Planta de energía eléctrica
Imagen de Steve Buissinne en Pixabay
ECO-NOTICIAS Europa

Gran parte de Europa se despide del carbón. Faltan comenzar sólo 4 países

Europa estuvo una vez unida inextricablemente al carbón. Fue el carbón el que hizo que ocurriera la Revolución Industrial y el que impulsó el dominio económico del continente. Sin embargo, por fin está saliendo y rápido.

El año pasado, el uso del carbón disminuyó en un 24% en la generación de energía dentro de la Unión Europea, según un nuevo informe del grupo de expertos alemán Agora Energiewende. “La generación con carbón duro disminuyó en un 32%, mientras que el lignito disminuyó en un 16%. Este desarrollo está impulsado por los aumentos de precios de CO2 y el despliegue de energías renovables”, señala el informe.

«El gas reemplazó alrededor de la mitad del carbón, solar y eólica la otra mitad», agrega. «La disminución continuará: Grecia y Hungría se comprometieron en 2019 a eliminarlo, lo que elevaría el total de estados miembros a la eliminación gradual, a 15. Solo Polonia, Rumania, Bulgaria y Eslovenia aún no han comenzado».

Suecia y Austria han sido los últimos países en eliminarlo de la producción nacional de electricidad al cerrar sus últimos planes de energía de este mineral. El mes pasado, Suecia cerró su única planta de cogeneración a carbón restante, que se lanzó en 1989 para proporcionar calor y electricidad a las personas en Estocolmo. La misma semana, Austria cerró su propia planta de este mineral, que presta servicios a una red de calefacción urbana en un municipio al sur de Graz.

Ambos países se despidieron del carbón con mucha anticipación en lo que con razón ha sido «un hito» para la energía limpia en el continente. «Con Suecia liberando carbón en la misma semana que Austria, su trayectoria descendente en Europa es clara», enfatizó Kathrin Gutmann, del grupo de presión Europe Beyond Coal. «El carbón está ahora en declive terminal en toda Europa».


Suecia y Austria han seguido los pasos de Bélgica, que fue el primer país de la UE en suspender el uso de este mineral para la generación de calor y energía en 2016.

Varios países europeos se han comprometido a dejar de usar carbón en los próximos años, incluidos Francia, Italia, Portugal, el Reino Unido e Irlanda. Mientras tanto, Grecia, los Países Bajos, Finlandia, Hungría y Dinamarca han dicho que dejarán de usarlo para la generación de electricidad a fines de la década. Alemania, un importante usuario, hará lo mismo dentro de dos décadas, según los planes.

Junto con la eliminación gradual, las energías renovables han ido ganando terreno dentro de la UE. «Por primera vez, la energía eólica y solar combinadas proporcionaron más electricidad que carbón, contribuyendo con el 18% de la electricidad de la UE en 2019. Esto es más del doble de la cuota de mercado desde 2013», explica Agora Energiewende.

«El aumento en la generación de energía eólica y solar fue más fuerte en Europa occidental, mientras que Polonia y Grecia han comenzado a participar», explica el grupo de expertos, agregando, sin embargo, que «el resto del este de Europa está significativamente rezagado».

Artículo en inglés


Compártelo en tus redes
Suscríbete a nuestro boletín semanal de noticias
También podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario

Contamos con el apoyo de

Ecosuitcaves

Puedes apoyar nuestro trabajo