Salud

Riesgos de las Vacunas Genéticamente Modificadas

El uso de vacunas genéticamente modificadas (vacunas GM) han incrementado tanto en el campo de la medicina humana como veterinaria, así como en acuacultura. Sin embargo, algunos tipos de vacunas GM que se están desarrollando al momento poseen potenciales impactos ecológicos y ambientales.

Por Lim Li Ching

El uso de vacunas genéticamente modificadas (vacunas GM) han incrementado tanto en el campo de la medicina humana como veterinaria, así como en acuacultura. Sin embargo, algunos tipos de vacunas GM que se están desarrollando al momento poseen potenciales impactos ecológicos y ambientales.

La ingeniería genética crea efectos impredecibles ya que no es posible controlar que el vector transgénico se coloque en un sitio específico del genoma de los organismos huésped. Esto significa que si se lleva a cabo una modificación genética con idéntico procedimiento, usando los mismos organismos y bajo las mismas condiciones experimentales, el resultado puede dar dos organismos genéticamente modificados (OGM) muy diferentes, dependiendo de dónde se insertaron los transgenes. Tampoco se puede controlar los patrones de la expresión génica de los genes insertados en el OGM, ni si los transgenes insertados o sus partes se mueven dentro del genoma huésped. No es posible saber tampoco si la secuencia del ADN transferido, terminan de alguna manera incorporándose al medio ambiente.


Los riesgos y los peligros relacionaron con las vacunas GM están dentro del campo de las posibilidades. En la práctica sin embargo, se consideran que los riesgos son inexistentes, ya que ellos no han sido sostenidos a investigaciones experimentales ni epidemiológicas. Sin embargo, irónicamente, tales investigaciones hasta ahora, no han sido realizadas. Además, la concepción actual sobre “seguridad” es muy estrecha en el campo de las vacunas. “Investigación de seguridad” se ha enfocado solamente sobre los efectos colaterales involuntarios y no deseados con respecto a las vacunas mismas, o a los impactos en individuos no-objetivos dentro de la misma especie. El pensamiento holístico y ecológico con respecto a riesgos de vacuna GM está totalmente ausente.

En particular, virus GM y vacunas de virus-vector GM (donde un fragmento (o fragmentos) de ADN que codifica un antígeno que va a estar destinado para la vacunación, es introducido en el genoma de un virus considerado como “no-peligroso”. Este virus actúa como un vector). Este tipo de vacunas, usan virus “vivos” e infectan a los individuos vacunados. Estas vacunas entrañan varios peligros potenciales impredecibles y un sin número de peligros potenciales inherentes.

Por ejemplo, se ha demostrado que hay cambios genéticos secundarios menores entre los virus usados, así como diferencias entre ellos. Esto puede dar como resultado, cambios dramáticos en el espectro de los organismos huésped y hasta se podrían causar enfermedades. Preguntas importantes con respecto a los efectos que podrían haber en “especie no objetivo” hasta ahora no se han contestado. La posibilidades para que una vacuna viral GM de involucrase en recombinaciones genéticas con parientes presentes en el ambiente de manera natural, es otra opción imprevisible. Los virus híbridos nuevos resultantes, pueden tener características totalmente imprevisibles con respecto a las preferencias del huésped y su potencial de causar enfermedades.

Dos estudios recientemente publicados destacan algunos de los riesgos asociados con el uso del poxvirus como vectores de vacuna GM. El primer estudio fue publicado en la revista Vaccine 23: 499-506 (2004). La hipótesis de los científicos era: si un virus de vacuna GM y un virus emparentado infectan al mismo individuo, puede resultar en un híbrido recombinante con características totalmente imprevisibles.

Los investigadores demostraron, en un sistema de la cultivo de la célula, que la hipótesis puede ser correcta. Los científicos realizaron infecciones in vitro dobles con la cepa de vacuna viral Ankara (Vacuna modificada Ankara, MVA) con un vector de la vacuna de la influenza y un virus cowpox, aislado de Noruega. La vacuna viral tiene un número desconocido de los parientes que circulan en ecosistemas diferentes por todo el mundo. Estos parientes naturales pueden constituirse en un pool con los que pueden recombinarse la vacuna viral cuando hay una liberación deliberadamente (por ejemplo en campañas de vacunación de humanos o animales con un vector vivo de virus) o un poxviruses GM escapado.


Uno de los híbridos resultantes era genéticamente inestable, y durante la adaptación a las células nuevas del huésped, se perdió de manera significativa, el gen MVA. Esto es significativo en un contexto de la evaluación del riesgo, ya que el transgene sería la única etiqueta lógica para controlar los efectos no deseados de una vacuna viral. La supresión de los transgenes significa que el monitoreo sería imposible, y los efectos de un híbrido viral como este que tiene el potencial de matar células, quedarían sin ser detectado.

Además, se ha dicho que el gen MVA es "seguro" porque transcribe y replica su ADN en células mamíferas, pero no completa un ciclo contagioso. Se demostró que este dogma, sin embargo, es equivocado, ya que los mismos científicos demostraron que el gen MVA lleva a cabo una infección eficiente en las células epiteliales intestinales de rata.

Otra investigación publicada en Virus Research 109: 39–49 (2005) desafían la evaluación previa de otros científicos sobre la seguridad del uso de avipoxvirus como vectores de vacuna GM. Aunque muchas preguntas no han sido contestadas sobre el uso de avipoxviruses como vectores de vacuna GM, la opinión predominante y los argumentos en los que se basa la supuesta bioseguridad en el uso de avipoxviruses como vectores de vacuna GM, es que los avipoxviruses no pueden multiplicarse en células del origen mamífero.

Esta investigación muestra claramente que el dogma no tiene sustento. Los autores de la investigación demuestran que ese avipoxviruses puede multiplicarse en una línea celular de mamíferos, sin que haya una interrupción en la morfogénesis de virus (es decir, en el desarrollo de la forma y estructura como resultado del crecimiento y diferenciación de las células). Los investigadores observaron todas las etapas del desarrollo viral que llevan a la producción de un virus contagioso.

Cuándo partículas de virus GM son degradadas en el ambiente, sus ácidos nucleicos se liberarán, representando los mismos riesgos potenciales e imprevisibles que los que presenta el ADN desnudo y las vacunas de RNA. Estos riesgos incluyen la persistencia en el ambiente, la transferencia horizontal de gene con efectos imprevisible largo, la recombinación y efecto biológicos y ecológicos a corto plazo.

Las plantas GM que producen “vacunas comestibles” también tienen riesgos. Se conoce poco sobre las consecuencias de su libración en el ambiente, pero ya hay evidencias de que los cultivos GM tienen impactos negativos.

Además, algunos contaminantes ambientales (xenobiotics, como son los PBC, las dioxinas, metales pesados) puede interactuar con vacunas GM, incrementando su impredictibilidad y la incapacidad para realizar evaluaciones significativas de riesgos. Debe aplicarse el Principio de Precaución a vacunas GM y se debe buscar maneras alternativas de prevenir las enfermedades contagiosas en humanos y animales.

* Third World Network
Presentado durante la Asamblea de la Salud de los Pueblos, que tuvo lugar en Cuenca Ecuador en julio del 2005, en el taller sobre “Nuevas Tecnologías”. Enviado por la RALLT – RED POR UNA AMERICA LATINA LIBRE DE TRANSGENI

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos