Angela Merkel
La canciller alemana Angela Merkel hace una llamada telefónica en un balcón de la Chacellery en Berlín, Alemania, el viernes 20 de septiembre de 2019. (Kay Nietfeld / dpa a través de AP)
Alemania ECO-NOTICIAS

Alemania promete histórico plan de políticas ambientales, destinará 54 mil millones de Euros

Bajo la presión de las protestas ambientales y el creciente apoyo al opositor Partido Verde, el gobierno alemán acordó el viernes un paquete de medidas de 54 mil millones de euros ($ 60 mil millones) para abordar el cambio climático.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el acuerdo alcanzado por los partidos gobernantes durante las conversaciones maratónicas durante la noche aumentaría la contribución del país a la lucha contra el calentamiento global. La mayor economía de Europa tiene como objetivo reducir sus emisiones de efecto invernadero en un 55% para 2030 en comparación con los niveles de 1990.

“Creemos que podemos lograr los objetivos y que realmente hemos sentado las bases para esto”, dijo Merkel a periodistas en Berlín.

Alemania ha sido durante mucho tiempo un líder en protección del medio ambiente, pero en los últimos años se ha quedado atrás de muchos vecinos europeos en parte debido a las persistentemente altas emisiones en el sector del transporte.

La prudente política climática del gobierno contrasta con la opinión de la mayoría de los votantes alemanes de que frenar el calentamiento global es el tema más apremiante del día.

Una encuesta publicada el viernes por la televisión ARD mostró que el 63% de los votantes dijo que el gobierno debería priorizar la protección del clima sobre el crecimiento económico. Solo el 24% dijo que el crecimiento económico debería tener prioridad.

Los estudiantes alemanes han acogido las protestas semanales de la activista adolescente sueca Greta Thunberg, y el viernes organizaron manifestaciones en cientos de ciudades de todo el país. Según la policía, solo Berlín vio a 100,000 personas salir a las calles, con los organizadores reclamando 1.4 millones en todo el país, mientras Merkel describía sus planes cerca.

¿Cuál es el plan?

El objetivo es que el precio del carbono entre en vigencia gradualmente a partir de 2021, con un precio del CO2 aplicado a la gasolina y el diesel, así como al gas y al combustible para calefacción.

Se agregarán tres céntimos de euro iniciales al costo de un litro de gasolina y diésel, que aumentará a entre 9 y 15 centavos para 2026.


El sistema se basará en un intercambio de certificados de emisiones bajo el esquema de comercio de emisiones de la UE. El costo actual de una tonelada de CO2 es de € 26.30 y el gobierno planea elevar el precio a € 35 para 2025 con un tope de € 60.

El llamado gabinete climático de los partidos de la coalición estuvo encerrado en conversaciones durante 19 horas antes de llegar a un compromiso. Los viajeros de larga distancia recibirán un alivio del impuesto sobre el CO2 y habrá incentivos para los residentes que modernicen los sistemas de calefacción con modelos más amigables con el clima. Habrá una prohibición de los nuevos sistemas de calefacción alimentados con petróleo.

Habrá incentivos para comprar automóviles eléctricos, así como paneles fotovoltaicos y un objetivo más alto para la energía de las turbinas eólicas en alta mar.

El IVA (impuesto a las ventas) sobre los boletos de tren caerá del 19% al 7% el 1 de enero de 2020 y el operador Deutsche Bahn dijo que renunciaría a cualquier aumento de precios. Se planea una inversión anual adicional de mil millones de euros hasta 2030 para modernizar y expandir la red ferroviaria para hacer frente al aumento esperado de pasajeros.

¿Porqué ahora?

Alemania está en camino de perder su objetivo de 2020 de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de 1990 en un 40%, por lo que ahora se está centrando en 2030.

El canciller dijo que las posibilidades de alcanzar el objetivo 2030 eran mejores ahora que las de alcanzar el objetivo original 2020. Su colega del partido, Annegret Kramp-Karrenbauer, dijo que el objetivo final era ser neutral en carbono para 2050 y dijo que el nuevo paquete era ambicioso.

Pero la reacción en Alemania al paquete ha sido genial. Los comentaristas se sorprendieron de que el precio de una tonelada de CO2 no aumentara durante varios años.

Fridays for Future, que está detrás de las protestas por el cambio climático global en Alemania y en todo el mundo, se quejó de que las medidas no tenían nada que ver con limitar el aumento de las temperaturas globales a 1.5 ° C y que la sociedad alemana había ido mucho más allá de su gobierno sobre el cambio climático.

“Esto no es un gran avance hoy, es un escándalo”, se quejó la destacada activista climática Luisa Neubauer, llamando la atención sobre el número “histórico” de manifestantes en el centro de Berlín.

El FDP liberal se quejó de que el paquete carecía de visión mientras que el izquierdista Die Linke dijo que era “un mosaico de medidas en gran medida ineficaz”.

Merkel, quien fue ministra de medio ambiente durante la primera conferencia climática de las Naciones Unidas en 1995, dijo que planea decirle a sus líderes mundiales en una cumbre de la ONU en Nueva York el lunes que Alemania cumple con su objetivo a largo plazo de reducir las emisiones a cero neto para 2050 .

Pero admitió que su gobierno no puede garantizar que el último plan alcance el objetivo 2030, y mucho menos el objetivo a largo plazo más ambicioso.

Fuentes: apnews.com , BBC

Compártelo en tus redes

Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

  • Las grandes empresas capitalistas, causantes principales del calentamiento global, han conseguido que los trabajadores paguemos –y contentos y felices de hacerlo– sus cosméticos paliativos al desastre medioambiental por ellas creado. Si bien conocían perfectamente hace más de setenta años lo que ahora íbamos a sufrir, sólo desde hace pocos años lanzaron desde sus medios de comunicación lo de la “emergencia climática” para que paguemos felices, y también por supuesto mediante sus gobiernos títeres, o la Greta de turno: todo para evitar que la gente nunca se de cuenta de que el problema no es el clima, es el capitalismo.
    Alemania: 53.000 millones de euros de los alemanes, para la reducción de CO2 en doce años de 300 millones de toneladas… que es lo mismo que China e India emiten en diez días.