Salud

Los suplementos en la dieta vegetariana infantil

Todos los niños vegetarianos y veganos a partir de los 6 meses de edad deben recibir un suplemento regular de vitamina B12. La vitamina B12 no se encuentra de forma natural en ningún alimento vegetal, y la que aportan lácteos y huevos en una dieta ovo-lacto-vegetariana prudente no es suficiente para mantener unos niveles óptimos de esta vitamina a largo plazo.

Por Miriam Martínez

Es muy importante asegurarnos de que nuestros hijos reciben este suplemento puesto que la deficiencia de vitamina B12 en niños, y especialmente en bebés, es muy grave y produce daños irreversibles en el cerebro. Las embarazadas y madres que amamantan deben asegurarse de tomar un suplemento regularmente.

Los niños que tomen habitualmente lácteos y huevos, o leche de soja y levadura nutricional enriquecidas con B12, solo necesitan una dosis semanal de B12, de acuerdo con su edad:

– Desde los 6 meses hasta los 2 años: 250 microgramos

– 2-5 años: 500 microgramos

– 5-10 años: 750 microgramos

– Mayores de 10 años: 1000 microgramos

Los veganos que no tomen alimentos enriquecidos deben tomar estas mismas cantidades, pero dos veces a la semana. Las embarazadas y madres lactantes deberían tomar 1000 microgramos tres veces por semana.

La vitamina D no se encuentra tampoco en los alimentos vegetales, pero se produce en la piel a partir de la exposición a la luz del sol. Los niños que juegan al aire libre a diario producen suficiente vitamina D, a menos que vivan en zonas muy frías y con poca irradiación solar. En estos casos podría ser conveniente que recibieran un suplemento de vitamina D al menos durante el invierno. Se recomienda que los bebés reciban una dosis diaria de esta vitamina durante el primer año de vida.

A partir del año es importante que animemos a nuestros hijos a pasar un rato todos los días al aire libre. La exposición al sol tiene además otros efectos positivos sobre su salud general y emocional.

Es conveniente que la sal que usemos en casa esté yodada. En España el suelo es pobre en yodo. Usar sal yodada garantiza que nuestros niños reciben el aporte de yodo que necesitan para su crecimiento y desarrollo cerebral.

Una alimentación vegetariana o vegana bien planificada no necesita otros suplementos de vitaminas o minerales.

Las frutas y verduras, los cereales integrales, las legumbres y los frutos secos y las semillas aportan cantidades más que suficientes de todo el resto de vitaminas y minerales, además de proporcionarnos antioxidantes y otras sustancias beneficiosas para la salud.

Ecoportal.net

Bioecoactual

http://bioecoactual.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

PROMOS ECOPORTAL – NATURA

Posts más compartidos