Ecovida Vida Consciente

7 soluciones naturales para eliminar la causa del mal aliento

mal aliento, halitosis, aliento, olor, bucal

Hay pocas cosas más desagradables e incómodas en las situaciones sociales que hablar con alguien con mal aliento.

Para muchas personas, agarrar una menta o un pedazo de chicle es su solución, ya que rápidamente enmascara el problema. Pero este enfoque a menudo no aborda las causas de fondo del mal aliento, que para muchas personas incluye la deficiencia alimentaria. La realidad es que el mal aliento puede ser causado por algunas condiciones de salud, alimentos e incluso hábitos.

Examine sus hábitos de higiene

Cepillarse los dientes y la lengua regularmente, especialmente después de las comidas, así como usar hilo dental todos los días, usar peróxido de hidrógeno y bicarbonato de sodio, y realizar limpiezas periódicas de los dientes son, por supuesto, los primeros lugares para comenzar cuando se abordan los problemas del mal aliento. Pero si el problema persiste más allá de todo esto, es posible que tenga algún tipo de deficiencia nutricional o condición de salud subyacente que requiera otras intervenciones también.

Aquí hay 7 formas naturales para ayudar a curar el problema del mal aliento a nivel sistémico a través de la dieta:

1. Bebe más agua

Créalo o no, la deshidratación es una de las causas más comunes de mal aliento.

Muchas personas beben muy poca agua durante todo el día para evitar las bacterias en la boca que son las principales responsables de causar el mal aliento. Pequeños microbios en la boca en realidad se alimentan de partículas sueltas de alimentos a lo largo del día, liberando subproductos causantes de olores que terminan mal aliento. Y la saliva totalmente natural, resulta, es el remedio incorporado de su cuerpo para eliminar estas bacterias.

Es posible que las afecciones crónicas de sequedad en la boca jueguen un papel en el desarrollo del mal aliento. La boca seca es causada por la descomposición de las células muertas en su boca y en su lengua. Esta descomposición da como resultado una puerta desagradable.

Pero para que su cuerpo produzca suficiente saliva que combata las bacterias, debe beber abundante agua limpia y libre de flúor durante todo el día. Como la saliva está llena de oxígeno, a las bacterias les cuesta mucho más sobrevivir porque requieren ambientes con poco oxígeno para poder prosperar. La saliva también contiene enzimas naturales que ayudan a estimular la producción de anticuerpos que neutralizan las bacterias, que terminan siendo eliminadas cuando chasquea con agua, enjuague bucal u otros productos de higiene bucal.

2. Suplemento con zinc

Otra causa común de halitosis es una deficiencia en el zinc mineral, que ayuda a mantener una boca limpia y libre de bacterias. Algunos productos de enjuague bucal en realidad contienen zinc como ingrediente activo porque el mineral es un antimicrobiano conocido y ayuda a neutralizar y eliminar los gérmenes dañinos. Pero complementar con zinc oral y comer más alimentos ricos en zinc, como calabaza y semillas de calabaza o cacao, por ejemplo, podría ser un enfoque aún mejor, ya que puede ayudar a abordar el problema sistémicamente.

“La deficiencia de zinc se asocia con una curación deficiente, inmunidad e inflamación”, escribe Heather Caruso en su libro, Your Drug-Free Guide to Digestive Health. “La halitosis de la enfermedad oral puede beneficiarse de la administración de suplementos de zinc.

3. Use hierbas diariamente

Dado que el mal aliento también puede deberse a una acumulación de metales pesados, crecimiento excesivo de levadura y otras toxinas dentro del cuerpo, es importante purgar regularmente el sistema a través de intervenciones dietéticas.

Y una forma de hacerlo es comer ortiga o beber té de ortiga. Una poderosa hierba que ha demostrado purificar la sangre y eliminar toxinas del cuerpo, la ortiga ayuda a estimular el sistema linfático, aumenta la excreción de ácido úrico a través de los riñones y aumenta la función suprarrenal, que se enfoca en la halitosis en su raíz.

“El mal aliento a menudo es indicativo de toxemia o eliminación defectuosa a través del hígado”, explica la Encyclopedia of Herbal Medicine: The Definitive Guide. Este útil manual continúa sugiriendo no solo ortiga, sino también brotes de alfalfa, perejil, menta, eneldo, salvia, regaliz, equinácea, ñame silvestre, mirra, limón y tabletas de clorofila como opciones de tratamiento viables para el mal aliento. .

4. Toma probióticos

En este mismo sentido, la mala salud intestinal es otra causa común del mal aliento. Si su tracto digestivo está sobrecargado con toxinas acumuladas, por ejemplo, o si el uso de antibióticos de rutina y los malos hábitos alimenticios han dejado su sistema digestivo en ruinas, el mal aliento podría ser simplemente un efecto secundario de otro problema subyacente.

Del mismo modo, si padeces cierto estreñimiento o un sistema digestivo lento, eres un candidato ideal para desarrollar mal aliento. La razón de esto es que estas condiciones crean un exceso de gas en su cuerpo, y gran parte de ese gas sale por la boca. El remedio podría ser suplementar con flora probiótica o comer más alimentos ricos en probióticos como el yogur, el chucrut fermentado y el té de kombucha. Tomar una cucharada de vinagre de sidra de manzana mezclado con agua antes de comer puede ayudar a que los procesos digestivos se desarrollen sin problemas.

Un estudio publicado en la revista Current Opinion in Gastroenterology en 2011 descubrió que los suplementos probióticos en realidad ayudan a reemplazar los microbios orales que causan olor con variedades beneficiosas, lo que efectivamente reduce el mal aliento de raíz. Otros estudios han identificado cepas probióticas específicas, como Lactobacillus salivarius, que se dirigen directamente a cepas bacterianas dañinas en la boca, y reducen o eliminan los compuestos volátiles de azufre (VSC) responsables de causar el mal aliento.

5. Incluya más alimentos crudos en su dieta

Coma más zanahorias, apio y manzanas. Las frutas y verduras crujientes, preferiblemente orgánicas, que son ricas en fibra también son beneficiosas en la lucha contra el mal aliento.

Comer más zanahorias, apio y manzanas, por ejemplo, puede ayudar a eliminar las acumulaciones de placa que son responsables de causar formas más leves o infrecuentes de mal aliento, así como agregar una dosis extra de nutrientes que mejoran el sistema inmune a su dieta. Estos alimentos también ayudan a desencadenar una mayor producción de saliva que combate las bacterias dentro de la boca.

6. Gargaras con agua salada

También puede encontrar que unas gárgaras de agua salada pueden ser útiles, ya que esta combinación ayuda a eliminar las bacterias de la garganta y las amígdalas. Se recomienda la sal de cristal del Himalaya.

7. Considera una limpieza

Si realmente tiene mal aliento, es muy probable que su cuerpo haya alcanzado niveles tóxicos. Es posible que desee considerar la limpieza de colon y luego continuar con la limpieza hepática.

Nota: Si elige usar un enjuague bucal o un enjuague bucal como solución temporal al problema, es particularmente importante que elija uno que no contenga alcohol en absoluto.

El alcohol en realidad contribuye al desarrollo del mal aliento y los estudios han demostrado que los enjuagues bucales que contienen más del 25% de alcohol están relacionados con un mayor riesgo de desarrollar cáncer oral.

Artículo original (en inglés)

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos

Páginas Amigas