El depósito de combustible doble pared: clave para evitar la contaminación del subsuelo y mucho más

Los depósitos de combustible de doble pared son la solución para evitar la contaminación del subsuelo (o la del hidrocarburo que estará almacenado) en el supuesto de que se produzca alguna fuga o problema con las paredes, tanto de exterior, como de interior.

Los expertos los consideran la mejor opción en el momento en el que se pretende instalar un contenedor para combustible.

Para poder conocer mejor sus prestaciones, en las siguientes líneas hemos preparado un listado de sus ventajas más importantes. Sigue leyendo para descubrirlas.

¿Cuáles son los beneficios de los depósitos de combustible doble pared?

1.      Son más seguros

En comparación con los depósitos de una única pared, o con otros sistemas, los depósitos de combustible de doble pared son mucho más seguros.

  • Por una parte, contribuyen a evitar la formación de vapores volátiles, debido a las posibles fugas. Esta composición de vapores se puede concentrar en desagües y sótanos, lo que supondría un riesgo muy importante para cualquier persona debido a la inhalación de elementos contaminantes.
  • Esta nube de vapores también podría ser la causante de explosiones.
  • Al evitar que se acumule el combustible y los vapores inflamables, también se reduce el riesgo de que se produzcan incendios.
  • Importante: gracias a los sistemas de depósito de combustible de doble pared, es mucho más fácil detectar las fugas de gas de forma temprana. En el caso de que se encuentre alguna, se podrá subsanar antes de que la cosa vaya a más, evitando que se produzca una intoxicación, explosión, o cualquier otro problema.

2.      Ayudan a ahorrar

A priori, los depósitos de combustible de doble pared requieren de una mayor inversión económica. Sin embargo, terminará saliendo rentable para la empresa por las siguientes razones.

  • Cómo se minimiza la pérdida de combustible debido a posibles fugas que pueda haber en el subsuelo, los niveles siempre se mantendrán en los valores que se habían previsto. Así, se evitará el impacto económico que habría que afrontar para reponer dicho combustible.
  • También se reducen los gastos relacionados con el mantenimiento de los sistemas (por ejemplo, las pruebas de estanqueidad que se deben llevar a cabo).
  • Si no se cumple con la normativa vigente, la empresa puede ser sancionada por parte de los inspectores pertinentes. Muchas de estas sanciones son tan graves que pondrán en entredicho la viabilidad de la empresa. Gracias a la inversión en depósitos de combustible de doble pared, no se producirán dichas sanciones.
  • Además, los depósitos de combustibles de doble pared cuentan con sistemas de control mucho más sofisticados que permiten detectar el gas de forma temprana. Así, se podrá corregir a tiempo y esto supondrá un ahorro muy interesante.

3.      Se reduce el impacto en el medio ambiente

Además de ser más seguros y una buena forma de ahorrar para la empresa, también tiene algunos beneficios destacados para el medio ambiente que destacamos aquí:

  • A través de sofisticados sistemas de control, se consigue controlar y eliminar aquellas emisiones de vapores volátiles de forma continuada que se lanzan en otros sistemas. Estas emisiones dañan gravemente el medio ambiente.
  • De igual manera, minimizan y/o disminuyen el deterioro que sufre el suelo. Esta contaminación es el resultado de las fugas de hidrocarburos. El gran problema de la tierra contaminada es que afectará tanto a las personas, como a las plantas y a los animales.
  • Los depósitos de combustible de doble pared también son un interesante recurso para evitar la contaminación en las aguas subterráneas, en pozos o en aguas superficiales (por ejemplo, embalses, lagos, ríos o zonas de costa). Si se contamina este tipo de agua, también se verá afectada la fauna y flora que la habita.
  • Por otra parte, debido a las pequeñas fugas que se pueden presentar en los sistemas convencionales, el agua subterránea también quedaría afectada.
  • Además de todo lo anterior, también ayuda con la preservación del líquido vital.

Algunas consideraciones sobre la instalación de depósitos de combustible de doble pared

Dependiendo de las necesidades que se tengan, estos depósitos podrían ser horizontales, cilíndricos o de doble pared, superficiales o subterráneos.

Es importante asegurarse de que el espacio anular sea capaz de contener las fugas que se presenten en el contenedor primario. En el caso de que se produzca alguna, debe existir un sistema de detección electrónico que pueda captarla a tiempo.

Hace muchos años, estos tanques de almacenamiento de doble pared se construían en acero al carbón. El problema de este material es que se corroía con el paso del tiempo, lo que provocaba la fuga de productos, afectando tanto al medio ambiente, como a las instalaciones, personas, animales y plantas.

Ahora, gracias a las innovaciones, se utilizan materiales de mayor calidad que son perfectamente capaces de aguantar la corrosión, el paso del tiempo, así como otros criterios extremos.

Deja un comentario