La producción de miel ha disminuido desde los años 1990

La producción de miel ha disminuido desde los años 1990 y esto se debe a que las abejas melíferas, al igual que otros insectos, enfrentan tiempos difíciles en todo el planeta debido a la pérdida de hábitat, el uso de pesticidas y el cambio climático.

La respuesta final sobre el por qué de esta disminución sigue siendo difícil de alcanzar, pero los investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania dicen que finalmente pueden haberla encontrado después de un largo análisis de datos de medio siglo en todo Estados Unidos sobre variables como la productividad promedio por colonia, el uso de la tierra y recursos, uso de herbicidas y anomalías climáticas y meteorológicas.

Ya sabemos que el uso de pesticidas puede dañar a las abejas a largo plazo y que el calor reduce su capacidad de polinizar.
Una nueva investigación identifica otros factores que también influyen.

Lo asombrosamente único de este estudio es que pudimos utilizar datos de 50 años“, dijo Christina Grosinger, profesora de entomología y directora del Departamento de Entomología y Centro de Investigación de Polinizadores de Penn State.

Esto nos permite explorar realmente el papel del suelo, las condiciones climáticas en la ecorregión, la variabilidad climática anual, el uso de la tierra y las prácticas de gestión de la tierra en la disponibilidad de néctar para las abejas y otros polinizadores“.

Cambios en la producción de miel

producción de miel

Grozinger y sus colegas descubrieron, como detallan en su estudio, que los cambios en la producción de miel están relacionados con el uso de herbicidas y el uso de la tierra, que también se ven afectados por las anomalías climáticas.

Las condiciones climáticas y la productividad del suelo (la capacidad del suelo para sustentar cultivos en función de sus propiedades físicas, químicas y biológicas) se encuentran entre los factores más importantes a la hora de evaluar el rendimiento de la miel. Informaron que los estados de regiones cálidas y frías producían mayores rendimientos de miel cuando el suelo era fértil“. Agregaron: “Las condiciones ecológicas climáticas y del suelo determinan el nivel inicial de producción de miel, mientras que los cambios en el uso de la tierra, el uso de herbicidas y el clima influyen en el volumen de producción de miel en un año determinado“.

Desde principios de la década de 1990, el clima se ha vinculado cada vez más a la producción de miel, según Gabriela Quinlan, becaria postdoctoral en el Centro de Investigación de Polinizadores.

No está claro cómo el cambio climático seguirá afectando la producción de miel, pero nuestros hallazgos pueden ayudar a predecir estos cambios“, dice Quinlan. “Por ejemplo, los recursos de polinizadores pueden disminuir en las Grandes Llanuras a medida que el clima se calienta y se vuelve más moderado, mientras que los recursos pueden aumentar en el Atlántico medio a medida que las condiciones se vuelven más cálidas“.

El factor clave que reduce la productividad de los cultivos es la falta de flores para que las abejas recolecten suficiente polen y néctar para comer.

Hay muchos factores que influyen en la producción de miel, pero uno de los principales es la disponibilidad de flores“, explica Grosinger. “Las abejas melíferas son muy buenas recolectoras, recolectan néctar de diferentes plantas con flores y lo convierten en miel. “Me pregunto si los apicultores ven menos miel, ¿eso significa que hay menos recursos florales disponibles para los polinizadores en general? Y si es así, ¿qué factores ambientales estaban provocando este cambio?”

Aquí es donde entra en juego la importancia de la productividad del suelo. Los científicos dicen que las fuentes de polinización están influenciadas no sólo por el contenido de nutrientes del suelo, sino también por otras características como la temperatura, la textura y la estructura.

Por ejemplo, reducir el área utilizada para la producción de soja y aumentar el área de tierra asignada bajo el Programa de Reserva de Conservación de Polinizadores ha tenido un impacto positivo en la producción de miel. Mientras tanto, el aumento del uso de herbicidas está reduciendo la producción de miel, “posiblemente porque la eliminación de las malas hierbas en flor puede reducir la cantidad de fuentes de alimento disponibles para las abejas“, dicen los investigadores.

Nuestros hallazgos proporcionan información valiosa que se puede aplicar para mejorar modelos y diseñar experimentos que permitan a los apicultores predecir la producción de miel, a los productores comprender los servicios de polinización y a los administradores de tierras apoyar a las comunidades de plantas polinizadoras y los servicios ecosistémicos“, dice Quinlan.

Ecoportal.net

Con información de: https://www.sustainability-times.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias