Cómo preparar una infusión relajante


Beber una infusión relajante es una de las diversas formas que existen para promover la relajación. Las hierbas se han utilizado durante siglos para promover el bienestar, y resultan muy efectivas.

  • Infusiones: Las hierbas se pueden preparar en agua caliente y beberse calientes o frías.
  • Tinturas: Las tinturas son concentrados de hierbas en alcohol que se pueden tomar por vía oral.
  • Cápsulas: Las cápsulas son una forma conveniente de tomar hierbas.
  • Aceites esenciales: Los aceites esenciales se pueden difundir en el aire o añadirse a un baño.

Así se prepara una infusión relajante

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharada de hierbas secas (a elegir entre tilo, manzanilla, lavanda, valeriana, melisa, etc.)
  • Miel o azúcar (opcional)

Preparación:

  1. Calienta el agua sin que llegue a hervir. La temperatura ideal es entre 80 y 90 grados Celsius.
  2. Añade las hierbas secas al agua caliente.
  3. Deja reposar la infusión durante 5 a 10 minutos, dependiendo de la hierba utilizada.
  4. Cuela la infusión y disfruta.

Consejos par tu infusión relajante

  • Puedes añadir una pizca de canela o jengibre a la infusión para darle un sabor más especiado.
  • También puedes añadir unas gotas de limón o naranja para darle un toque cítrico.
  • Si quieres endulzar la infusión, puedes añadir miel o azúcar al gusto.
  • Para una experiencia más relajante, bebe la infusión caliente en un ambiente tranquilo.

Plantas con propiedades relajantes

  • Tilo: Es una de las plantas más utilizadas para combatir el insomnio y la ansiedad.
  • Manzanilla: Es una planta con propiedades calmantes y digestivas.
  • Lavanda: Es una planta con propiedades sedantes y antiestrés.
  • Valeriana: Es una planta con propiedades sedantes y tranquilizantes.
  • Melisa: Es una planta con propiedades calmantes, antidepresivas y digestivas.

Precauciones:

  • Si estás embarazada o lactando, consulta con tu médico antes de tomar cualquier infusión.
  • Si estás tomando algún medicamento, consulta con tu médico para asegurarte de que no hay interacciones con la infusión.

Otros consejos para relajarte en casa

Crea un ambiente relajante en tu casa. Apaga las luces, enciende velas y pon música relajante. Toma un baño caliente con aceites esenciales o sales de Epsom. Bebe una taza de té de hierbas caliente. Lee un libro o escucha música relajante. Haz ejercicios de respiración profunda o meditación.

Recuerda:

Las infusiones relajantes son un remedio natural que puede ayudarte a reducir el estrés, la ansiedad y el insomnio. Sin embargo, no son un sustituto de la atención médica. Si tienes problemas para dormir o estás muy ansioso, consulta con tu médico.

Ecoportal.net

Con información de: https://mejorconsalud.as.com/

Recibir Notificaciones OK No gracias