Las “superbacterias del espacio” nos amenazan

Las mutaciones de bacterias resistentes llamadas superbacterias del espacio ya son una realidad fuera de nuestro planeta Tierra.

En 2017, la NASA anunció una propuesta laboral para intentar evitar que las superbacterias en el espacio. En aquel momento, el trabajo consistía en prevenir la contaminación extraterrestre en las misiones espaciales de la NASA, por lo que se necesitaba un “oficial de protección planetaria“, según Business Insider.

Cuando los humanos empezaron a viajar por el espacio, también empezaron a contaminarlo. Vuelven, por tanto, las preocupaciones sobre esta situación y las propuestas laborales, ya que su objetivo es conseguir un mejor control de las operaciones ante la necesidad de llevar a cabo nuevas conquistas espaciales.

Superbacterias del espacio y contaminación durante las misiones

Debido a la importancia de las misiones espaciales, el principal problema a resolver es el entorno extraterrestre, que ahora no se encuentra solo, sino que también existen organismos terrestres microscópicos. Por eso, la NASA asegura que estas superbacterias del espacio podrían hacerse aún más fuertes fuera de nuestro planeta, dado que algunos estudios demuestran que las mutaciones van en aumento, es por ello que evitarlo está en nuestras manos.

De hecho, sí, inicialmente tenemos que asegurarnos de que las misiones tripuladas a la Luna o las misiones que devuelven muestras de asteroides no contengan ningún material potencialmente peligroso. El desafío ahora es proteger la Tierra de las superbacterias del espacio y proteger otros mundos de la contaminación que nuestras sondas espaciales podrían transportar.

Desde 1967, esta cuestión ha sido regulada detalladamente en el Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre. La comunidad científica ha expresado su preocupación por evitar la contaminación de los planetas a explorar, pero estas cuestiones se han planteado luego de esa fecha; las misiones espaciales anteriores no han abordado el problema de la contaminación que pueden transportar las naves y los astronautas en lugares como la Luna.

superbacterias del espacio

Aunque la radiación fuera de la atmósfera es muy elevada y a pesar del frío intenso, todavía hay vida que puede aferrarse a cualquier cosa que visite la Estación Espacial Internacional (ISS).

El problema es que estas bacterias en movimiento se han vuelto fuertes ante condiciones tan adversas, causando problemas no solo en los equipos sino también en los planetas; incluso mutan y existe el riesgo de que puedan regresar a la Tierra generando un peligro aún mayor.

Los expertos creen que en un entorno así estas superbacterias pueden ser especialmente peligrosas y actuar como un “séptimo pasajero”, es decir, algunos microorganismos que viven en espacios interiores provenientes de la Tierra pueden afectar la salud de los humanos si ingresan en el entorno donde cuenten con las condiciones para crecer o reproducirse.

Este es un problema importante para los astronautas en vuelos espaciales porque sus sistemas inmunológicos están alterados y no tienen acceso a las sofisticadas intervenciones médicas disponibles en la Tierra porque los vuelos espaciales pueden convertir bacterias inofensivas en patógenos potenciales.

Ecoportal.net

Con información de: https://ecoosfera.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias