La economía verde, última frontera del capitalismo (Los tres actores en Río +20: un baile de máscaras)

Del 20 al 22 de junio se va a celebrar en Brasil la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible, más conocida como Río +20 en base a que hace 20 años se había celebrado otra cumbre del mismo tenor y en la misma ciudad. El debate central en esta ocasión estará centrado en lo que se llama “economía verde” que defienden los países ricos, las grandes empresas y los portavoces el neoliberalismo.

Transición, Transformación y Territorio

El debate ambiental, cada vez más, gana y ocupa espacios de reflexión y de acción para buscar comprender los tantos cambios globales de nuestra actualidad y para preparar nuevas mentalidades y habilidades para solucionar los tantos y disimiles problemas socio ambientales y definitivamente abrirnos el camino, hacia un futuro sustentable.

Fukushima y el tsunami nuclear

Se demostró que de las posibles opciones energéticas, la nuclear no es ni segura, ni limpia y abre el debate sobre si además, es pacífica, ya que el “incidente Fukushima” está en camino de ser tan mortífero como las bombas arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki. Pero este Tsunami nuclear, está alcanzando lejanas costas, como las estadounidenses, francesas, alemanas, suecas y belgas. Y no solamente con niveles de radicación que han aumentado, sino en el despertar de inimaginables decisiones políticas sobre el mantenimiento de las centrales nucleoeléctricas.

El corazón del debate será la reducción de gases de efecto invernadero

En la próxima ronda de negociaciones de cambio climático, a realizarse en octubre en China, negociaremos párrafo por párrafo para buscar acercamientos entre las diferentes propuestas que están ahora en el texto de negociación. El corazón de la negociación es en cuanto van a reducir los países desarrollados sus emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos años para limitar el incremento de la temperatura que estamos viviendo en todo el planeta. Bolivia plantea estabilizar el incremento de la temperatura en 1º C y afirma que las reducciones de emisiones de los países desarrollados tienen que ser superiores al 50% hasta 2017 dentro de sus propias fronteras y sin mercados de carbono que traspasan su responsabilidad a los países en vías de desarrollo.

Glaciares, periglaciares y expertos - Informe especial

Es de cínicos ignorar a los movimientos sociales que instalaron el tema glaciar en el capitolio de las leyes argentinas, mientras “peritos” graduados ejercen investigaciones rentadas del CONICET y al día de hoy no coinciden en enunciados que apuntalen una ley de protección de las nacientes del agua, algunos al servicio de las corporaciones mineras. Son los ciudadanos agrupados en asambleas quienes ejercen el más común de los sentidos sin credenciales habilitantes, proponiendo inventariar los glaciares argentinos, de tal forma que ya se prevén análisis de imágenes satelitales y técnicos de campo para que en 180 días –exigencia de la ley que se pretende- se tengan catalogados glaciares y periglaciares en las “áreas prioritarias”. Se ha instalado la trama glaciar en todo el país, a pesar de los expertos tardíos.