Los elefantes más ancianos y sabios calman a los jóvenes

Los elefantes machos más viejos, suelen ser objeto de la caza furtiva. Cuando faltan en el grupo, el resto de machos es más propenso a volverse agresivo, incluso contra objetivos como ganado, vehículos y otras especies. La razón, según un nuevo estudio, es que los ejemplares más experimentados tranquilizan a los machos más jóvenes e inseguros.

La ausencia de elefantes adultos, debido a la caza ilegal en busca del marfil, genera un problema que repercute no solo en el propio grupo de estos animales, sino también en otras especies, incluidos los humanos.

Según un nuevo estudio, liderado por la Universidad de Exeter en Reino Unido, en colaboración con Elephants For Africa, sin los ejemplares más sabios y viejos aumentan los conflictos entre las personas y la fauna salvaje.

La razón es que los elefantes más jóvenes se vuelven más agresivos cuando faltan los mayores, hasta el punto de atacar vehículos y otros animales. Por eso, los autores sugieren que son los individuos más experimentados los que tranquilizan al grupo.

Parece que la presencia de elefantes más expertos y viejos en los grupos puede desempeñar un papel clave a la hora de mantener tranquilos a los machos más jóvenes y menos experimentados y de reducir su percepción del nivel de amenaza actual, lo que significa que hay menos riesgo de agresión hacia los humanos y otras especies”, recalca la autora principal, Connie Allen, del Centro de Investigación en Comportamiento Animal de Exeter.

elefantes, caza furtiva, agresividad, comportamiento animal

Para llegar a estas conclusiones, el equipo examinó el comportamiento de 281 elefantes machos en una zona exclusivamente masculina del Parque Nacional de Makgadikgadi Pans (Botsuana) durante un periodo de tres años. Los elefantes se dividieron en cuatro grupos de edad, adolescentes (10-15 y 16-20 años) y adultos (21-25 y más de 26 años).

Los resultados revelaron que, al haber menos elefantes macho viejos, el resto del grupo era más propenso a ser agresivos con objetivos no elefantes, como vehículos, ganado y otras especies. Fueron los elefantes adolescentes, en particular, los que se mostraban más temerosos con estos objetivos cuando estaban solos en comparación con otros machos. Esto indica que los adolescentes socialmente aislados también pueden constituir una mayor amenaza para las personas.

Nuestra investigación llama la atención sobre lo que suele ser un área bastante olvidada en el comportamiento animal: las complejas relaciones y conexiones que se dan entre los machos en las sociedades exclusivamente masculinas que no se reproducen”, señala Allen.

Reducir los conflictos con humanos

Los autores indican que, alternativamente, los machos más viejos pueden vigilar que otros más jóvenes ataquen a las personas u otros objetivos. Entender estas causas de agresividad es esencial para evitar los conflictos entre humanos y elefantes, apunta el profesor Darren Croft, de la universidad británica.

Contrariamente a lo que se piensa, los machos ancianos, que se convierten en trofeos de caza, desempeñan un papel importante en la formación del comportamiento de los más jóvenes. “Estos resultados proporcionan un mensaje importante para los gestores de la vida silvestre y sugieren que la eliminación de los elefantes macho viejos de las poblaciones podría conducir a un aumento de los conflictos entre el hombre y la vida silvestre”, añade Croft.

Para ello, la gestión de la vida silvestre debería basarse en cómo interactúan entre sí estos animales. “Las futuras investigaciones sobre el comportamiento social seguirán mejorando los esfuerzos de conservación de esta especie emblemática”, concluye Lauren Brent, de la Universidad de Exeter.

Referencia:

Connie Allen et al. “Reduced older male presence linked to increased rates of aggression to non-conspecific targets in male elephants” Proceedings of the Royal Society B

Ecoportal.net

Fuente

Deja un comentario