Un laboratorio de semillas en el corazón de la Amazonia para restaurar la selva

Se ha establecido un laboratorio de semillas en el corazón del Amazonas con el objetivo expreso de restaurar la selva tropical. Este innovador proyecto tiene como objetivo preservar la biodiversidad y promover la restauración de áreas degradadas en la región.

El laboratorio está ubicado estratégicamente para recolectar semillas de muchas especies nativas. Estas semillas se almacenan y clasifican cuidadosamente siguiendo estrictos procedimientos de conservación para garantizar su viabilidad a largo plazo.

Amazonia Emprende comenzó a investigar procesos de recuperación en 2019, sin esperar que cuatro años después se convirtieran en un referente de tecnología y conservación en el país. Aunque imparten talleres en su escuela de Bosque, a una hora en coche de Florencia, el proyecto que más interés ha despertado es el Centro de Semillas Nativas Amazónicas.

No hay nada parecido en el bioma, aunque este jugó un papel importante en su reconstrucción. Este bosque se ha degradado tanto que está empezando a llegar a un punto sin retorno. Según los científicos, si la deforestación llega al 20%, perderán su capacidad de regenerarse. Actualmente, la cuota del Amazonas ha alcanzado el 17%.

laboratorio de semillas

Ciencia y conocimiento ancestral en este laboratorio de semillas

Este enfoque científico y sistemático es fundamental para minimizar los impactos devastadores de la deforestación y el cambio climático en la Amazonía. Restaurar los bosques no es una tarea fácil, pero es necesaria para proteger la biodiversidad única de la región y garantizar el bienestar de las comunidades locales que dependen de los servicios ecosistémicos que proporciona.

La colaboración entre científicos, instituciones y comunidades locales es esencial para el éxito de este proyecto. Se necesita un enfoque integrado, que combine la ciencia con el conocimiento tradicional de los pueblos indígenas que han cuidado los bosques durante siglos.

Actualmente, el Centro de Crianza cuenta con una colección de 61 especies y monitorea alrededor de 15.000 plantas.
Su reproducción y germinación sólo tienen una mortandad del 5% de las plántulas plantadas posteriormente. La escala de este proyecto será posible gracias a la generosa inversión de BID Labs. Otra ONG, Acumen, está considerando actualmente invertir en esta iniciativa.

En definitiva, este laboratorio de semillas representa la esperanza para preservar uno de los ecosistemas más ricos e importantes del planeta. Su incansable trabajo nos recuerda la importancia de proteger y restaurar el entorno natural para las generaciones futuras.

Ecoportal.net

Con información de: https://elpais.com/