agroquímicos

El tomate – Un regalo sudamericano para los gigantes agroquímicos

En los supermercados, el tomate resulta cada vez menos atractivo. Es común la queja de que está verde, duro y sin gusto. En verdad, la producción y el procesamiento industrial no contribuyen a que resulte un alimento bueno y fresco. Si bien hay quienes todavía pueden consumir tomates producidos con semillas y métodos tradicionales, en la mayor parte del mundo se trata cada vez más de un producto industrial .

El uso de plaguicidas en Brasil sigue creciendo. Los casos de contaminación comienzan a ser evidentes y la sociedad civil lanza campaña nacional

Una investigación realizada en la Universidad Federal de Mato Grosso y publicado en marzo del 2011 reveló que en Lucas do Rio Verde (Mato Grosso), incluso la leche materna está contaminada por agroquímicos. Por lo menos un tipo de agroquímicos se observó en el 100% de las muestras. En el 85% de los casos entre 2 y 6 tipos. La sustancia más frecuentemente identificado es el DDE, un derivado del DDT, prohibido en Brasil en 1998, que provoca infertilidad en los hombres y abortos involuntarios en mujeres embarazadas. Un monitoreo de las aguas reveló que el 32% está contaminado con plaguicidas. Más del 40% de las muestras de agua de lluvia estaban contaminadas por los plaguicidas. Según los investigadores, gran parte de esta contaminación proviene de las abundantes fumigaciones realizadas en la región.

Agroquímicos: las falacias domiciliarias

Los defensores del uso de los pesticidas en general, y del glifosato en particular, utilizan con frecuencia comparaciones falaces con el uso de productos riesgosos en las viviendas. Realizan estas comparaciones buscando también presionar a legisladores para conseguir la aprobación de normativas más permisivas con el uso de pesticidas, o para evitar la aprobación de normas más restrictivas, sobre todo en ámbitos legislativos locales.

Agroquímicos: La cadena de ocultamientos, falacias y deformaciones referidas al Informe FAO/OMS-2004

El informe FAO/OMS no es científico; la mayoría de los resúmenes y las evaluaciones se basan en trabajos no publicados de propiedad privada. El Comité de Expertos no representa las diferentes escuelas de pensamiento ni tiene representación territorial. El comunicado de prensa corporativo CASAFE-CIAFA no es serio porque engaña al señalar los daños que supuestamente no hacen los pesticidas y ocultar los que sí generan.

El glifosato es intocable

Mientras el Ministerio de Salud estudia el grado de toxicidad del pesticida, un cable revela cómo opera la embajada norteamericana sobre Agricultura y el Chaco. El lobbying estadounidense en favor del fabricante del pesticida, la multinacional Monsanto, tuvo lugar seis meses después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenara al Ministerio de Salud iniciar una investigación oficial sobre los posibles efectos nocivos del pesticida.

Agroquímicos: Por qué no son suficientes los estudios de la OMS para cuidar la salud de la gente

Los motivos por los cuales no son confiables las clasificaciones que propone la OMS son múltiples y variados. Aquí me limito a exponer algunos de ellos, a mi juicio los más importantes: la misma OMS dice que la clasificación no tiene garantías de ningún tipo y que no se hace responsable de los daños derivados de su uso, señala taxativamente que los criterios de clasificación son sólo una guía complementaria y referencia su clasificación en investigaciones desactualizadas y sesgadas, concluyendo que los pesticidas son mucho menos peligrosos para la salud y el ambiente de lo que en realidad son.

El suelo: ¿quién es el responsable de su protección: el titular, el arrendatario, el estado…?

El suelo constituye un ecosistema indispensable para producción de alimentos y el uso que se le de afecta no sólo a esta generación sino a las generaciones futuras. El suelo, como todos los recursos naturales, constituye un bien social que hay que proteger, correspondiéndole al Estado arbitrar las regulaciones necesarias para asegurar en principio y como mínimo el cumplimiento del artículo 41 de la Constitución Nacional que garantiza que Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo.

Semillas de Identidad. Campaña Por la Defensa de la Biodiversidad y la Soberanía Alimentaria

La Campaña “Semillas de Identidad” que se desarrolla como una iniciativa de diversas redes y organizaciones en Colombia, Ecuador y Nicaragua, promueve el rescate de las semillas criollas y acriolladas heredadas de nuestros ancestros como parte de una cultura productiva armoniosa con el medio ambiente, no dependiente de agroquímicos, no depredadora de los recursos naturales, aportando como consecuencia a un manejo sostenible de la naturaleza y constituyéndose en opciones productivas ante los efectos del cambio climático y la pérdida de la biodiversidad.

