Ecovida Vida Consciente

5 cristales que alivian el estrés y restauran tu paz interior

El estrés es, desafortunadamente, una parte inevitable de la vida. Y aunque todos tienen sus propios medios para sobrellevar la ansiedad no solicitada, algo en lo que nunca pensaste es infundir una sensación de calma a través del poder de los cristales curativos. Hay un montón de cristales diferentes que sirven para diferentes propósitos, pero un puñado de estos minerales y gemas son cristales dedicados a aliviar el estrés, en particular.

Sé lo que estás pensando: ¿cómo diablos llevando una piedra conmigo se supone que ayuda a calmarme en momentos de estrés? Por extraño que suene inicialmente, los cristales se han utilizado desde la antigüedad por sus importantes propiedades curativas, y la energía que contiene cada gema puede, de hecho, ayudar a elevar tu estado de ánimo en un instante.

Ahora, no estoy diciendo que mantener una roca de cuarzo blanco en su bolsillo vaya a aliviar todo su estrés por el resto de su vida. Pero junto con la utilización de otros mecanismos de adaptación útiles, como las técnicas de respiración simples y la meditación, los cristales pueden ser una gran adición en el manejo de esos molestos y ansiosos pensamientos que lo consumen todo.

Intenta incluir cualquiera de estas cinco gemas pacíficas en tu día para menos estrés y más paz

1. Ágata de encaje azul 1 para una comunicación clara

Si alguna vez ha estado en una situación con alguien donde la comunicación era muy deficiente y la tensión estaba en su punto más alto, usted sabe cuán estresante puede ser esa mierda. Ninguno de ustedes es capaz de expresar sus sentimientos correctamente y, finalmente, el desacuerdo se sale de control y conduce a sentimientos heridos en cualquier extremo.

Según el recurso en línea Crystal Vaults, el ágata de encaje azul es increíble para superar las dificultades de comunicación y los malentendidos, y toda la tensión ansiosa que traen esas situaciones. Lleve a este chico malo con usted para ayudarlo a superar esas emociones difíciles, sin arruinar la vida.

2. Amatista para un escudo de energía protectora

¿Conoces esos días que sienten que se alargan para siempre, de la peor manera posible? Nada parece ir bien, y sientes que el estrés literalmente te está consumiendo desde todos los ángulos.

La amatista está aquí para rescatarte en esos horribles días, mi amigo. Este encantador cristal de lavanda disipa la negatividad de tu cuerpo mientras simultáneamente atrae todas las vibraciones positivas. De acuerdo con el blog Energy Muse, que pretende “desmitificar el mundo de los cristales”, los cristales de amatista son extremadamente poderosos y literalmente pueden crear un “escudo energético” a tu alrededor para evitar el estrés y la ansiedad.

Sí, puedes atraparme cargando con 20 de estos chicos malos en mi bolsillo la próxima semana.

3. Quarzo Rosa para el cuidado personal

El estrés y la ansiedad son sentimientos muy consumidores, y cuando atacan, puede ser difícil pensar en otra cosa. Sin embargo, el cuidado personal y la compasión son muy importantes durante los momentos en que te sientes mal, y los cristales de cuarzo rosa te sirven de recordatorio.

Se dice que el cuarzo rosa es el cristal del amor y la adoración, ¡y eso puede significar el amor propio o el amor hacia los demás, o ambos! Si lleva uno de estos bebés de color rosa pálido, coloque uno al lado de su cama o coloque uno en su escritorio en el trabajo, le recordará que respire profundamente y por completo, y se sumerja en todo el TLC y el cuidado personal.

4. Quarzo blanco cualquiera y todas las formas de curación

Ya sea que su estrés sea más profundo como la acumulación de múltiples problemas en su vida, o sea una sensación más superficial a causa de una larga lista de tareas o un día frustrante en el trabajo, el cuarzo transparente está aquí para ayudarlo a encontrar ese sentido de paz

Este cristal realmente lo hace todo, y a menudo se lo conoce como el “maestro sanador”. Mantenga cerca un cuarzo transparente y úselo para cualquier cosa que le moleste, porque, sin importar lo que le diga que lo ayude, lo escuchará.

5. Turmalina negra para un enfoque sin estrés

La turmalina negra es un gran cristal para incluir en sus sesiones de meditación debido a su naturaleza de equilibrio y equilibrio. Sostenga uno en la palma de la mano durante una meditación sentada como un recordatorio para liberar la tensión que puede estar sosteniendo en todo su cuerpo.

También puede azotar a este bebé en el trabajo si el parloteo está nublando su mente, y desea inculcar un sentido de concentración durante sus tareas diarias.

Esta piedra versátil y poderosa puede no ser tan colorida o brillante como las otras, pero ya sabes lo que dicen: No juzgues una turmalina negra por su cubierta.

Por Georgina Berbari

Estos artículos también podrían interesarte

Comentarios

Pulsa aquí para hacer un comentario