Internacionales

9 películas que harán que tus hijos amen la naturaleza

Te presentamos una serie de películas para que veas con tus hijos, con la colaboración de Mario Rodríguez, director de Greenpeace. Para Naciones Unidas esta semana es “uno de los principales vehículos para fomentar la sensibilización mundial sobre el medioambiente y promover la atención y acción política al respecto”. Fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972, coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre medioambiente, la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Ambiente Humano.

Entre los objetivos de esta semana mundial están darle cara humana a los problemas ambientales; “motivar que las personas se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo; promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación, la cual garantizará que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más próspero y seguro”, añaden desde la ONU.

El tema de 2016 es la lucha contra el comercio ilícito de fauna y flora silvestres, y su lema Vuélvete salvaje por la vida (Go Wild for Life), que anima a difundir la información sobre los delitos contra la naturaleza y el daño que hacen.

“En este Día Mundial del Medio Ambiente, insto a las personas y los gobiernos de todo el mundo a que superen la indiferencia, combatan la codicia y actúen para preservar nuestro patrimonio natural en beneficio de las generaciones presente y futuras”, declaró Ban Ki-moon, secretario general de la ONU.

Las películas que respetan y aman la naturaleza son esenciales para el crecimiento de los más pequeños. Ver cine, disfrutar del cine, muchas veces puede ser un camino maravilloso para aprender y concienciarse del medioambiente en edades muy tempranas. Prepara las palomitas y todos al sillón para disfrutar de  este maratón:

La selva esmeralda (1985)

“Es una película antigua, pero sigue siendo un referente para el mundo ecologista. De hecho, es, de alguna manera, una peli que nos ha marcado a todos”, explica Mario Rodríguez, director de Greenpeace.

El Olivo (2016)

Es la última película de Iciar Bollaín. “Representa la defensa del medioambiente en estado puro, porque es la lucha por lo nuestro, por lo cercano y algo tan sencillo como un olivo es igual que un mundo, una vida”, dice Rodríguez.

Avatar (2009)

“Tiene una parte bélica y violenta que lógicamente no nos gusta pero es cierto que representa numerosos valores que nosotros defendemos, como la defensa de la naturaleza, el medio ambiente y los hábitats frente a la especulación y la destrucción”, añade este experto.

Y nuestra sugerencia es Bailando con lobos (1990). Tras la Guerra de Secesión (1861-1865) y en plena colonización del Oeste (1785-1890), el teniente John J. Dunbar se dirige a un lejano puesto fronterizo que ha sido abandonado por los soldados. Su soledad lo impulsa a entrar en contacto con los indios sioux; así es como conoce a “En pie con el puño en alto”, una mujer blanca que fue adoptada por la tribu cuando era niña. Poco a poco, entre Dunbar y los sioux se establece una relación de respeto y admiración mutuos. Sin olvidar, la relación que establece con Calcetines, un lobo, que maravillará a tus hijos.

Animación que narra el desastre ambiental con humor y ternura.

Si tus hijos no han visto toadavía Ice Age (2002), no se la pueden perder. La película narra cómo la Tierra vive un período de glaciación. Es la Edad del Hielo y la tercera parte del planeta está cubierto por una superficie gélida. Todo bicho viviente debe emigrar a tierras más cálidas para sobrevivir. El hombre también. Lo que pasa es que un grupo, con las prisas, pierde a su bebé. Este es recogido por Manfred, una mamut, y Sid, un oso perezoso. Cuando puedan, devolverán al crío a su familia humana. Los chistes en torno a la evolución y la extinción de especies también tienen su gracia.

Wall-e Batallón de limpieza (2008), la ternura en medio de la destrucción. La ganadora del Oscar a la Mejor Película de Animación en 2009 cuenta la historia de un pequeño robot, diseñado para limpiar la basura que cubre la Tierra después de que fuese devastada y abandonada por el ser humano en un futuro lejano. Es un cuento con moraleja para todas las edades, ya que predice lo que podría pasar si se permite que los hábitos insostenibles de la humanidad continúen sin cesar.

La Princesa Mononoke (1997)

Con el fin de curar la herida que le ha causado un jabalí enloquecido, el joven Ashitaka sale en busca del dios Ciervo, pues solo él puede liberarlo del sortilegio. A lo largo de su periplo descubre cómo los animales del bosque luchan contra hombres que están dispuestos a destruir la Naturaleza. La película ofrece una visión más compleja acerca del papel de la madre naturaleza y de la lucha del ser humano por controlar todo el entorno, sin importarle las consecuencias más allá de sus propios objetivos. Además, es una oportunidad para iniciar a los niños en el cine de Hayao Miyazaki.

Y documentales asombrosos:

El viaje del emperador (2005): En el mar se desenvuelve como pez en el agua, pero en tierra su andar es torpe. Es un documental sobre la emigración de los pingüinos en la Antártida, donde cada año, comienza un emocionante y hermoso viaje. Ganador de un Oscar, narra cómo cientos de miles de pingüinos emperador abandonan la seguridad del océano para adentrarse en la desértica tierra helada. Una región tan dura y extrema que ningún otro ser vivo se atreve a habitar.

Las Estaciones (2015)

“Es un precioso documental de Jacques Perrins y Jacques Cluzaud que recorre la evolución de la naturaleza a través de los cambios estacionales”, según explica  Rodríguez.

Ecoportal.net

El País

http://elpais.com/

Estos artículos también podrían interesarte

Agrega un Comentario

Pulsa aquí para hacer un comentario