Argentina

El rápido crecimiento de los bonos verdes

La mayoría de los países que se han sumado a la lista creciente de los interesados en usar la energía geotérmica debieron afrontar grandes desafíos económicos.

Por Desmond Brown

El director general de la Agencia Internacional de Energía Renovable (Irena), Adnan Z. Amin, dijo que los esfuerzos de su organización para “duplicar la energía renovable” y alentar a los inversores han dado frutos, como el esfuerzo para promover la alternativa geotérmica en América Latina.

Tenemos nuevos modelos de financiación que son inversiones de reducción de riesgo y disminución del costo de capital, históricamente una barrera para las energías renovables”, explicó Amin a IPS, refiriéndose a la financiación a través de bonos verde como una de las últimas innovaciones en materia de inversión en las alternativas limpias.

Los bonos verdes llegaron a 14.000 millones de dólares en 2013 y se estima que asciendan a 40.000 millones de dólares este año y hasta 100.000 millones, el que viene.

“Eso cambia las expectativas respecto del modelo tradicional de inversión, en el que siempre se esperaba que los países en desarrollo pidieran fondos multilaterales baratos para desarrollar su sector energético”, explicó Amin.

“Ya no es así. Lo que ocurre es que el negocio de las energías renovables está totalmente establecido en muchos de esos países, se pusieron en marcha fuentes de financiación y se realizan esfuerzos ambiciosos para reformar el marco legislativo y político, abriendo así el mercado de las alternativas renovables”, añadió.

La propuesta para crear una agencia internacional especial para este sector surgió en 1981 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Nuevas Fuentes Renovables de Energía, en Nairobi.

Irena se fundó oficialmente en Bonn el 26 de enero de 2009. Fue un logro significativo para el mundo que se difundieran las energías renovables y una clara señal de que el paradigma global en la materia estaba cambiando a raíz del creciente compromiso de los gobiernos.

“La razón por la cual estamos mucho más integrados en la discusión climática ahora es porque la energía será una gran parte de la solución a las emisiones de carbono en el futuro”, precisó Amin.

“Sabemos que el actual sistema de producción de energía es responsable de 80 por ciento de las emisiones de carbono globales. Solo la generación eléctrica representa 40 por ciento de ellas y vivimos en un mundo que experimenta cambios drásticos”, explicó.

Irena fijó 2030, cuando se estima que el planeta tendrá unos 8.000 millones de habitantes, como punto de referencia para el despliegue total de la energía renovable.

“Esas 8.000 millones de personas necesitarán alrededor de 60 por ciento más de energía actualmente disponible, y con el actual nivel de emisiones si no pasa nada, tendremos 450 partes por millón de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera, más allá de lo cual es probable que el cambio climático sea catastrófico para 2040”, detalló Amin.

“Tenemos esta pequeña ventana de oportunidades para hacer un duro esfuerzo para controlar las emisiones de los sistemas de energía”, añadió.

Un nuevo programa diseñado para respaldar el desarrollo de la energía geotérmica en América Latina fue lanzado el martes en la capital de Perú en el marco de la 20 Conferencia de las Partes (COP 20) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUC), que comenzó el 1 de este mes y terminará este viernes 12 o más probablemente el sábado 13.

La participación de Perú en la Entidad de Desarrollo Geotérmico forma parte de su plan de que 60 por ciento de la generación eléctrica proceda de alternativas renovables para 2025.

A principios de este año, el gobierno peruano e Irena realizaron una evaluación sobre la preparación del país para las energías renovables. El documento identifica medidas necesarias para ampliar la participación de este sector en Perú, así como complementar mejor la electrificación rural y mejorar los esfuerzos actuales para desarrollar biocombustibles.

La evaluación determinó que los vastos recursos renovables sin explotar de Perú podrían desempeñar un papel clave en garantizar la energía necesaria para incentivar la expansión económica, al tiempo que se preserva el ambiente.

También subrayó la necesidad de preparar la incorporación de la energía renovable en los planes de ampliación de la red de suministro, en especial porque fuentes como la solar y la eólica podrían cubrir la futura demanda de electricidad.

Con la actual participación de las alternativas limpias en la matriz global en 18 por ciento, Irena espera que este se duplique para 2030.

Pero un análisis de los planes que las grandes compañías tienen entre manos para ver cuál es la trayectoria de las inversiones renovables y la descarbonización concluirá que seguirán haciendo lo mismo, con un aumento de entre tres a 21 por ciento para fines de 2030.

Amin se reunió con la costarricense Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la CMNUCC, para discutir el papel clave de las energías renovables en la lucha contra el cambio climático

En las conversaciones se señaló que más de 80 por ciento de las emisiones de CO2, derivadas de las actividades humanas, proceden de la quema de combustibles fósiles. De las cuales 44 por ciento, derivan del carbón, 36 por ciento del petróleo y 20 por ciento del gas natural.

“La energía debe ser nuestra prioridad para disminuir las emisiones de CO2”, remarcó Amin.

Ryan Gilchrist, director adjunto de desarrollo empresarial en UGE International, una empresa de energías renovables, dijo que los países caribeños pueden mejorar sus atribuladas economías persiguiendo la energía limpia.

“La mayoría de los países del Caribe dependen de la importación de gasóleo para generar electricidad, que es caro, sus precios son volátiles y produce emisiones de CO2 que contribuyen al cambio climático”, dijo Gilchrist a IPS.

“La energía solar puede resolver esos desafíos en el Caribe, ofreciendo una alternativa más barata y limpia. Las islas caribeñas están particularmente amenazadas por el cambio climático y el aumento del nivel del mar, pero también tienen mucho para ganar, pues tienen abundante luz solar y viento que puede ofrecerles alternativas limpias”, añadió.

Gilchrist dijo que el costo elevado de la energía en las islas, sumado a la caída del precio de la tecnología solar, significa que la energía renovable ya es competitiva en la mayoría de los países del Caribe.

Hay numerosos mecanismos de financiación que eliminan el costo inicial de la tecnología, permitiendo ahorros desde el primer día.

Ecoportal.net

IPS

Noticias http://www.ipsnoticias.net/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Busca en EcoPortal

TU APOYO ES IMPORTANTE!!!

Llamamiento

Posts más compartidos