Entrevista a Rafael Lajmanovich, biólogo del CONICET, especialista en agroquímicos

Lajmanovich es uno de los investigadores que más estudiaron el efecto de los agroquímicos en Argentina, y su voz aún no había sido escuchada fuera del ámbito académico. El científico de la Universidad del Litoral se pregunta por los pocos estudios que se realizan sobre agroquímicos en comparación con la gran cantidad de ellos que se utilizan. “Los ejemplos que demuestran que los agroquímicos se utilizan en forma indebida son abrumadores –señala–, con mortalidad de fauna, casos de intoxicaciones humanas y demás.”Los habitantes del campo o zonas periurbanas son rehenes de un modelo productivo poco sustentable.

Agroquimicos: Cultivos que matan en La Leonesa-Las Palmas.

Cada cierto tiempo se repite, y no queda saldado, el debate sobre el uso de químicos y sobre todo agroquímicos, asociados a los cultivos que utilizan siembra directa, particularmente la soja, el maíz y el arroz, entre otros, que someten al suelo a grandes desgastes y finalmente se cuestiona el grado de contaminación o envenenamiento de personas, vegetales, animales y cursos de agua. El caso de la arrocera de La Leonesa-Las Palmas es, solamente, un caso testigo que ha tomado repercusión por la movilización de sus vecinos. Carta Abierta: Comisión de Salud y Medio Ambiente.

Duendes, revoltosos, en los Jardines Polinizadores, hacedores de Humus y Convivencia

La gran mayoría de las variedades agrícolas modernas chupadoras de agua, chupadoras de insumos de síntesis, y chupadoras de pesticidas, producen no sólo alimentos tóxicos sino también alimentos defectuosos en elementos alimenticios; cuáles variedades defectuosas, indirectamente, generan la fortuna de las industrias de complementos alimentarias que, bajo los auspicios del Codex Alimentarius, van a encontrarse bajo el corte de las multinacionales de la farmacia, “protección” del consumidor obliga. De ahí la ecuación: agronomía moderna= desnutrición + veneno.

Agrovenenos: el pacto de la muerte

El modelo de la agricultura química que implica el uso de venenos para la producción de alimentos, se encuentra profundamente arraigado en la cultura agrícola. Esta situación nos obliga a ser creativos en nuestra lucha por salvar al planeta. El proceso de transición desde la agricultura química hacia una agricultura sustentable, está en buena parte determinado por cuatro factores: la actitud de los agricultores, el poder de las compañías la actitud de los agricultores, la posición que tome el gobierno y la presión que ejerzan los consumidores.

Agroquímicos: misioneros con retraso mental grave y malformaciones

5 de cada 1000 niños nacen enfermos, y en Alicia se comprobó un alarmante retraso mental en los pequeños. ¿Estamos generando una población de idiotas? El Estado ausente; la Ley de Agrotóxicos que no se hace cumplir; la degradación del suelo y la contaminación del agua; los colonos rehenes… Todo eso en una imperdible disertación del doctor Hugo Gómez Demaio que trascribimos a continuación.

El beneficio de crear enfermedades y ofertar los tratamientos

En ocasiones me han preguntado por las relaciones de la industria que produce sustancias químicas tóxicas y la farmacéutica. Esa relación viene de lejos incluso de antes de la denominada Revolución Verde. Con la promesa de acabar con el hambre en el mundo llevamos más de sesenta años practicando una agricultura industrializada a base de ingentes cantidades de insumos químicos tóxicos que enferman la tierra, el agua y a los seres vivos.

El compromiso Monsanto

Los principios y los valores de ciertas multinacionales químicas, se parecen más a los de una ONG que a los de aquellas que fabricaron el DBCP, los PCB’s o el agente naranja. Afirmaban que los transgénicos eran un instrumento necesario para reducir el hambre en el mundo. Pero con el avance de las semillas modificadas genéticamente se talaron bosques, se incrementó el uso de químicos, se expulsó a campesinos de sus tierras, se descuidó la soberanía alimentaria en favor de la agroexportación, se abandonaron variedades tradicionales, etc.