causa, empezamos a no sólo recibir esta ayuda como si fuera limosna o caridad, sino entendiéndola que era el apoyo a un proyecto político diferente, y empezamos a encontrar a los otros médicos, a las otras doctoras, a los otros enfermeros y enfermeras que nos ayudaron a ir construyendo que dentro de las comunidades indígenas zapatistas, seguían su propia lógica, se rompiera con esta dependencia, ah… así por ejemplo cuando formamos nuestros comités de salud, no los formamos sólo en herbolaria o en medicina tradicional sino tambien en aplicación de vacunas o en otros medicamentos. Pero a la hora que estamos también en esto enfrentamos a este mercado capitalista de la salud, no es posible, estamos insistiendo en uno y otro lado que no es posible crear un compartimiento de libertad, democracia y justicia, por eso nuestra lucha es nacional. Por mucho que avancemos como comunidades zapatistas siempre estamos rozando los bordes y nos está ¡pegando ese sistema de explotación, de exclusión, de racismo pues, al que nos estamos enfrentando. Si están mejores nuestras condiciones que antes del alzamiento, en algunas zonas en las que carecen de tierra como los altos de Chiapas la medicina es gratuita, la atención y la medicina, y estamos tratando de equilibrar con campañas fuertes de prevención de las enfermedades en lugar de irnos a atacar las enfermedades y en ese sentido es una de las pocas ventajas de la estructura del EZLN dentro de las comunidades, que permite implementar campañas de salud eficientemente en las comunidades, como construcción de letrinas, el cuidado, ah… hay comisiones que cuidan que la letrina tenga cal y el que no pues es puesto en la asamblea y se le critica. Que los niños realmente cumplan con las vacunas, que estas sean administradas y conseguidas por la misma estructura comunitaria y no por la estructura gubernamental; eso ha permitido que por sus propios caminos, los compañeros y compañeras hayan construido esto que si es posible, que la misma gente tome en sus manos el control de la salud, que ahorita esta por un lado de las empresas privadas y cada vez menos en el lado del Estado porque lo esta soltando, lo esta desprendiendo.

Bueno, ahí estamos pues contentos de que llegan los doctores y las doctoras y los enfermeros y enfermeras y en este contacto que es de apoyo a una causa política nos empiezan a contar lo que esta pasando acá.

Voy a irme despacio para ver si recupero el aire porque en un momento me van a llevar corriendo a la otra, no?, a la otra reunión quiero decir.

Entonces nos empiezan a contar las condiciones de trabajo en el Seguro Social, en la medicina privada, esto que a nosotros alguien nos platicaba de la gente que llegaba allí, de que uno cuando elige la profesión de la salud, cualquiera que sea su nivel, esta eligiendo la profesión de la vida, no se trata de sólo la vida sino de combatir el dolor y esta persona nos decía se trata de tener una sensibilidad especial al dolor que evita que uno sea cínico y lo que esta pasando con el sistema capitalista es que hay doctores y doctoras, enfermeras que son cínicos, que pueden enfrentar a una persona que se esta muriendo o que esta sufriendo mucho y la tratan como si estuviera pidiendo una entrada para el cine, como si estuvieran en una taquilla para repartir boletos y que, espérame que me tome el café y todo eso. Entonces dice que todo eso estaba destruyendo, no sólo lo que era la vocación de la salud o la vocación de la medicina sino también la imagen que en la población se tenía de los médicos y de las enfermeras, enfermeros y enfermeras, médicos y médicas, y entonces que cada vez se estaba convirtiendo en efecto el doctor, la enfermera, en un capataz, no, dice, en un tendero de la salud, en el que recibe el dinero y te daba la caja y tomate esto, y que cada vez se veía mas que en la relación racista que se llevaba con las comunidades indígenas se estaba desplazando de forma incontenible hacia el resto de la población. No se trataba solo de que fueras indígena sino que si estabas llegando ya a un centro de salud era ya, eras pobre, sino pues no estarías allí en el Seguro o en la farmacia esa, popular o la que hallan construido y eso ya significaba que estabas clasificado como un enfermo pobre, o sea un enfermo que no puede pagar la salud que necesita sino la que puede, y si sólo da para la aspirina o para el mejoral o como se le quiera llamar pues eso es lo que te da el sistema de salud y no te alivia, y que, como ese era el negocio entonces, si antes, en otra época del capitalismo la medicina, la salud era un negocio, ahora con la nueva etapa la enfermedad también se estaba convirtiendo en un negocio, mientras más enfermos, mientras más enfermedades más medicina es necesaria. Entonces la industria farmacéutica, la descarada o la encubierta como la del viejito este, ¿cómo se llama? ¿el Dr. Simi, candidato a la presidencia de la república , … por si faltara algún ridículo ahí está el Dr. Simi para completar el panorama.

