ECO-NOTICIAS México

La contaminación del aire en la Ciudad de México y sus múltiples causas

Contaminación en Mexico
Compártelo en tus redes

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a escala mundial se estima que alrededor de 90 por ciento de la población vive en zonas con contaminación atmosférica (9 de cada 10 personas). Como consecuencia, 1 fallecimiento de cada 10 se debe a esa polución. Esta dramática estadística conforma el cuarto factor de riesgo más importante de muerte en el planeta Tierra.

El primer dato frío es que en México alrededor de 30 millones de personas respiran aire contaminado. Y no sólo es un problema de sus grandes urbes, sino que en sus zonas rurales también se produce la contaminación.

Particularmente, su capital, la Ciudad de México, con sus casi 9 millones de habitantes, es una de las zonas urbanas con más problemas de calidad del aire del mundo. Los episodios de superación de los niveles contaminación se repiten con frecuencia y las medidas adoptadas por las autoridades en los últimos años no han conseguido mejoras significativas.

El Gobierno de México es el responsable de establecer los estándares para el monitoreo de los contaminantes atmosféricos. Mediante el Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México (SIMAT), se pone a disposición de los ciudadanos, cada hora, el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA), que indica a través de una escala de valores y colores, los niveles de contaminación del aire y si se supera el valor recomendado por las autoridades sanitarias para cuidar la salud.

El IMECA califica la calidad del aire con respecto a los contaminantes que se conocen como criterio: dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, ozono, partículas menores a 10 y a 2.5 micrómetros. De acuerdo con el gobierno de la CDMX, este tipo de índice no solo existe en México, en otros países se han diseñado mecanismos de comunicación de riesgos con escalas de valores y colores similares.


Las partículas PM2.5 pueden llegar a instalarse en los pulmones y hasta penetrar en el torrente sanguíneo lo que causaría enfermedades cerebrovasculares, enfermedades del corazón, cáncer de pulmón, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, asma o infecciones respiratorias, como la neumonía.

En la capital mexicana se analizó que gran parte de la contaminación del aire se debe al transporte. Los vehículos son los principales responsables de la mala calidad del aire, ya que producen entre el 53 y el 56% de las partículas suspendidas, según los Indicadores de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

A pesar de que la Ciudad de México se comprometió ante la OMS a establecer estándares para usar vehículos más limpios, introducir transporte público con bajas emisiones de carbono y prohibir vehículos particulares que usen diésel para 2025, las políticas públicas actuales para frenar la contaminación son ineficientes.

Otro de los grandes factores de contaminación es la industria que contribuye con el 12.6% anual de los contaminantes atmosféricos. Las cuatro principales fuentes son:

  • Las plantas de cemento Tolteca y Anáhuac.
  • La refinería de PEMEX en Azcapotzalco.
  • Las termoeléctricas: Jorge Luque y Valle de México; y la refinería de PEMEX, lanzan a la atmósfera el 30% de bióxido de azufre monitoreado.
  • Más de 60 industrias de papel, siderúrgicas y químicas, entre otras.

Cabe destacar que 600 de las industrias asentadas en la capital mexicana son altamente contaminantes. De ellas, sólo una cuarta parte cuenta con equipo anticontaminante, que en muchos casos es insuficiente o imperante.

También afectan a la contaminación de la ciudad, gran parte de las actividades humanas como por ejemplo la agricultura. La producción agropecuaria tiene unos profundos efectos en el medio ambiente en conjunto. Son la principal fuente de contaminación del agua por nitratos, fosfatos y plaguicidas. También son la mayor fuente antropogénica de gases responsables del efecto invernadero, metano y óxido nitroso, y contribuyen en gran medida a otros tipos de contaminación del aire y del agua. Los métodos agrícolas, forestales y pesqueros y su alcance son las principales causas de la pérdida de biodiversidad del mundo.

Otro agravante de la creciente contaminación del aire son las condiciones geográficas de la ciudad. Por estar situada en un valle rodeada de montañas, que es una especie de olla., cuando se reduce la intensidad de los vientos, la difusión de los contaminantes en la atmósfera es mínima. Históricamente ha sido un lugar donde la contaminación queda atrapada.



Finalmente hay condiciones ambientales que conspiran para que la contaminación del aire se multiplique. A mediados de año se produjeron grandes incendios producto de varios factores meteorológicos como las temperaturas por encima del promedio, bajo nivel de precipitaciones y prolongada sequía, mayor radiación solar y un sistema de alta presión que evita la dispersión de contaminantes, que también hacen que las partículas nocivas permanezcan más tiempo en la atmósfera.

Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Apoya nuestro trabajo

Boletín de noticias

Envío semanal de noticias de EcoPortal por correo electrónico