Un agujero solar de 30 veces el tamaño de la Tierra provocará tormentas geomagnéticas este fin de semana

Las tormentas magnéticas son los principales efectos de los vientos solares rápidos de un agujero solar coronal que mide entre 300.000 y 400.000 kilómetros de ancho.

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA identificó recientemente un enorme agujero coronal cercano al polo sur del Sol. El científico de la División de Ciencias de Heliofísica del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, Alex Young, explicó que el actual agujero coronal mide entre 300.000 y 400.000 kilómetros de ancho, lo que equivale a entre 20 y 30 planetas como la Tierra alineados en fila.

Los agujeros coronales aparecen como áreas oscuras en la corona solar (parte exterior de la atmósfera del Sol), puesto que al ser regiones frías y menos densas que el plasma circundante provocan que no brillen tanto como en otras zonas de la gran estrella.

Al mismo tiempo, son regiones de campos magnéticos unipolares abiertos que permiten que el viento solar escape fácilmente hacia el espacio y dé, como resultado, flujos de viento solar rápidos denominados como 'corrientes de alta velocidad'. De acuerdo con Young, estas corrientes pueden alcanzar velocidades de entre 500 y 800 kilómetros por segundo (km/s).

El agujero coronal provocará tormentas magnéticas

Alex Young comentó que los habitantes de la Tierra empezaremos a notar los efectos de las corrientes de alta velocidad a partir del viernes, ya que las partículas y el campo magnético que transporta el viento solar interactuarán con el campo magnético terrestre, lo que causará perturbaciones temporales. También señaló que los campos magnéticos de los agujeros coronales son menos violentos que los de una eyección de masa coronal, por lo que se espera que aparezca una aurora boreal más vibrante.

Sin embargo, el Centro de Pronóstico del Clima Espacial (SWPC, por sus siglas en inglés) emitió alertas de tormentas geomagnéticas, que está previsto que tengan lugar entre el jueves y el sábado de esta semana. El SWPC precisó que "las alertas se deben, principalmente, a los efectos de las corrientes de alta velocidad del agujero coronal".

Se prevé que una tormenta geomagnética de clase G1 ocurra en las últimas horas del jueves, mientras que el viernes se espera que se produzca una tormenta geomagnética de clase G2. Asimismo, recalcó que "es probable que las velocidades del viento solar superen los 600 km/s" y continúen hasta el sábado, dando lugar a una tormenta G1.

Las tormentas G1 son relativamente débiles y, por lo general, solo causan fluctuaciones menores en las redes eléctricas y alterando algunas funciones de los satélites, incluidas las de los dispositivos móviles y los sistemas GPS. También podría ocasionar auroras boreales. No obstante, las tormentas G2 generalmente provocan alarmas de voltaje en los sistemas de energía a gran altitud e incluso causan daños en el transformador si duran demasiado.

Ecoportal.net

Fuente