Era el negocio de la muerte y el dolor, se había convertido el negocio de la salud ahora en un negocio de la muerte y del dolor y esto estaba produciendo efectos no sólo de salud pues, de que la gente se muriera o padeciera más enfermedades sino estaba formando a los profesionales de la salud o los trabajadores de la salud como dicen ustedes, en ese mismo sistema pues, los estaba formando en que lo que convenía no era curar a la persona sino sacarle lo más posible en el mayor tiempo posible. Entonces sale esto de que cuando decides que vas a estudiar medicina si vas a tener futuro, no esta pensando en que va a atacar el dolor y la muerte sino que va a ser un buen negocio, porque si alguien la libra económicamente pues es un médico. Quien iba a decir que eso ahora había, habrá médicos y doctoras enfermeros y todo, como decían, de taxistas o vendiendo tacos.

Esta destrucción, no sólo del sistema de salud sino de su mercado laboral es algo que tenemos que denunciar en la otra campaña, porque no hay ni un programa serio en los partidos políticos de allá arriba sobre esto.

La salud es tan importante como pegar un cartel o pagar un spot de televisión, lo sabemos bien. Se hacen programas de salud en la medida que esto signifique la promoción de una posición política y no para que ataque un problema. Por eso no son negocio, los negocios rentables políticamente los sistemas de salud en comunidades apartadas porque nadie llega ahí, ni la radio, ni la televisión, ni Comercial Mexicana, ni Sams, no sirve pues. Por eso se concentran en los grandes centros de población estos servicios de salud y el resto de la población esta abandonada. Sólo cuando hay un viaje de algún candidato o de algún presidente, entonces se va a inaugurar algo, y eso es ridículo si luego se sigue, que es lo que no hace la prensa, que es quedarse después de que se va el funcionario, para ver que sólo fue la piedra y que ahí quedo la piedra de inauguración o que se hizo la cáscara y nunca llegaron doctores ni llegaron medicinas.

De esto hay un caso pues documentable que es el hospital de Guadalupe Tepeyac, en la zona de las Margaritas, ahora el municipio autónomo San Pedro de Michoacán,… que llega Salinas e inaugura el hospital con gran bombo y platillo y resulta que no llegaban los doctores ni había medicina, era un elefante blanco, la pura estructura, bien pintada, bien adornada con su letrero de Solidaridad, pero que nunca funcionó y empezó a funcionar realmente cuando las tropas zapatistas lo tomaron,…empezaron allí a atender primero los heridos de guerra y luego ya a darle a la población salud hasta que entró el ejército y lo tomó, después de la Cruz Roja Internacional.

Entonces nosotros decimos, si están apareciendo estos sectores, primero BIEN por la Sexta y La Otra, quiere decir que esta gente dice, éste es mi lugar, de aquí soy, eso es lo fundamental, aquí puedo encontrar a otros como yo.


Por eso es importante el lugar de la palabra, decirlo, y no traernos a las carreras, … además, porque me da taquicardia.

Es importante su palabra, muy su palabra porque otros la van escuchar en otras partes y van a decir yo estoy pensando lo mismo, así como escuché al compañero de la otra en Hidalgo habrá otros y otras en el resto del país en la otra que digan, ¡órale!, por ahí es, porque a lo mejor a mi no me llama la atención el movimiento obrero, ni el estudiantil, ni el de las mujeres o también aparte de esos, porque también hay condiciones de trabajo, está esto, y yo estoy en este lugar y pienso que es posible otra cosa y me siento solo o sola frente al esfuerzo general que implica La Otra Campaña hay que unir esas voces en toda la república pues, incluso empezar a construir interlocución con otros movimientos en otras partes del mundo que se están planteando esto.

Si nosotros logramos hacer esto, empezamos a descubrir,… vamos empezar a descubrir resistencias y esfuerzos que no se conocen. Primero porque parece que en La Otra Campaña nos parece que deberían de seguir con su esfuerzo, con esto que están haciendo,.. completarlo. A lo mejor soy injusto porque me acaban de entregar un documento y a lo mejor allí va escrito. Tiene que haber una radiografía de lo que significa la salud en el capitalismo. Este proceso de transformación del negocio de la cura y la salud a un negocio del dolor y la muerte, … para poder hacerlo rentable,… y junto con eso, yo creo que ahí van encontrar además de muchos oídos ya no sólo del sector en el que están sino de toda la población, porque van a encontrar muchos que sí quieren entrarle a esto, y…bueno sí es posible levantar otra salud así como se habla de otra economía, otra política, de otra cultura, de otra información y hacer un encuentro o varios encuentros, o algo donde se expongan estos problemas y podamos decirle a toda esa gente, a todos esos hombres y mujeres que están en el sector, decirles,.. responderles más bien la pregunta, es este el lugar para ellos? Si, La Otra Campaña es el lugar para todos los de abajo, para todos los que son anticapitalistas.

Hay una de las partes muy importantes en lo que ustedes pueden avanzar que es en diseccionar el discurso de la clase política actual y ubicar realmente cual es su propósito en cuanto a la salud de la población,… no importa de que partido político. Si es cierto, como nosotros pensamos, que en el capitalismo la salud es un negocio que además es alimentado con el negocio del dolor y la muerte, entonces, en que medida los programas de los diferentes partidos políticos están enfrentando esto o no. Nosotros pensamos que no lo están enfrentando, pero si lo logran diseccionar, se derrumba todo el armazón del discurso de las supuestas opciones políticas allá arriba, y no sólo para la población, también para los trabajadores y trabajadoras de la salud.

