escarabajos insectos
imagen: Pixabay
ECO-NOTICIAS Internacionales

Cómo podríamos evitar el apocalipsis de los insectos

Un apocalipsis se cierne sobre los insectos en todo el mundo, ya que legiones de ellos están sucumbiendo a una serie de tensiones que van desde la agricultura intensiva hasta el cambio climático. Incluso si no eres fanático de los bichos espeluznantes, esto debería alarmarte ya que los insectos realizan funciones ecológicas vitales, sobre todo al actuar como potentes polinizadores.

De hecho, las tres cuartas partes de los cultivos alimentarios y cuatro de cada cinco plantas silvestres dependen de abejas, avispas, moscas, mariposas, polillas y escarabajos para reproducirse. La pregunta es ¿qué sucede si la mayoría de estos insectos desaparecen de los hábitats agrícolas y naturales por igual?

Un equipo de científicos de la Universidad Julius-Maximilians en Würzburg, Alemania, decidió descubrirlo explorando cómo un clima cambiante y un uso intensivo de la tierra afectan la diversidad de insectos polinizadores a escala local y de paisaje en todo el estado alemán de Baviera.

Los científicos examinaron más de 3200 especies de polinizadores de 179 lugares en varios hábitats, desde bosques hasta pastizales, tierras cultivadas y áreas urbanas. Como las abejas, moscas, escarabajos, mariposas y polillas responden de manera diferente a condiciones cada vez más cálidas y secas, los polinizadores tienden a homogeneizarse más en climas más cálidos a expensas de la diversidad, informan los científicos.

“[A]demás de la importancia de los recursos florales y los efectos negativos de la intensificación del uso de la tierra, las condiciones climáticas juegan un papel cada vez más importante para el mantenimiento de la diversidad de polinizadores”, observa el Prof. Ingolf Steffan-Dewenter, quien trabaja en el Departamento de la universidad, de Ecología Animal y Biología Tropical.

“Por ejemplo, la combinación de altas temperaturas y bajas precipitaciones afectó negativamente a la diversidad total de polinizadores, mientras que la riqueza de abejas en las zonas urbanas se vio afectada negativamente por temperaturas medias más altas”, añade el científico.

Refugios mundiales para los insectos

Sin embargo, es importante señalar que en paisajes que tienen proporciones más altas de áreas boscosas, las comunidades de polinizadores más diversas pueden continuar prosperando, ya que los bosques “pueden amortiguar los efectos del calentamiento climático hasta cierto punto”, en palabras de Cristina Ganuza, estudiante de doctorado en la universidad quien fue un miembro clave del equipo de investigación.

“Llegamos a la conclusión de que una gran proporción de la tierra boscosa en el paisaje podría servir como refugio para los insectos del calentamiento climático. Es probable que esto se deba a que los bosques y los bordes de los bosques brindan condiciones en gran medida naturales que amortiguan el calor extremo y la sequía en comparación con los hábitats más influenciados por los humanos”, dice Ganuza.

Para que los ecosistemas funcionen correctamente, se necesita una gran diversidad de polinizadores, ya que varias especies de plantas dependen de varios polinizadores. “Sin embargo, la combinación del cambio climático en curso y el uso actual de la tierra solo permitirá que ciertas especies de polinizadores sobrevivan en diferentes tipos de hábitat”, advierte Ganuza.

En paisajes urbanos donde las temperaturas son especialmente altas, en parte como resultado del efecto isla de calor, reverdecer áreas más grandes puede garantizar que los insectos encuentren refugio seguro en pueblos y ciudades. “Esto podría llevar a que más especies de abejas puedan vivir en áreas urbanas”, explica el biólogo.

Por Daniel T. Cross. Artículo en inglés

Acerca del Autor

Daniel T Cross

Daniel T Cross, es un escritor y editor experimentado que ha trabajado para varios periódicos y revistas prominentes en todo el mundo, incluidos The Christian Science Monitor, The Washington Post, The National Post, The Guardian, The Jerusalem Report, The South China Morning Post, The Bangkok Post y The Sydney Morning Herald. Como periodista, ha cubierto numerosos temas ambientales en profundidad.

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario