África y la U.E. enfrentados por los hipopótamos

El plan de Bruselas para oponerse a una prohibición internacional total del comercio de productos de hipopótamo pone en riesgo a las especies, dice una carta firmada por estados, incluidos Malí, Níger y Senegal

Diez países africanos han acusado a la UE de poner en peligro la supervivencia del hipopótamo común al no apoyar una propuesta de prohibición comercial , en documentos vistos por The Guardian.

Se cree que la caza ilegal de carne y marfil acabó con las poblaciones de hipopótamos en cinco estados africanos: Argelia, Egipto, Eritrea, Liberia y Mauritania. Pero Bruselas planea oponerse a un intento de prohibir el comercio mundial de productos de hipopótamo en una conferencia de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) en Panamá a partir del 14 de noviembre.

Eso, a su vez, ha provocado “graves preocupaciones sobre el futuro de esta especie” de 10 estados (Benin, Burkina Faso, República Centroafricana, Gabón, Guinea, Liberia, Malí, Níger, Senegal y Togo) que han escrito una carta a la Comisión Europea

“Al oponerse abiertamente a nuestra propuesta, la UE está poniendo en peligro las posibilidades de la región de África occidental y central, que son estados del área de distribución de más de la mitad de las poblaciones de hipopótamos, para garantizar adecuadamente la supervivencia de la especie”, dice la carta, fechada el 20 de septiembre. , dice. “Los hipopótamos han estado muriendo en silencio durante 30 años. Debemos actuar rápidamente antes de que se extingan”.

Hipopótamos amenazados ¿pero no lo suficiente?

Los dientes de hipopótamo son apreciados por los cazadores de marfil y se encontraban entre las partes de mamíferos más comúnmente incautadas en 2020, según un informe de la Comisión Europea . Entre 2009 y 2018, los productos de casi 14 000 hipopótamos se comercializaron o enviaron a nivel mundial como trofeos de caza, según la base de datos de comercio de Cites .

A pesar de una población mundial estimada de 115.000 a 130.000, los mamíferos semiacuáticos han sufrido una disminución de la población general de entre el 30 % y el 50 % durante la última década.

En 2016, fueron clasificados como vulnerables a la extinción en la naturaleza en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que decía que las tendencias de población en aproximadamente dos tercios de los estados del área de distribución estaban disminuyendo o eran desconocidas.

Los hipopótamos, el tercer mamífero terrestre más grande después de los elefantes y los rinocerontes, están amenazados por la caza ilegal, la pérdida y degradación del hábitat, la crisis climática y el conflicto con la expansión de los asentamientos humanos.

Jan Pluháček y Rebecca Lewison, copresidentes del grupo de especialistas en hipopótamos de la UICN, dijeron que las poblaciones de hipopótamos “no estaban experimentando estas amenazas por igual. Se observaron disminuciones más sustanciales en los países de África occidental y central frente a poblaciones estables y en aumento en algunos lugares... en los bastiones de África oriental y meridional. Se planea una nueva [evaluación] para 2024 o 2025”.

La postura de la UICN

Un análisis de la UICN para la conferencia de Panamá dijo que debido a que el número global de hipopótamos no ha disminuido en más del 50% durante la última década, la especie "no parecería cumplir con los criterios biológicos para su inclusión en el Apéndice 1", que enumera especies que no pueden ser objeto de comercio internacional debido a los riesgos de extinción.

La comisión está discutiendo su postura final sobre el tema con los países de la UE. Los funcionarios dicen que ni los volúmenes de comercio ilegal ni la disminución de la población entre los hipopótamos son suficientes para justificar una prohibición comercial.

“La comisión se toma muy en serio su compromiso de preservar la biodiversidad”, dijo un portavoz. “La ambición de la UE es dar forma a los esfuerzos globales para detener y revertir el continuo declive de la biodiversidad”.

Las ONG no concuerdan

Doce ONG conservacionistas argumentan, sin embargo, que la posición de la UE sobre los hipopótamos y otras especies está en desacuerdo con su propio principio de precaución y estrategia de biodiversidad.

“Muchas de las posiciones de la comisión reflejan una interpretación muy estrecha de los criterios de inclusión en la lista de Cites”, dicen en una carta firmada por grupos como Humane Society International, Born Free y Pro Wildlife. “La comisión ha ignorado el principio de precaución al señalar las limitaciones en los datos científicos disponibles como justificación para no apoyar las propuestas de inclusión, incluso cuando esas especies se beneficiarían del monitoreo para garantizar que el comercio internacional sea legal y no perjudicial”.

Las especies de reproducción lenta como los hipopótamos solo tienen crías cada dos años, mientras que los cocodrilos pueden poner 60 huevos en una nidada, lo que da como resultado una situación "absurda" en la que las reglas actuales del Apéndice I algún día podrían ayudar a animales que podrían recuperarse rápidamente de la disminución de la población, pero no aquellos que podrían ser eliminados, decía la carta.

En septiembre, el parlamento europeo pidió a la comisión que adoptara una posición más ambiciosa en Panamá y apoyara el estatus del Apéndice 1 para los hipopótamos y otras especies.

Por Arturo Neslen. Artículo en inglés