Entonces nosotros pensamos que lo tienen que hacer ustedes,… ni modo… Eso es el defecto de La Otra Campaña, que cuando uno dice algo, le toca hacerlo

Ando yo acá por andar de hocicón.

Es eso lo que ven los que desde allá arriba ven a La Otra Campaña, en sus poltrones, diciendo que como opción de izquierda La Otra Campaña está mal. Que ven esto como si fuera un buzón de quejas. Se olvidan que a la hora que uno está diciendo que éste es el problema… se esta comprometiendo a decir que hay otra solución, que vamos a construir también la otra solución… implica necesariamente que se construya abajo, entre la gente, y NO que se presente un pliego de demandas al candidato que va a ganar o que va a perder sabiendo que no va a haber solución,…y en todo caso se consigue una interlocución, si, vamos a tomarnos un café o hacemos una reunión, tomarnos la foto … pero no va a haber ninguna solución para abajo.

Lo que está haciendo La Otra Campaña ahora, es mejor escuchar a la hora que otro esta hablando… ora sí que este ya pidió mano… se chingo pues, quien le manda andar hablando, …y tiene que ir construyendo eso, porque a la hora que otro escucha la palabra y dice órale por aquí es, pues dice órale, ¿que vamos hacer? es ese el problema de La Otra Campaña que se esta resolviendo.

El problema con las campañas de arriba, es que cuando uno pregunta, qué vamos hacer? contestan espérate, yo lo voy hacer…, y La Otra Campaña tiene que contestar que vamos a hacer e ir construyendo eso. Y no se trata de esperar el momento en que nos levantemos todos y tiremos al gobierno, y entonces sí vamos a empezar a trabajar la otra salud, en ningún lado se esta planteando eso, ni en las comunidades indígenas con sus propios problemas, ni en la lucha obrera, ni los estudiantes, ni los maestros, ya tenemos que ir empezando a ir construyendo esto. Y sí quisiera pedirles respetuosamente la tarea de que en tanto que tengan contacto con la comunidad científica de investigación, … los otros, los que no se están tragando esto de que va a aumentar la inversión en la investigación y hay un dvd que dice quién es López y que es buena onda y que no hay mito. Que sí hay que ir construyendo eso de la otra investigación científica porque esto que nos explicaban allí en Jalapa de como se da la maquila, es escalofriante. Eso significaría que los centros de estudios de la UNAM, por ejemplo, o de la UAM, de la UPN, se están construyendo modelos de aniquilamiento del ser humano,… no me refiero sólo al aniquilamiento físico sino a su esencia como ser humano… y a lo mejor allí hay que empezar a investigar el propio quehacer científico y descubrir todos estos ejes. Aprovecho no porque están ustedes sino porque ahí vi a Manuel que anda por este lado… A lo mejor estamos sin quererlo, sin saberlo, o nos estamos haciendo patos si lo sabemos, estamos contribuyendo en lo que pensamos que es bueno, que es noble, que es honesto y en realidad estamos contribuyendo a la guerra pues que se está construyendo.

Y cuando La Otra Campaña dice, aquí de lo que se trata es de quitarles a los de arriba y nosotros tomar en nuestras propias manos todo, también está la producción de conocimientos que ahorita está en manos de funcionarios, o peor aún, ni siquiera en manos de funcionarios, en manos de prestanombres de las grandes empresas que están agarrando este rompecabezas que hicieron del conocimiento científico y armándolo en otro lado, y la figura que están construyendo es cadavérica realmente para millones de personas

Nosotros pensamos que hay que construir esto, hay que construir este espacio, yo estoy seguro que conforme avance La Otra Campaña cada quien se va a sentir más a disgusto en las reuniones generales. Me imagino a quienes estén pensando en algunas reuniones: que esta diciendo esta sarta de babosadas,… sí lo escucho porque ni modo, quien me manda adherirme a la Sexta, ni modo quien me manda a venir, pero yo mi problema o donde veo que puedo hacer esto tengo que encontrar a otros y hay que construir ese espacio sin esperar a la comisión sexta ni al EZLN sino aprovechar este primer encuentro de escucha y empezar a contactarse entre ustedes.

Les pedimos pues, esta etapa ahora si ya de encajoso, pues buscar el contacto con la comunidad de investigación científica en los centros de estudios superiores para empezar a plantear este problema real.

(aquí falta un fragmento que nos fue imposible rescatar por el audio, pero seguimos intentándolo)

Este mito de la ciencia neutral no se derrumba con la bomba atómica, ya desde antes se sabe bien. Nosotros pensamos que los científicos de todas las ciencias van a encontrar su lugar. Que todas las ciencias, cada una va a encontrar su lugar y entonces sí se dirá que el mundo que se está construyendo en La Otra Campaña es realmente otro, no se trata de que nos vayamos todos a meter en una sola bandera, sino que cada quien esté construyendo su espacio. www.ecoportal.net

Gracias Compañeros

Delegado Zero (Subcomandante Insurgente Marcos)

Publicado en Rebeldia en mayo 2008

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos