31/07/2017

Novedoso ¨árbol¨ que combate la contaminación ambiental

Un singular árbol ha sido creado en Alemania para mitigar la contaminación ambiental. El City Tree no es un árbol común, y sus particularidades no sólo se deben a que está montado en un particular recipiente, se crea rápidamente y cuenta con su propio sistema de riego.

contaminacion, ambiente, ciudades, sostenibilidad, oxigeno, co2
contaminacion, ambiente, ciudades, sostenibilidad, oxigeno, co2

Los negocios sostenibles están en alza y es difícil no entender el por qué. Además de los tentadores incentivos que están ofreciendo los gobiernos, los consumidores también se han vuelto más conscientes y tienden a elegir, cada vez más, empresas eco-friendly. Por no hablar del hecho de que la tecnología está avanzando en esta dirección a largo plazo (tiene que hacerlo si queremos sobrevivir). Cuantas más empresas deciden apostar por la ecología, la tecnología se abarata y se vuelve más práctica, haciendo el incentivo económico más fuerte todavía. Recopilamos seis jóvenes negocios y start-upsque están aprovechando el momento y cambiando el mundo.

Teniendo en cuanta que los árboles y las plantas son capaces de absorber sustancias contaminantes, esto se convirtió en el punto de partida para GCS. Se fijaron especialmente en el musgo ya que ciertas cepas son especialmente buenas a la hora de neutralizar contaminantes como óxido nitroso y ozono hasta introducirlas en su propia biomasa. Combinando esta propiedad natural con la tecnología punta han creado City Tree. Se trata de una instalación un poco más grande que una valla publicitaria, que puede colocarse en cualquier punto de la ciudad y que equivale a 275 árboles, reduciendo la contaminación en un 30% en un radio de hasta 50 metros.

Lo más importante es que un sólo ejemplar puede absorber dióxido de nitrógeno y partículas suspendidas en el aire como lo harían 275 árboles naturales, alimentándose con los contaminantes que captura, informan sus jóvenes creadores.

Carente de tronco, ramas y follaje, este “árbol” es un tipo de muro verde creado con biotecnología cuya clave para su sorprendente desempeño radica en la materia vegetal que lo forma: el musgo, y su diseño inteligente.

Este particular muro verde concentra las ventajas de un pequeño bosque gracias a la tecnología de su confección: placas de musgo que no requieren tierra, dispuestas sobre una estructura móvil que puede colocarse en banquetas o plazuelas y ayudan a mejorar la calidad ambiental de la ciudad.

El musgo filtra el aire y colocado en el panel de 2.8 metros por lado diseñado para este propósito, puede absorber 250 gramos de partículas suspendidas por día, capturar hasta 240 toneladas métricas de CO2 por año, y transformarlas en nutrientes o biomasa.

Cada City Tree puede reducir la contaminación del aire hasta un 30% en unos 50 metros a la redonda, con un 99% menos de suelo y 95% de efectividad en cuanto a su costo, menciona D. Honus, CEO y cofundador de la compañía que desarrolló este novedoso “árbol”, Green City Solutions(GCS).

Entre las propiedades de este novedoso árbol esta la rapidez de creación -en tan solo seis horas puede instalarse-, es de fácil mantenimiento pues cuenta con un sistema propio de riego aprovechando el agua de lluvia, y es operado con electricidad obtenida de paneles solares.

Cómo funciona

También utiliza la tecnología del Internet de las cosas para obtener y analizar datos sobre la calidad del aire y el estado del propio City Tree. La compañía también ha utilizado esta idea para otras circunstancias, incluyendo una escuela de música que se traga la contaminación en Cracovia (Polonia), en la que el tejado está cubierto por este tipo de arbustos.

Los sensores instalados en el panel verde miden y regulan la humedad del suelo, la temperatura y el agua, otros sensores miden la calidad del aire y evalúan el desempeño de la instalación.

La creación de cada nuevo “árbol” responde a las condiciones climáticas y ambientales de la especie de musgo seleccionado y su adaptación a la ciudad en la que se colocará. A la fecha 25 ciudades de varios países ya cuentan con ejemplares de City Tree.

Estas ventajas ambientales, tecnológicas, de tiempo (no se requiere esperar años para que la vegetación cubra sus funciones ambientales) y otras propiedades como el pequeño espacio que ocupa, hacen que cada City Tree llegue a costar hasta 28 mil dólares por década, es decir, casi 30 veces más que un árbol natural.

Entre las críticas que recibe esta medida para combatir la contaminación esta su alto costo y que se limita a los efectos de la contaminación. Por otra parte, como solo impacta a 50 metros de distancia es vista como una pequeñísima “solución” en comparación con los graves problemas ambientales de ciudades que siguen extendiéndose.

Aunque City Tree no iguala a un árbol auténtico, ni en su belleza natural, sombra, frescor, o como nicho de aves y otros tipos de vida, dado el interés de empresas y personas, la compañía trabaja en distintas versiones y tamaños de esta instalación verde que podrán colocarse al interior de los hogares y en otro tipo de espacios.

Mientras tanto ciudades como Paris, Oslo, Bruselas, Glasgow y Hong Kong ya cuentan con sus propios City Trees, arboles inteligentes que se alimentan y digieren provechosamente los contaminantes de su alrededor.

 

Ecoportal.net

Con información de:

https://www.lagranepoca.com/

http://www.huffingtonpost.es/

Artículos relacionados

Comentarios

Copyleft: Se permite la copia, distribución y uso de los contenidos de EcoPortal y Ambiente y Sociedad, siempre y cuando NO se utilice con fines comerciales y se reconozca la autoría. Agradeceremos se indique como fuente http://www.ecoportal.net. Las opiniones vertidas por visitantes o colaboradores en el sitio pueden no reflejar las ideas de los miembros de EcoPortal.net. Para la realización de este sitio utilizamos software libre.