¿Cómo es posible que las espinacas congeladas sean más saludables que las frescas?

Las espinacas, así como otras verduras y frutas obtienen sus nutrientes de la tierra. Los van obteniendo progresivamente hasta la madurez.

Cuando compras una espinaca “fresca” en el super mercado, esta ha tenido que ser arrancada de la tierra en una etapa muy temprana y lejana a su madurez. Esto debido a que durante el tiempo que toma desde que la remueven, la empacan, la transportan a veces a otras ciudades, la distribuyen , la codifican y la exponen para su venta en el mostrador del super, ésta sigue madurando.

Este proceso en la mayoria de las ocasiones toma días. Por esto, deben cortarla cuando aún esta muy “nueva” para evitar que en todo este proceso madure y se dañe antes de llegar ser comprada. Por lo tanto, cuando compras estas verduras sólo estas obteniendo un 20% del total se sus nutrientes.

Sin embargo, las espinacas como otras verduras y frutas congeladas (sin aditivos) deben estar listas para consumir en el momento en que se congelan. Ya que el cliente las compra en ese estado para después ser consumidas inmediatamente después de ser descongeladas. Entonces, estas para poder estar listas, se cosechan cuando ya estan “maduras”, listas para consumir, por lo que pasan más tiempo madurando en la tierra.

Estas verduras y frutas congeladas contienen entre el 80 y 90% de los nutrientes que deberían contener. Por eso es mejor comprar las verduras y frutas congeladas que las no congeladas, a menos de que sean producidos localmente y tengas la certeza que son recogidos para ser consumidos inmediatamente, como pasa en los campos y regiones donde se produce y consume todo localmente.

Ecoportal.net

Fuente