Contaminación del aire desde Europa hasta la India

La calidad del aire ha mejorado en gran parte de Europa en los últimos años, sobre todo debido a la reducción de la actividad económica durante la pandemia de Covid-19. Sin embargo, no hay razón para celebrar todavía, ya que la contaminación del aire sigue siendo "un problema de salud importante" para las personas en el continente, según la Agencia Europea de Medio Ambiente.

“En algunas ciudades más grandes, persisten altas concentraciones de NO2  debido al tráfico rodado, y el NO2  está relacionado con el asma y los problemas respiratorios”, señala la agencia.

Esto es preocupante porque la exposición prolongada a partículas finas puede causar o empeorar enfermedades cardiovasculares y pulmonares, así como una serie de otras dolencias, desde la enfermedad de Alzheimer en los ancianos hasta problemas de aprendizaje en los niños.

“A pesar de las reducciones en las emisiones, en 2020 la mayor parte de la población urbana de la UE estuvo expuesta a niveles de contaminantes atmosféricos clave que son perjudiciales para la salud. Críticamente para la salud, el 96% de la población urbana estuvo expuesta a concentraciones de partículas finas (PM2.5) por encima de la directriz de la OMS de 5 µg/m 3 ”, señala la AEMA.

“En contraste, menos del 1 % de la población urbana estuvo expuesta a concentraciones de PM2.5 por encima del valor límite anual de la UE de 25 µg/m 3 , lo que destaca la discrepancia entre los objetivos actuales de la política de la UE y la evidencia científica sobre cuándo ocurren los efectos en la salud. ” advierte.

Las regiones más afectadas

Entre las regiones más afectadas por la contaminación del aire se encuentran Europa central y oriental e Italia debido principalmente a la quema de combustibles sólidos como el carbón y la madera para la calefacción doméstica y el uso de combustibles fósiles en la producción industrial, según la agencia.

Esto no debería sorprender, ya que países como Polonia, donde se siguen quemando grandes cantidades de carbón, se han visto acosados ​​durante mucho tiempo por el aire viciado en grandes franjas de sus territorios durante la mayor parte del año.

El problema tampoco se limita a Europa

A nivel mundial, alrededor de 2500 millones de personas, o el 86 % de todos los residentes urbanos, sufren diversos grados de contaminación del aire y muchos de ellos tienen un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y de otro tipo, según un hallazgo reciente.

Especialmente preocupantes son los persistentemente altos niveles de contaminación del aire en India y otras naciones en desarrollo donde cientos de millones de personas, desde recién nacidos hasta centenarios, están expuestas a PM2.5 y otros contaminantes en el aire durante todo el año.

De manera preocupante, a pesar de los esfuerzos a nivel nacional en India para abordar el problema, la contaminación del aire en el país está empeorando con numerosos pueblos y ciudades plagados de nubes de smog y humo. El gobierno de la India se ha comprometido a reducir las emisiones de partículas hasta en un 30 % desde los niveles de 2017 para 2024, pero el progreso en este objetivo ha sido mediocre en el mejor de los casos.

“Un total de 132 ciudades ahora tienen niveles de contaminación considerados por debajo de los estándares nacionales, de 102 ciudades cuando comenzó el Programa Nacional de Aire Limpio  en 2019, según un  informe del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio”, informó la agencia de noticias Bloomberg en Enero.

“La financiación limitada, la falta de estándares de emisiones más estrictos para las industrias, incluidas las fundiciones de metales y las refinerías de petróleo, y el lento progreso en la adición de estaciones de monitoreo son factores que obstaculizan el trabajo para mejorar la calidad del aire”, agregó.

Efectos de la contaminación del aire

Incluso muchos niños por nacer se ven afectados, ya que la contaminación del aire está causando tasas más altas de abortos espontáneos, complicaciones en el embarazo y mortinatos, especialmente en Delhi, la ciudad más contaminada del mundo, y otros centros urbanos afectados de manera similar en el país.

En total, más del 90% de los indios viven en áreas donde la calidad del aire está constantemente por debajo de los estándares considerados seguros por la Organización Mundial de la Salud. Una de las principales razones de ello radica en el uso continuado de centrales eléctricas de carbón obsoletas, mientras que las fábricas y los vehículos también contribuyen con su propia proporción de contaminantes.

“El problema empeora durante el invierno debido a la quema de rastrojos de cultivos por parte de los agricultores, que generalmente cubre las ciudades del norte, incluida la capital, Nueva Delhi, en un asfixiante smog”, explicó Bloomberg.

Por Daniel T. Cross. Artículo en inglés